URUGUAY 4-0 CHILE (3RA FECHA ELIMINATORIA 2014)

Hace un rato llegué del Estadio realmente impactado por el triunfo que obtuvimos ante Chile.

De cara a la próxima fecha donde tenemos libre, es de destacar que pase lo que pase y dada la gran cantidad de goles a favor que tenemos, salvo que haya alguna goleada superior a 4 goles, seguiremos primeros sin jugar.

Lo de hoy lo recordaré principalmente por dos motivos:

1) Por ser uno de los mejores partidos que vi de Uruguay en el Estadio. Fue un verdadero paseo y más allá de alguna jugada aislada de Chile que nos pudo poner en aprietos en algún momento, dominamos de principio a fin en todos los sectores de la cancha.

La defensa no tuvo errores, el medio campo marcó y presionó todo el tiempo, y arriba no hay mucho que decir mas que …

Suárez contra Chile2) Suárez pasó a ser el mejor delantero que vi ponerse la camiseta de Uruguay; mejor dicho, el jugador más desequibilibrante que vi jugar en la selección.

Hasta hoy ese lugar lo tenía reservado para Rúben Sosa por el período 89-90 (Copa América y Eliminatorias) donde por 15 partidos hizo lo que quiso, nos llevó de la mano a una final continental y nos clasificó -solito- a Italia 90.

Que se entienda bien, no estoy hablando del más goleador -que pronto lo será-, del que ha ganado más títulos, ni siquiera lo comparo técnicamente con algún otro delantero de los que ha pasado por Uruguay en 111 años de historia.

Me refiero a aquél que de acuerdo a su capacidad, manera de jugar del equipo y compañeros que tiene, ha logrado no sólo destacarse individualmente sino obtener resultados exitosos para el seleccionado.

Suárez hace un año y medio venía ya con una regularidad pocas veces vista. En el mundial jugó muy bien (por no exagerar), en la Copa América fue impresionante y en estas tres fechas de eliminatorias hizo absolutamente de todo.

Lo de hoy es difícil de calificar. Estuvo preciso, asistió a sus compañeros, bajó pelotas de aire que parecían imposibles, hizo goles de derecha, izquierda, cabeza, brazo; provocó faltas, marcó, pateó bien el 95% de las pelotas quietas, tiró pelotas en el palo, etc, etc.

Por otro lado el técnico demostró estar a la altura de las circunstancias y tras el término del primer tiempo, sabiendo que se podía aplastar al rival, ordenó salir a presionar en todos los sectores; incluso sacó un volante (Ramirez) para poner otro delantero (Abreu) cuando todos pensábamos que entraba algún defensor o mediocampista para aguantar el resultado.

Más allá del resultado destaco fundamentalmente a los 4 defensores, especialmente a Palito y Cáceres, que se aburrieron de hacer el 2-1 y llegar por los laterales.

Lo de Palito en los últimos 20´ fue demasiado (para él) pero la demostración que lo de la Copa América no fue casualidad.

Lo del “Pelado” no llama la atención. Lejos es el jugador más técnico de toda la defensa. Marcó su sector, cubrió en varios momentos las espaldas de los centrales y se aburrió de subir con criterio y precisión al punto de ponerle la pelota en la cabeza a Suárez para el tercer gol.

Sirvió además para demostrar quién es el que tiene que jugar por el lateral derecho; sabemos que Maxi Pereira juega porque no hay otro que dignamente pueda cubrir ese puesto.

De todas maneras no es momento para cuestionar nada, lo de hoy ha sido extraordinario. Lo de Luis Suárez ha sido superlativo. Con 36 años puedo decir que he visto al delantero más desequilibrante de la historia del seleccionado nacional.

Arriba Uruguay!

Anuncios