Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

mes

agosto 2015

PENAL Y GOL ES GOL

Desde niño me acostumbré a escuchar la frase “penal y gol es gol”. Pasó el tiempo y en cada transmisión de un partido me terminaron haciendo creer que “en el penal NO había ley de ventaja”.

Eso hasta que pude leer y aprender el Reglamento FIFA sobre las leyes del juego. Su simple lectura no deja dudas; efectivamente, penal y gol es gol.

Pongamos un ejemplo. Qué hubiera pasado si “la mano de Suárez” contra Ghana en lugar de convertirse en un despeje hubiera: evitado el gol, en primera instancia, pero inmediatamente después alguien la impulsaba y convertía el gol.

Para la mayoría el gol no hubiera valido ya que, según dicen, “en el penal no hay ley de ventaja” con lo cual, sí o sí debía cobrarse la infracción y disponer la expulsión de Suárez.

Sin embargo, ante un caso así, el árbitro, como en cualquier otra acción de juego, debe esperar la resolución de la jugada:

– si termina en gol el mismo debe convalidarse y no expulsar al defensor.

– si no es gol se retrotrae la decisión, cobra penal y expulsa del defensor.

La norma: Debemos tomar en cuenta la Regla V a través de la cual el árbitro, ante una infracción, tiene la potestad de aplicar la ventaja o interrumpir el juego, según las circunstancias.

No existe ninguna otra disposición dentro del reglamento, incluso a la hora de tratar el penal, que contradiga o establezca alguna excepción a esta norma de “la ley de ventaja”.

Veamos ahora cuáles serían ésas circunstancias:

1. Si la infracción implica una expulsión (como en el ejemplo), el árbitro deberá interrumpir el juego y expulsar al jugador, a menos que se presente una ocasión subsiguiente de marcar un gol,

Además hay otro aspecto que se debe tener en cuenta a la hora de aplicar o no la ventaja y por el cual, ante un caso como el reseñado, el árbitro debe convalidar el gol.

2. La posición en que se cometió la infracción –cuanto más cerca de la meta adversaria, más efectiva será la ventaja-, así como la oportunidad de un ataque inmediato y peligroso contra la meta adversaria.

En el ejemplo, si bien la situación implica una expulsión, estamos en un lugar cercano a la meta -donde más efectiva es la ventaja- y, además, existió una ocasión subsiguiente de gol.

La misma Regla prevé también que: La decisión de sancionar la infracción original deberá tomarse en los siguientes segundos después de que ocurra.

Por lo tanto el árbitro deberá esperar un instante, antes de pitar y cobrar la infracción, para advertir cuál puede ser el destino final del balón.

Si la jugada siguiente a la mano deviene en impulsar el balón al gol no cabe dudas que lo que corresponderá será cobrar el tanto y omitir la expulsión de quien tocó la pelota con la mano.

Porque como digo siempre, “para ganar hay que hacer goles y para eso hay que patear al arco”. Una expulsión no es un beneficio cierto para el equipo que queda con superioridad numérica. Los partidos se ganan con goles, no con más jugadores contrarios expulsados.

Ahora una pregunta, ¿cuándo puede el juez volver atrás y cobrar penal si permitió seguir la jugada?

Como la ley de ventaja en el fútbol no tiene nada que ver con la del rugby conviene aclarar lo siguiente.

En ésos “siguientes segundos” que la norma otorga al árbitro antes de cobrar la infracción (penal) el equipo atacante debe tener un control cierto del balón.

Si el atacante tras la infracción llega exigido y apenas puede impulsar la pelota sin siquiera darle dirección, es un caso claro de que quien sacó la ventaja fue el infractor y por lo tanto se debe volver atrás y cobrar penal.

Por el contrario, si tras el penal el atacante continúa en posesión del balón -con control de sus movimientos- y dispara afuera, o elude al golero, dispara y falla, se entiende que la ventaja ya la tuvo y por lo tanto NO se debería retrotraer la jugada y cobrar penal.

En definitiva, queda claro que PENAL Y GOL ES GOL. En los penales SÍ HAY LEY DE VENTAJA y estará en el buen árbitro saber administrar los tiempos de la jugada y discernir qué es lo más conveniente para el equipo que ataca.

Anuncios

LA PELOTA QUIETA

Qué importante saber explotar esa faceta del juego en los tiempos modernos. Hace 40 años a nadie se le ocurría definir un partido con una pelota quieta. Hoy cada centro puede ser un gol, un partido, un campeonato.

Los partidos suelen ser cada vez más cerrados y las posibilidades de llegar al gol, en la alta competencia, muchas veces se reducen demasiado. En la pelota quieta se encuentra una posibilidad cierta que no requiere tanta elaboración pero sí, al menos cierta preparación.

TODOS LOS GOLES VALEN LO MISMO POR ESO DA IGUAL SI A ÉL SE LLEGA TRAS UNA JUGADA PERFECTAMENTE ELABORADA O A TRAVÉS DE UN CORNER, TIRO LIBRE U OUTBALL.

En el mundial de 2010 la selección que mejor controlaba el balón y manejaba los tiempos de un partido era la española, a la postre campeona del certamen.

En la semifinal contra Alemania el partido estaba cerrado. El trabajo táctico y despliegue físico de los germanos imposibilitada que el juego de toque, preciso y por abajo de España pudiera crear una jugada clara de gol ante el arco de Neuer. Hubo que esperar al minuto 73 para que, tras un corner donde hubo 13 jugadores dentro del área (8 alemanes y 5 españoles) Puyol pudiera poner el 1-0 que en definitiva significó el pase de España a la final (foto de portada).

zizu
1er gol de Zidane tras corner de la derecha ejecutado por Petit
zidane-1998_0222
2do de Zidane tras corner de la izquierda enviado por Djorkaeff

Qué decir de la final del mundial 1998. Francia, se retiró al descanso ganando 2-0 a Brasil con dos tantos convertidos de cabeza por Zidane tras sendos tiros de esquina, uno de cada lado. Así, lo que en la previa era un claro favoritismo de Brasil se transformó en una inesperada y clara ventaja del local que terminó ganando 3-0 aquella final.

final maracana
Foto tomada de la filmación. Se observa que mientras el golero (Máspoli) saltaba a disputar el balón el árbitro ya estaba dando por finalizado el partido y algún uruguayo festejaba.

Quién iba a pensar tiempo atrás en definir un partido por esa vía. Se tomaba el corner, ni que hablar un saque lateral, como una jugada de paso para poner la pelota en juego, no más que eso. Recuerden sino la final del 50′ que terminó en un corner a favor de Brasil. La imagen muestra sólo 4 brasileños dentro del área; hoy van los 11 a buscar “la heroica” procurando el gol que te pueda dar el empate (en aquél caso el empate era el campeonato del mundo para los brasileños).

Antes los partidos terminaban a los 45’ en punto! Hoy el árbitro amparado en el reglamento religiosamente deja ejecutar esa última pelota que puede beneficiar a quien tiene una falta a su favor.

No hablo de una infracción penal donde el árbitro tiene que dejar ejecutarla así esté pasado de hora sino de cualquier otra jugada donde el tiempo (añadido) ya se encuentre cumplido. Hoy es usual que se le permita al equipo que está en desventaja ejecutar un lateral, tiro libre o corner a su favor.

Por eso, como siempre digo, mi homenaje a George Reader que el 16. de julio de 1950 terminó una final del mundo en el momento en que, tras un corner a favor del local y con 200.000 personas en las tribunas, la pelota se encontraba en pleno vuelo.

¡¡¡HAY QUE PATEAR DE LEJOS!!!

En el fútbol actual, tan físico con pocos espacios y tiempo de decisión, los partidos suelen ser cada vez más cerrados. No hay mejor llave que el tiro de larga distancia!

 A TRAVÉS DE ESTE PUEDE VENIR UN GOL ya sea:

– POR MÉRITO DEL EJECUTANTE: de forma directa o a través de un rebote provocado por la potencia del remate;

– o POR DEFECTO DEL RIVAL que puede consistir en:

– un mal rechazo,

– un error del golero,

– o hasta un gol en contra producto de un rebote.

EN EL PEOR DE LOS CASOS, si la pelota se va afuera, SE DARÁ UN SAQUE DE ARCO para el equipo rival.

El remate al arco provoca algo inesperado. Generalmente agarra al equipo que defiende mal parado o, de estarlo, encuentra al golero obstaculizado por sus compañeros y con poca visión de la jugada.

F Suda
Gol (remate de larga distancia) de Forlán contra Sudáfrica en 2010
forlan holansa
Forlán contra Holanda. También de larga distancia pero de zurda

En Uruguay tuvimos la excepción de Diego Forlán quien solía a menudo rematar de larga distancia y con las dos piernas. Así, en el mundial de 2010 convirtió contra Sudáfrica y Holanda. Ojo, en ése mundial también supimos padecer goles de los rivales de la misma manera (Ghana y Holanda -foto de portada-).

Muchas veces a ritmo lento se llega hasta el borde del área y en lugar de patear se vuelve a jugar atrás con un defensor para que, ante la presión, termine de todas formas tirando un pelotazo que en el 95% de los casos no lleva peligro ni consecuencias para un rival al que agarra de frente y con visión completa de la jugada (a diferencia de sus compañeros que deben saltar, ganar la posición, bajar la pelota, sacarse de encima la marca y luego definir).

Apuesto a que muchos cuando ven eso se dicen y preguntan: “para hacer eso porqué no la tiró antes” ¿o no?

¿Por qué no patear de entrada evitando ser tan previsible?

Además, cuando el equipo que ataca tiene que retroceder la pelota a la última línea, generalmente lo hace acosado y el defensor debe restar apurado. Un posible error suyo puede terminar lo que era una jugada de ataque, cómoda y sin riesgo, en una jugada de peligro en su contra. Todo por no patear!

Claro que por estos lados el miedo al error, a la crítica del compañero que reclamará el pase y al murmullo o silbido de la tribuna, llevan al delantero a no patear y hacer una moña –innecesaria- con el riesgo que eso conlleva: perder la pelota y quedar expuesto a un contragolpe.

Algún día patearemos de afuera para generar algo inesperado.

Es la forma más fácil y rápida de romper una defensa sin asumir riesgos.

DE LA “B” A LA “G” DE GLORIA

RIVER PLATE CAMPEÓN DE LA COPA LIBERTADORES 2015

Esto que hoy le toca vivir a River debe ser fuente de inspiración para los grandes de nuestro país que desde hace años piensan y se enfocan en ganar, únicamente, el torneo local.

Descenso
El peor día de la historia de River 26.06.2011

River lo hizo apenas ascendió! y así logró el campeonato argentino con Ramón Díaz; pero fue por más…

El “millonario”, un equipo grande, históricamente reconocido como tal dentro del continente sudamericano, se fue “B” en el año 2011 y hoy, 1500 días después y tras 18 años sin ganar un título internacional, se mentalizó y “con poco”, cosechó 3 en 8 meses.

El gran hacedor de este renacer es Marcelo Gallardo. TÉCNICO JOVEN EN EDAD E IDEAS que desde su llegada se nutrió de jugadores también jóvenes -la mayoría del club- y pocos refuerzos, de manera de no comprometer la economía de una institución que estaba fundida.

El mérito más importante del entrenador fue, sobre todo, saber qué jugadores incorporar. Pidió la vuelta de Mora y Sánchez -dados a préstamo por su predecesor- los cuales terminaron siendo figuras tanto en la Copa Sudamericana de 2014 como en la Libertadores que acaba de terminar.

Para la etapa final del máximo torneo continental no se enloqueció con incorporaciones de lujo. No vayamos a creer que por su apodo de “millonario” y ansiedad por lograr la Copa tras 19 años salió a romper el mercado. Hubo contrataciones caras producto de los números ridículos, disparatados -y muchas veces lavados- que se manejan hoy pero no como sinónimo de extraordinaria calidad.

Contrató a Tabaré Viudez, quien debutó y con tan sólo 10’ fue figura en el partido que River empató a 1 contra Guaraní asegurando así la clasificación a la final; repatrió a “Lucho” González que con 34 años llegó a River para terminar su carrera y, finalmente, a Lucas Alario, prometedor delantero de 22 años proveniente de Colón que lejos está de poder catalogarse como figura a nivel internacional y que convirtió dos goles fundamentales (semifinal y final).

Como decía, River Plate tras ganar el torneo local apenas ascendió fue por más y de la mano de Gallardo, en 8 meses logró 3 títulos internacionales (Copa Sudamericana, Recopa y Copa Libertadores).

Léase bien, tras 18 años y tocar fondo River Plate, CON POCO, ganó 3 y podrán ser 6 títulos internacionales en 13 meses.

Producto de lo ya obtenido le resta por disputar: la SURUGA BANK (guste o no es un título internacionalmente reconocido), el MUNDIAL DE CLUBES y una NUEVA RECOPA, esta vez, como ganador de la Copa Libertadores.

Ojalá los dirigentes y jugadores de los equipos grandes hayan visto este nuevo título internacional de River Plate para convencerse de una sola cosa: GANAR UN TORNEO CONTINENTAL ESTÁ AL ALCANCE DE LA MANO.

EL TEMA ESTÁ EN PROPONÉRSELO Y NO DARLO POR PERDIDO ANTES DE EMPEZAR.

MENOS CAMPEONES MÁS PRESTIGIO

Siempre he pensado que cuantos más campeones hayan a lo largo de la historia en un torneo, sea del tipo que sea, más se desprestigia.

 Otros opinan lo contrario. Por ejemplo en la Copa Libertadores muchos prefieren que equipos inéditos se sumen a la lista de campeones con tal de que otros no alcancen -o se alejen en la lista de ganadores- al equipo del cual son hinchas.

Mi posición si se quiere es un tanto egoísta pero es la que defiendo de toda la vida y la ejemplifico de la siguiente manera hablando de los mundiales de fútbol.

Si los mundiales siempre los ganan las mismas selecciones más se valorará lo conseguido por Uruguay, por más que hayan pasado muchos años desde su última conquista.

POCOS HAN SIDO LOS CAMPEONES DEL MUNDO Y MUY POCOS, TAMBIÉN, LOS QUE TUVIERON LA POSIBILIDAD DE SERLO.

Se han disputado desde 1930 hasta la fecha 20 finales por copa del mundo.

Pudieron llegar a disputarlas 40 selecciones distintas y 20 haber sido campeonas; sin embargo:

Sólo 8 fueron campeones: Uruguay, Italia, Alemania, Brasil, Inglaterra, Argentina, Francia y España.

Y tan solo 4 cayeron en el intento: Checoslovaquia, Hungría, Suecia y Holanda.

VEMOS QUE DE 40 POSIBLES SELECCIONES SOLO 12 HAN JUGADO LA FINAL DE UN MUNDIAL.

Demás está decir que si un equipo uruguayo está en condiciones de ganar un torneo continental, por primera vez, voy querer que lo gane. Así ha sido siempre pero ello no implica cambiar el pensamiento que acabo de exponer.

EL RESULTADO ES LO ÚNICO IMPORTANTE

NO CRITIQUEN AL EQUIPO QUE SE METE ATRÁS

Hay que saber ADMIRAR Y NO CRITICAR AL EQUIPO QUE SE METE ATRÁS, usa el contragolpe y gana; la mayoría fracasa en el intento.

Las probabilidades indican que el que lo hace podrá ganar un partido aislado pero, seguramente, jamás un campeonato largo.

ES BUENO SABER MANEJAR LA PELOTA PERO MUCHO MÁS BUENO ES SABER MANEJAR UN PARTIDO.

El fútbol sigue consistiendo en un deporte cuyo ganador es el que hace más goles que el rival, sin importar cómo.

Terminado el partido, a los efectos del campeonato en juego, sólo importará saber quién hizo más goles quedando de lado cómo llegó a ellos y, mucho menos, quién tuvo más la pelota; algo que hoy en día parece ser esencial para analizar el juego.

Cuando la  International Football Association Board cambie las reglas y establezca un sistema de puntos en lugar de goles recién ahí empezaremos a evaluar otras cosas, mientras tanto, como suele decirse, el resultado no es lo más importante, es lo único!

Con las reglas actuales el equipo en teoría “superior” deberá buscar la forma de superar -con goles- al equipo “inferior” que se mete atrás.

El Chelsea 2012 o el Inter de Mourinho en 2010 obtuvieron el campeonato de clubes más importante y exigente de mundo dando una lección de lo que significa el conocimiento de sus limitaciones y aprovechamiento de sus virtudes, sabiéndose a priori con menos potencial futbolístico que el rival como para enfrentarlo de igual a igual.

El Inter desde 1965 no salía campeón de Europa. Seguramente como club grande en 45 años alguna vez procuró jugar “lindo”, tener más la posesión que su rival, jugarle de igual a igual… pero nada, todo resultó poco, incluso a nivel local donde llegó a estar 17 años sin ser campeón (89/06).

Jugando “al contragolpe” salió campeón de todo, absolutamente todo en una temporada: Liga, Copa, Supercopa, Champion y mundial clubes. Quién pudiera!

Ése Inter ultra defensivo ganó 5 títulos en un año jugando “de manera conservadora, aburrida, al contragolpe, cediendo el balón” y algún adjetivo más de los que suelen utilizarse a la hora de desmerecer una victoria por parte de los que están convencidos que el fútbol sólo puede jugarse de una forma, la que ellos creen.

¿No les gustaría a los hinchas de cuadro grande de nuestro país, que hace 26 años no ganan nada, volver a ganar ALGO sea como sea? A mi si!

Hablé de dos campeones de Europa de los últimos 5 años pero hay bastantes más ejemplos. Otros, jugando de esta manera quedaron en la puerta del éxito también después de décadas de estar alejados de este; por ejemplo Paraguay en la Copa América 2011 que no ganó un solo partido, llegó a una final continental tras 32 años! y estuvo a 90′ del máximo objetivo.

Esto porque en fútbol todo, absolutamente todo, es relativo. LO ÚNICO QUE IMPORTA ES LOGRAR EL OBJETIVO Y SI PARA ESO HAY QUE PONER 11 ATRÁS, A PONERLOS!!!

CUIDEMOS NUESTRA CASA

LA AUF DEBE ADQUIRIR EL ESTADIO CENTENARIO

Después de años de promesas y proyectos inconclusos Peñarol hará realidad el sueño de tener su estadio propio, cosa que se celebro por el bien de todo el fútbol uruguayo.

Así, nuestros equipos grandes pasarán a jugar sus partidos como locales en sus respectivas canchas eliminando lo que por un siglo fue una costumbre (con algunas excepciones), jugar el sábado uno y el domingo el otro, en el Estadio Centenario.

El estadio, construido en ocasión de la disputa de la primera Copa del mundo, fue inaugurado el 18 de julio de 1930 (URU 1-0 PER; Héctor “manco” Castro), justamente 100 años después de la Jura de nuestra primera Constitución; de ahí su nombre.

En él se han disputado partidos de Copa del Mundo, Copa América, Copa Libertadores, Copa Intercontinental, Copa de Oro de campeones mundiales, otros tantos torneos oficiales organizados por la Conmebol y cientos de partidos por campeonatos uruguayos.

Por años nuestro máximo escenario deportivo (ASÍ LO SEGUIRÁ SIENDO) albergó cuatro partidos cada fin de semana; a los dos de la primera de cada grande se le sumaban los que jugaban las terceras -en épocas donde la gente llenaba el estadio para ver a las futuras glorias de su institución-.

Desde hace años a la falta de mantenimiento y deterioro natural, producto del tiempo, se le sumó el vandalismo de las hinchadas (“barras) de los equipos grandes –principalmente-, que se han encargado de destrozar, reiteradamente, parte de sus instalaciones.

Por otra parte Nacional hace un tiempo disputa sus partidos en su cancha del Parque Central por lo que inexorablemente, el Centenario va rumbo a su extinción.

World Cup Finals 1930. Uruguay. Montevideo. Argentina 6 v Mexico 3. The Centenary Stadium, Montevideo, which had been officially opened the previous day.
Imagen del partido ARG 6-3 MEX por la Copa del Mundo de 1930

Si hoy no existen recursos para sostenerlo en condiciones mínimas de decoro cuánto más será al momento que el otro grande deje también de participar en él asiduamente. Me sigo preguntando, ahora más que nunca, cuánto le quedará de vida útil al mítico Centenario.

En lo personal cuando se concretó el préstamo del BROU y las promesas de Damiani dejaron de ser tales para convertirse en realidad sugerí la idea de que el ESTADO URUGUAYO, A TRAVÉS DE LA ASOCIACIÓN URUGUAYA DE FÚTBOL, TUVIERA SU ESTADIO.

La AUF debe adquirir en propiedad el Estadio Centenario y buscar la forma de refaccionarlo, primero y solventarlo, después, tal cual ocurre por ejemplo en Paraguay con el estadio Defensores del Chaco propiedad de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

Monumento FM
El 18 de julio de 1983 fue declarado por la FIFA como Monumento Histórico del Fútbol Mundial. Única construcción de esta índole en todo el mundo.

Un día se hizo una gestión ante la FIFA, obtuvimos un préstamo y hoy tenemos un “Complejo Celeste” digno del primer mundo; perfectamente la dirigencia de nuestro fútbol, incluso con los más altos mandos de este país, podría hacer otra gestión y procurar un importante préstamo para no dejar morir un pedazo de historia del fútbol mundial.

En Uruguay mantenemos edificaciones horrorosas por el simple hecho de que alguien, alguna vez, las calificó como monumentos históricos; pues bien, el Estadio Centenario es el único escenario en el mundo declarado por FIFA como “Monumento Histórico del Fútbol Mundial” cosa que debería enorgullecernos y motivo suficiente para mantenerlo en pie.

DIEGO LUGANO, EL CAPITÁN

Hablar de Nasazzi como el jugador más destacado de la celeste a lo largo de su historia no impide hacer un reconocimiento a lo que ha sido la presencia de Diego Lugano en el seleccionado.

La “tota” ha sido seguramente uno de los capitanes más influyentes de la historia de la selección uruguaya más allá de su rendimiento y lo que se pudo haber ganado con su presencia.

Se le identifica, sobre todo, con el resurgir de la selección a los primeros planos de la elite mundial.

Si bien es imposible compararlo desde lo futbolístico con otros capitanes su período coincide, por ejemplo, con el récord de imbatibilidad más largo de la historia de la celeste. Nadie duda que la generación olímpica fue la mejor de la historia de nuestro país, sin embargo, nunca, jamás en la historia, Uruguay estuvo tantos partidos sin conocer la derrota como con Lugano y compañía.

No en vano se convirtió en uno de los jugadores que más partidos jugó por Uruguay y es quien más veces portó la cinta de capitán.

Además, no todo se mide en títulos o resultados. La figura del capitán en el mundo, como tal, cayó en desuso, pero en el caso de Uruguay, con Lugano, no fue así.

En épocas de NASAZZI la función del capitán excedía las propias del jugador de fútbol; el “mariscal” era el “técnico del equipo” estando incluso por encima de la figura de Alberto Suppici en 1930.

Tampoco se lo puede comparar con OBDULIO VARELA. El período del “Negro Jefe” en la selección fue mucho menor y, además, su figura aparece por encima de todas por haber sido el capitán de la gesta más importante del fútbol mundial. Alcanza escuchar testimonios de sus compañeros del 50’ para advertir el respeto que en ellos inspiraba, qué decir en los contrarios.

Que hayamos tenido el presente de estabilidad, que ya lleva 8 años, fue en gran medida por nuestro capitán que dio unión y tranquilidad al técnico en su peor momento (tras la derrota 0-1 con Perú en la 2da rueda de las eliminatorias para el mundial Sudáfrica).

Tabárez siempre ha contado que Lugano se le acercó tras ése partido para decirle que podía quedarse tranquilo que el plantel estaba con él, que confiaban en su idea y que íbamos a clasificar al mundial. Antes te hacían una cama, chau técnico, chau proceso y que cada uno salvara su pellejo como pudiera.

Pensemos lo que pasaba inmediatamente antes de que Lugano fuera el “caudillo” de Uruguay. SE HABLABA DEL LIDERAZGO DEL POR ENTONCES CAPITÁN EN UN EQUIPO DONDE SUS COMPAÑEROS SE ESCAPABAN DE LA CONCENTRACIÓN PARA IR A PESCAR!

Lugano en seis partidos y pese al traspié que significó la eliminación de Alemania 2006 ya había demostrado que era el encargado de resurgir a la celeste. Por eso identifico a Lugano como el capitán más importante e influyente de los últimos 50 años.

YA NO HAY POTREROS EN MONTEVIDEO

En la última etapa de dominio juvenil uruguayo a nivel continental nuestras selecciones se nutrieron de jugadores del interior, tras expediciones que los entrenadores y sus colaboradores realizaban meses antes, tierra adentro.

A ésos jugadores los acompañaban los capitalinos, que como sucedió con nuestros olímpicos a comienzos de siglo XX, adquirieron sus fundamentos en un potrero, cancha de tierra o barro de las miles que había en Montevideo.

Quienes pisamos los 40 entramos en la etapa final del exterminio. Recordarán por ejemplo varias canchas “de 11” que había por detrás del club de golf. Hace unos 15 años decidieron poner unas palmeras, muchas de las cuales se secaron y ni siquiera repusieron.

En lo personal pasé la mayor parte de mi niñez y comienzo de adolescencia jugando a la pelota en la plaza Trouville. Allí había varios espacios verdes que hacían las veces de canchas y que elegíamos según la cantidad de jugadores que hubiera para disputar el partido.

En ésas “canchas” hoy hay plantas… y más palmeras.

Lo peor es que HOY LO ESENCIAL PARA LOS NIÑOS VARONES YA NO ES LA PELOTA, la tecnología la ha sustituido.

Yo llegaba al liceo y con papel y cinta adhesiva armaba la pelota para jugar antes de entrar a clases. En los recreos hacía lo mismo pero con una moneda. La enfermedad por el fútbol ya no existe y esto que me pasó a mi, seguro les pasó a varios de ustedes.

Cada vez quedan menos potreros y así cada vez saldrán menos talentos naturales para nuestro fútbol. Estamos librados a lo que ocasionalmente puedan formar nuestros clubes los que cada vez cuentan con más dificultades y tienen menos medios.

En Alemania tratan al niño como “una máquina” para así incorporarle todos los fundamentos desde temprana edad. Tienen la tecnología y herramientas necesarias para la enseñanza y los niños la CAPACIDAD DE QUERER APRENDER, primero (sin enojarse!) Y ASIMILAR, después.

Yo no pretendo ver a los niños uruguayos eludiendo conos por horas pero lamentablemente tampoco veo “picados” por la ciudad. Siento que a medida que vayan quedando menos canchas (“potreros”) donde los chicos puedan improvisar y desarrollar sus condiciones naturales, nos irá quedando menos talento para explotar y menos jugadores para descubrir.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑