Con tristeza he escuchado a varias personas quitarle mérito o hablar en tono burlesco de la actuación de los Teros en el mundial de Rugby que se está disputando en Australia minimizando así el triunfo obtenido ante Georgia (24-12).

Sobre el punto quisiera hacer dos puntualizaciones:

1) El triunfo de los Teros hoy es comparable al triunfo de un seleccionado uruguayo de fútbol en un mundial, donde se sabe de antemano, que es casi imposible que la celeste sea campeona del mundo. Se minimiza la victoria ante Georgia cuando en fútbol, desde el 21 de junio de 1990, Uruguay no gana un partido por Copa del Mundo. Claro, esa vez se le ganó a la potencia de Corea del Sur con un gol en la hora y en off side.

2) Se dice que Georgia es un equipo débil y que Los Teros sólo fueron a ganar ese partido. Debe recordarse que:

– en 1950 ganando un solo partido (a la poderosa Bolivia y por 8 a 0) ya estábamos en el cuadrangular final;

– en 1986 el partido más fácil era contra el debutante Dinamarca y no sólo no ganamos, sino que pasamos la vergüenza más grande de la historia (1-6);

– en ese mismo mundial pasamos a octavos de final luego de colgarnos del travesaño para empatar a cero contra el mediocre Escocia que nunca pasó la primera ronda de un Mundial;

– lo mismo en el pasado mundial donde nunca fuimos protagonistas y otro debutante nos humilló por 45 minutos (Senegal 0-3).

Así que muchachos, ni tanto ni tan poco, resaltemos la actuación de deportistas que con mucho sacrificio y amor a la camiseta (cosa que falta en muchas selecciones de fútbol de nuestro país) le dieron una alegría a todos los uruguayos.

Anuncios