La derrota ante Chile parece haber despertado ese pesimismo clásico del uruguayo promedio. Mientras en toda América se elogia, admira y reconoce a Uruguay como una de las selecciones que ya tiene el pasaje comprado para Rusia aquí hacemos fuerza para sentirnos eliminados.

En minutos convertimos una derrota más que posible en una tragedia.

Algunos miran el fixture y dicen “uhhhh, ahora tenemos a Brasil y Argentina en casa, se complica!”. Qué dirán los chilenos que los tienen que visitar a ambos, no?

Es verdad que la tabla se va a apretar más en las próximas fechas pero no debemos olvidarnos que NO HAY PREMIO PARA EL QUE GANA.

Da lo mismo salir primeros que cuartos. De hecho, salvo una catástrofe seguiremos segundos terminada la próxima fecha.

Hoy tenemos 23 puntos, 4 más que el 5º seleccionado, que va al repechaje y 5 más que el sexto, primer eliminado.

Con 25 pts es poco probable que alguien pueda acceder a alguno de los cupos de clasificación; imagino un par de selecciones empatadas con ese puntaje (25).

Entiendo que con 26 pts te aseguras el repechaje y que la clasificación indiscutida se obtiene con 28 pts.

Eso se correspondería, además, con lo que ha sucedido desde 1998 cuando comenzó este sistema de disputa:

Mundial Pts 4º

Clasificado

Pts 5º

Repechaje

1998 (*) 25 25
2002 30 27
2006 28 28
2010 28 24
2014 (*) 25 25
(*) Participaron 9 selecciones. Se jugaron 6 pts menos (2 PP)

Bajo ese razonamiento sigo convencido que si todo sigue su curso normal, en la 16a fecha contra Paraguay y a falta de dos para finalizar la competencia, podríamos estar alcanzando con 28 puntos, la clasificación directa.

¿Cómo y cuándo se pueden alcanzar los 28 puntos que nos asegurarían, sin discusión, la clasificación a Rusia?

– Tenemos 23 puntos.

– De los próximos 9 (3 partidos), haciendo una proyección poco favorable para la celeste, contemplo solamente la obtención de 3 pts.

– Podrán salir de tres empates o un triunfo y dos derrotas en cualquiera de estos tres encuentros: Brasil, Argentina (ambos de local) y Perú de visita (F.14), virtualmente eliminado o con la necesidad imperiosa de salir a ganar.

Lo mejor que tiene Uruguay es su juego de respuesta y nada mejor que rivales como Perú o Paraguay para desarrollarlo.

De esta forma, tras los próximos 3 partidos, llegaríamos a jugar contra los guaraníes (F.16) urgidos de la victoria -si es que ya no están eliminados-, con 26 pts y teniendo la chance matemática de sellar el boleto a Rusia.

El triunfo en Asunción garantiza la clasificación ese mismo día (29 pts) en tanto que el empate (27) también nos depositará en Rusia por más que quizás haya que esperar una fecha más para que la matemática así lo determine.

Habrá quien diga que el razonamiento es igualmente optimista.

A esos les digo que recuerden que en el peor de los casos, perdiendo otro partido, siendo un desastre, haciendo solo 3 de los próximos 12 pts (F.13 a 16) y llegando con 26 a las dos últimas fechas, contamos con el doble bonus:

– Venezuela  (F.17 de visita recontra eliminado)

– Bolivia (F.18 de local, que hace más de 50 partidos no gana fuera de casa).

Quienes quieran convencerse que la situación es complicada pueden hacerlo, sólo sepan que estamos muy cerca de un campeonato del mundo habiéndose jugado un 66,66% de las eliminatorias.

Anuncios