Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

mes

mayo 2019

SERENA A UN PASO DE LA MÁXIMA LEYENDA

Serena Williams inicia un nuevo Grand Slam camino a la gloria. Una vez más está a siete partidos de alcanzar los 24 grandes de la inigualable Margaret Court y hacer historia.

Claro que ni ella ni nadie podrá jamás igual la hazaña de la australiana quien sumó un total de 64 Grand Slam contando, además de los 24 individuales, 19 dobles y 21 dobles mixto. Serena lleva un total de 39 (23-14-2) y de yapa agrega a su palmarés cuatro medallas de oro olímpico.

Si habrá sido enorme Margaret Court que además de esas 64 finales ganadas perdió otras 23 es decir, jugó 87 finales de Grand Slam! Serena lleva 49, 39 ganadas y 10 perdidas.

En cualquier caso, Serena hace rato entró al grupo de leyendas del tenis siendo uno de los nueve tenistas que al menos han ganado 15 Gran Slam:  Court (24), Serena (23), Steffi Graf (22), Roger Federer (20), Helen Wills (19), Chris Evert y Martina Navratilova (18), Rafael Nadal (17) y Novak Djokovic (15).

NUEVAS MODIFICACIONES A LAS REGLAS DEL JUEGO

En marzo pasado se llevó a cabo la Asamblea General Anual (133) de la IFAB donde se aprobaron una serie de cambios a las 17 reglas del juego, los cuales entrarán en vigencia a partir del 1º de junio.

A continuación procuraré resumir dichos cambios marcando entre paréntesis cuál es la Regla afectada, con mayúscula a qué tema refiere y subrayado el punto clave de la modificación.

1. Pasará a formar parte del TERRENO DE JUEGO (1) el área de revisión y la sala de VAR. Quien entre a la primera será amonestado y quien acceda a la segunda será expulsado.

Excelente medida para evitar presiones indebidas al árbitro en momentos en que debe adoptar una decisión. Ojalá se aplicara algo similar ante reproches, ademanes y/o cuestionamientos de cualquier decisión arbitral. Si en el Rugby se pudo, en el fútbol también.

2. LOS JUGADORES (3) sustituidos ya no tendrán por qué salir por la mitad de la cancha. A partir de junio lo harán por el punto más cercano de la línea de demarcación o por donde el árbitro le indique.

Con esto se procura eliminar las largas y tediosas caminatas en procura de hacer tiempo.

3. El ÁRBITRO (5) no podrá cambiar la decisión sobre la forma de reanudar el juego si dio por terminado el primer o segundo tiempo (incluido el alargue) y abandonado el terreno de juego o suspendido el partido.

Ahora, si al término de uno de los períodos abandona el campo para ir al VAR a revisar una jugada, será posible modificar la decisión relativa a un incidente anterior a la finalización.

Agrega, además, que una vez reanudado el juego sólo podrá imponerse una acción disciplinaria en el caso que otro miembro del equipo arbitral haya advertido una infracción anterior e intentado comunicarla, antes de la reanudación.

Es perfecto el manejo de los tiempos que prevé la regla. Se busca que los jueces no se apresuren en la reanudación del juego y dar certeza al resultado de los partidos. Por eso distingue entre abandonar el terreno junto al resto de los actores, a que lo hagan los jugadores y él se quede en la sala de VAR revisando una jugada. Así, por ejemplo, de entenderlo necesario, podrá llamar a los jugadores para que regresen al terreno, ejecutar un penal, y luego dar por concluido ese tiempo.

4. Al momento de hablar del Árbitro asistente de video (VAR) la Regla 5 ha incorporado una frase muy importante. Si bien las situaciones donde está prevista su intervención siguen siendo las mismas (gol, penal, tarjeta roja -no segunda amonestación- y confusión de identidad) ahora expresamente se dice que el VAR puede asistir únicamente en caso de que se produzca un error claro, obvio y manifiesto o un incidente grave inadvertido, cosa que ya decía.

5. También agrega el hecho de que el árbitro pueda mostrar tarjetas a los miembros del cuerpo técnico dejando previsto que si no fuera posible identificar al infractor, se sancionará al entrenador de mayor rango presente en el área técnica.

Con esto, una vez más, se pone de manifiesto la trascendencia que se le da al entrenador. Va de la mano con los reglamentos de las distintas competencias que, por ejemplo, sancionan al técnico del equipo que sale tarde al campo de juego.

6. Siempre dentro de la Regla 5, a partir de junio se prevé que, si se concediera un tiro penal y el lanzador se hubiera lesionado, este podrá ser examinado o atendido y, a continuación, permanecer en el campo para ejecutar el tiro.

Ello afecta dos normas añejas del Reglamento: a) el jugador que es atendido por el cuerpo médico necesariamente debe salir del campo; circunstancia que fue modificada a partir del 01.06.16 permitiéndose, desde entonces, la permanencia del jugador si su infractor resultó amonestado; b) quien sale del terreno de juego no puede participar de la jugada inmediatamente siguiente; el árbitro autorizará su ingreso una vez comenzada ésa nueva jugada, cuando lo entienda pertinente.

7. Dentro de LA DURACIÓN DEL PARTIDO (7) se contempla, diferencia y da precisión, a las pausas de rehidratación (no superiores al minuto) y de refresco, para bajar la temperatura corporal si se dieran determinadas condiciones meteorológicas (entre 90 segundos y tres minutos).

8. En cuanto al INICIO Y REANUDACIÓN DEL JUEGO (8) muchos, al día de hoy, están convencidos que el que gana el sorteo inicial puede elegir cancha o saque, lo cual es un error. El Reglamento actual establece que el capitán que gana el sorteo elige cancha, por lo tanto, el que pierde siempre da inicio al partido.

Eso hasta el 1º de junio, cuando el que gane el sorteo pueda, si lo desea, optar por realizar el saque inicial.

Vale recordar que en la previa a una definición por penales esto no corre, habida cuenta de que allí se establece la realización de dos sorteos, primero el arco y luego el orden de ejecución.

9. También la Regla 8 regula el procedimiento del balón a tierra:

– El árbitro concederá balón a tierra al guardameta del equipo defensor en su área penal si al detener el juego: a) el balón estaba en el área o, b) el último toque se produjo en el área.

– En el resto de los casos se concederá a favor de un jugador del equipo que haya tocado el balón por última vez; en el lugar donde se produjo el toque.

Ante este procedimiento, el resto de jugadores de ambos equipos deberá ubicarse a 4 metros, hasta que el balón esté en juego.

Con esta modificación (esperemos) se acaban las discusiones y los falsos gestos de fair play. El árbitro detendrá el juego cuando lo crea conveniente y el equipo que tenía la posesión será el que reanudará, a través de un bote a tierra, libremente y para donde quiera.

10. La Regla 9 refiere al BALÓN EN JUEGO. Hasta junio, el toque en el árbitro no es tenido en cuenta, sea cual sea la consecuencia que genere. Desde entonces, se ha previsto que “el balón no estará en juego” cuando exista interferencia en el árbitro, permanezca en el terreno y se den estas circunstancias: a) la pelota entre en la portería, b) cambia de equipo la posesión del balón, c) da comienzo a un ataque prometedor.

11. En la Regla 12, que regula las faltas y conducta incorrecta, se ha realizado una estricta interpretación de la norma relativa a la INFRACCIÓN POR MANO.

Se dice que cometerá infracción el jugador que:

a) toca el balón con la mano o brazos de manera voluntaria.

b) o involuntaria pero, le permite recuperar la posesión para luego marcar gol en la portería adversaria o generar una ocasión de gol.

(Es decir, que si de manera involuntaria golpea el balón, recupera la posesión pero no convierte inmediatamente ni genera una ocasión de gol -por ejemplo centro o remate previo, foul cercano o penal- NO debe sancionarse nada porque no se habría configurada una infracción).

Además establece una regla general que permite eliminar muchas discusiones por distintas interpretaciones. A partir de ahora si se da una de estas circunstancias deberá sancionarse mano, SIEMPRE:

a) cuando la mano o brazo se posicionan de manera antinatural y consiguen que el cuerpo ocupe más espacio;

b) la mano o el brazo se sitúan por encima de la altura del hombro, a menos que se juegue primeramente el balón, y luego toque este en la mano o el brazo.

Estas infracciones (ocupar más espacio o tener la mano o brazo por encima del hombro) se considerarán como tales INCLUSO en el caso de que el balón toque en la mano o el brazo tras haber rebotado en la cabeza, el cuerpo o el pie de dicho jugador o de otro que estuviera situado cerca del primero.

Excepto en las infracciones mencionadas (insisto con la aclaración: ocupar más espacio o tener la mano o brazo por encima del hombro), por regla general NO SE CONSIDERARÁ INFRACCIÓN si el balón toca la mano o el brazo:

– si proviene directamente de la cabeza o el cuerpo (incluido el pie) del propio jugador u otro;

– si la mano o el brazo están cerca del cuerpo y no se encuentran en una posición antinatural con la que se consiga ocupar más espacio.

12. Otro cambio a la Regla 12 y que podría llegar a dar lugar a la controversia es que, a partir de junio, si el guardameta tocara el balón con la mano en su área penal sin estar autorizado (sería a través de un pase intencional de un compañero) se señalará un tiro libre indirecto, pero no habrá sanción disciplinaria.

Hasta allí lo distinto es que se prevé a texto expreso que la infracción no conlleva una amonestación.

Lo nuevo es el hecho de que si el guardameta falla a la hora de jugar el balón con el pie (o intentarlo) para iniciar una jugada, después de haber recibido la pelota procedente de un saque de banda o de un pase intencionado de un compañero, PODRÁ recoger el balón con la mano.

13. También en la Regla 12 se agregó que, antes de mostrar una tarjeta, el árbitro PODRÁ esperar hasta la siguiente detención del juego si el equipo no infractor decide realizar un tiro libre rápido y, de este modo, generar una ocasión de gol.

Significa que es una potestad del árbitro y no un derecho del equipo atacante. Hasta hoy se contempla esta situación únicamente bajo la “ley de ventaja”; es decir, cuando alguien es merecedor de una tarjeta el árbitro debe esperar a sacarla al momento en que el juego se corta o bien, cuando el jugador, merecedor de expulsión, entra en juego o toca el balón.

Pero cuando no hay ventaja y el juego se para por la infracción cometida, hoy no está previsto que el juez permita jugar rápido sino que debe iniciar el procedimiento disciplinario. Esto último es lo que la regla, acertadamente, viene a enmendar.

14. (Regla 12) Se mostrará tarjeta amarilla en el caso de celebrar de manera antirreglamentaria la consecución de un gol, incluso, aunque termine anulándose. Me parece brillante y quien me sigue lo habrá leído varias veces. Muchos defendían la equivocada instrucción que se les dio a los árbitros tras la implementación del VAR. Hasta junio, quien hace un gol y se saca la camiseta no es amonestado si la jugada es revisada y el gol anulado. Una incongruencia absoluta con todo lo que prevé el Reglamento.

¿Qué diferencia hay entre sacarse la camiseta en un gol lícito, anulado o en cualquier otro momento del juego? Si se puede sancionar a un jugador desde que ingresa a la cancha, así sea en el calentamiento previo, ¿cómo no va a sancionarse a alguien que en pleno partido infringe el reglamento? ¿Y si el festejo es trepando vallas, con ademanes o provocaciones a un rival o su parcialidad? ¿Si es rompiendo el banderín del corner? Todo, absolutamente todo esto, está contemplado como una infracción sancionable con amonestación o expulsión. Nada decía el Reglamento si era con VAR o sin VAR. Por eso, esta enmienda viene a salvar un error que nunca debió existir.

15. (Regla 12) A partir de junio las ofensas verbales se penalizarán con un tiro libre indirecto. Y agrego, sin perjuicio de la amonestación que pudiera corresponder. Hasta hoy, el árbitro amonestaba pero el juego continuaba en la incidencia donde se había detenido.

16. En un TIRO LIBRE (13), cuando tres o más jugadores del equipo defensor formen una «barrera», los jugadores del equipo atacante deberán guardar una distancia mínima de 1 metro respecto a la «barrera». Si se adelantaran, se señalará un tiro libre indirecto.

Se termina el famoso “arrugue” y castiga con la pérdida de la posesión siempre que en la barrera haya un mínimo de tres jugadores, sino no aplica. Me parece algo positivo que debería ir acompañado de un estricto control de la distancia (9.15) a la que debe estar la «barrera».

17. Respecto a la ejecución de un PENAL (14) se ha establecido que “el guardameta no podrá tocar los postes ni agitar las redes” lo cual es de perogrullo.

Además, a partir de junio, deberá tener al menos PARTE DE UN PIE en contacto directo con la línea de meta -o sobre esta- en el momento en que el lanzador golpee el balón; tampoco podrá situarse por delante ni por detrás de la línea, evitándose así que pueda tomar impulso.

Se procura cumplir a rajatabla la norma original, la cual nunca permitió el adelantamiento del golero. De hecho, hasta 1996, debía permanecer sobre la línea de meta con sus dos pies hasta que la pelota saliera impulsada; claro, nunca se cumplía.

A partir de allí, y en la actualidad, le fue permitido moverse sobre la línea, pero nunca adelantarse lo cual, tampoco se cumple.

Entonces, entiendo que esta Regla lejos de procurar hacer cumplir el espíritu de la original, lo está vulnerando.

Hoy el texto de la norma dice que “el guardameta deberá permanecer sobre su propia línea de meta, entre los postes de la portería y frente al ejecutor del tiro hasta que el balón haya sido pateado”. Pues bien, la nueva norma, tal como está redactada, contempla un adelantamiento parcial (ya que alcanza con tener parte de un pie apoyado sobre la línea al momento del remate) permitiendo achicar el ángulo de remate y así sacar una ventaja deportiva.

¿CUÁL ES LA CONSECUENCIA DE LA INFRACCIÓN? La modificación prevé que, una vez dada la orden de ejecutar, si el penal no llegó a lanzarse, el árbitro pueda adoptar las medidas disciplinarias correspondientes (tarjeta amarilla o roja), antes de volver a dar la señal de ejecución.

A partir de allí, integramos con el resto de la norma que refiere al procedimiento de ejecución.

– Si antes que el balón esté en juego el golero infringe la Regla y, a posteriori: a) el balón entra, será gol -sin sanción disciplinaria-; b) si no entra, se repite el tiro previa amonestación al guardameta.

– Si ambos infringen la Regla (ejemplo: adelantamiento y amague) y, a posteriori: a) es gol, se anula -si correspondiere será tiro libre indirecto- y amonestación para el ejecutor; b) si no es gol, se repite y amonesta a ambos.

Hilando fino, podría darse el siguiente caso de laboratorio. Definición por penales, golero rival amonestado, equipo rival comienza pateando y falla, el entrenador del otro equipo ordena a su jugador engañar al golero (dentro de lo permitido) de modo de, no patear, que el guardameta se adelante, sea amonestado, expulsado, ingrese un jugador de campo al arco y pueda luego ejecutarse el primer remate. Rebuscado? Sí. Posible?, también.

18. Todos los adversarios deben permanecer a una distancia mínima de 2 metros del lugar donde se vaya a ejecutar el SAQUE DE BANDA (15), incluso si el jugador que va a sacar se encuentra detrás de la línea.

Esto que muchos desconocen ya está previsto en las Reglas desde 2017/2018. Lo mismo que la correcta ejecución del saque. Muchas veces vemos jugadores saltando o levantando un pie al momento de mandar el balón al campo cuando la Regla le exige tener apoyados, al menos, una parte de cada uno de ellos.

19. Para terminar encontramos quizás la modificación más sencilla y trascendente para el juego dado que de todo lo que vimos, esta es la incidencia que más se repite en un partido, el SAQUE DE ARCO (16).

A partir de junio el balón estará en juego una vez que haya sido tocado y se mueva con claridad, sin que sea necesario que salga del área penal.

Con ello, no sólo se le podrá dar más ritmo al juego sino terminar con la absurda norma que hacía repetir el saque si la pelota, una vez impactada desde los 5.50 mts., era tocada -por cualquier jugador- antes de salir del área. Ello porque, hasta hoy, se considera que “el balón está en juego en el momento en que sale del área penal”.

Hasta aquí la letra fría de las nuevas Reglas que se vienen. Habrá que esperar los resultados para luego emitir una opinión general y fundada. En lo personal considero que, salvo algún matiz aquí expresado, todas las variantes son muy acertadas y para bien del juego; de momento la del penal es la que más dudas me genera.

Es importante recordar que en la IFAB no modifican las reglas por deporte. Sus integrantes no son gente improvisada. Todo lo hacen a conciencia y luego de pormenorizados estudios e informes de expertos de todas las áreas que hacen al juego. Habrá que esperar y acostumbrarse a lo que se viene. Nada hará perder la esencia del fútbol, por el contrario, lo potenciará, hará más rápido y justo.

PUDO SER LA 1ra VICTORIA DE SENNA, LE COSTÓ UN MUNDIAL A PROST

Se cumplen 35 años de una de las carreras más controversiales de la historia de la Fórmula 1. El Gran Premio de Mónaco disputado el 3 de junio de 1984 no fue uno más. Fue la presentación estelar de un novato piloto que en poco tiempo se convertiría en referente de la categoría y más adelante pasaría a ser leyenda.

Corría la sexta fecha de una temporada que dominaba Mc Laren. La dupla Prost-Lauda había triunfado en cuatro de las cinco carreras anteriores. Desde la pole partía el francés, por entonces líder del campeonato, mientras que en el octavo puesto lo hacía Lauda y desde el 13er lugar, con un Tolemen-Hart, largaba un joven paulista llamado Ayrton Senna, que hasta entonces había cosechado dos abandonos, dos sextos puestos y no había clasificado en la restante carrera.

Poco podía esperarse de él desde aquella posición, en un auto poco confiable, carente de potencia y con condiciones de pista inhóspitas.

A pocas vueltas del comienzo Mansell aventajó a Prost. Mientras las condiciones empeoraban desde el fondo Senna comenzó a pasar coches. Mansell (vta.15) y Lauda (vta.23) se accidentaron y abandonaron la carrera tal como lo habían hecho hasta el momento otros ocho vehículos.

Al llegar a la vuelta 29 Prost comenzó a hacer señas dando a entender que la carrera debía ser detenida; mientras tanto, Senna ya se encontraba detrás y era cuatro segundos más rápido que el líder.

llegadaA la vuelta siguiente el francés repitió el gesto y durante la vuelta 31 se tomó la decisión de suspender la carrera. Es por ello que al comenzar la 32, ya con bandera roja, Jacky Ickx le bajó la bandera a Prost quien se detuvo contra el muro de pits mientras Ayrton cruzaba a toda velocidad -primero- por la línea de meta.

Pese a la celebración del brasileño el reglamento era claro; al igual que ocurre en el presente, al suspenderse un GP se toman las posiciones y tiempos de la vuelta anterior. Es así que la carrera, que otorgó la mitad de puntos en juego por no haberse completado en un 75%, fue ganada por Prost debiendo Senna conformarse con el segundo puesto, a la postre, mejor clasificación de la temporada. podio_monaco_1984

Muchos fanáticos de Ayrton siguen convencidos de que fue despojado de ese triunfo que parecía inminente. Aducen que fue el “primer favor” que Jean-Marie Balestre -presidente de la FISA y la FIA por entonces- realizó para su coterráneo. En lo personal lejos estoy de compartir esa afirmación que no sólo deja de lado el tema seguridad, que debería ser el punto a analizar dado el motivo esgrimido por el cual se suspendió la carrera, sino que omite considerar lo que era por entonces el sistema de cómputo de puntos y, peor aún, cómo se definió el campeonato.

Al ganador de una carrera se le daban 9 puntos y al segundo 6. En este caso, al no completarse el 75% del recorrido, a Prost se le otorgó la mitad de puntaje, es decir, 4.5. El francés terminó perdiendo el título a manos de Lauda por medio punto (Lauda 72 – Prost 71,5).

Quiere decir, que si esa carrera se hubiese completado, así Senna hubiera logrado el triunfo, los 6 puntos en lugar de 4,5 que se le otorgaron, le hubieran significado al francés su primer mundial.

Y esto no es tener el diario del lunes.

Este razonamiento lo pudo hacer Prost, Balestre y todo aquél que estuviera viendo la carrera desde la vuelta 23, cuando Lauda abandonó.

En cualquier caso, con más o menos del 75% del recorrido completado, el austriaco no iba a obtener puntos. Pero si la carrera hubiera llegado a la vuelta 58, de las 77 previstas, Prost habría obtenido 1.5 puntos más de lo que se llevó, lo que a la postre le hubiere significado a fin de año ser campeón del mundo.

En definitiva, es claro que la suspensión de la carrera en la vuelta 31 lejos estuvo de favorecer al galo. El reglamento terminó perjudicándolo tal como aconteció cuatro años más tarde, cuando bajo el sistema -absurdo- de tomar como válidos para el campeonato los 11 mejores resultados del año, obtuvo más puntos que Senna en las 16 carreras (105/94) pero el título terminó en manos del brasileño (90/87).

EL RECUERDO PARA WOLFGANG VON TRIPS, quien debió ser el primer campeón póstumo de F1

Históricamente Ferrari ha tomado decisiones polémicas intercediendo para beneficiar a alguno de sus pilotos por más que ello, a veces, haya implicado perjudicar a otro. Así, Peter Collins cedió su coche a Juan Manuel Fangio (Monza 1956) para completar la carrera, salir segundo, y lograr su cuarto título del mundo.

Hemos visto recientemente como se ha ordenado a Leclerc ceder el paso o no atacar a Vettel, antes se le pidió lo mismo a Raikkonen, más atrás a Massa respecto de Alonso, a Barrichello de Schumacher y así encontraremos varias decisiones controversiales a lo largo de los años.

Quizás, o sin quizás, en el único momento de toda la historia de la F1 donde la Scudería debió dar una orden -que estaba plenamente justificada- fue el 10 de setiembre de 1961 en el Gran Premio de Italia; pero esta nunca llegó.

von Trips celebrando una de sus victorias

Se corría la penúltima carrera (Nº7) de la temporada. El campeonato lo lideraba el alemán Wolfgang von Trips (33 años) que corriendo con Ferrari había obtenido ese año sus dos primeros triunfos dentro de las 26 carreras y cinco temporadas que llevaba en F1.

Con 18 puntos por disputar von Trips llegó a Italia primero, con 33 unidades, seguido por su compañero de equipo Phil Hill, con 29. Stirling Moss tenía 21 y Richie Ginther, también piloto Ferrari, 16.

El sistema de puntuación fue el que rigió de 1960 a 1991 (9-6-4-3-2-1) y se tomaban en cuenta para esa temporada, cinco de los mejores ocho resultados.

Los de Ferrari aún tenían que descartar dos carreras.

Ginther ya no tenía chances en el campeonato dado que, por más que ganara los dos grandes premios pendientes, debía descartar 2 puntos -de lo que ya era su 3er peor resultado- quedando en cualquier caso uno por debajo de von Trips.

Stirling Moss con Lotus ya tenía los tres descartes hechos y era el único que podía arrebatarle el título a los hombres de Ferrari, haciendo al menos 13 de los 18 puntos en juego, siempre que aquellos no siguieran sumando.

En la clasificación von Trips consiguió su primera pole position. Estaba claro que era el favorito a ganar al día siguiente lo cual le alcanzaría para ser campeón en la casa de Ferrari.

El cuerpo de von Trips yace al costado de la pista. Adelante su Ferrari No.4 y a la derecha el coche 36 de Clark

Tras el banderazo de largada Von Trips perdió posiciones… próximo a terminar la primera vuelta, a máxima velocidad en la recta previa a la horquilla, los autos de Jim Clark y el líder del campeonato rozaron sus ruedas haciendo que la Ferrari saliera volando de la pista.

Resultado, von Trips salió despedido del coche falleciendo en el acto. Sí, en el acto. La tragedia fue aún mayor si tomamos en cuenta que además fallecieron 12 espectadores.

Pero la carrera, pactada a 43 vueltas, continuó.

Por más fuerte que suene, en ese momento se conformaba el segundo y tercer descarte de von Trips que ya era sabido, quedaría con 33 puntos finalizado el certamen un mes después.

¿Sus rivales en el campeonato?

Stirling Moss abandonó en la vuelta 36 quedando automáticamente sin chances de ser campeón.

von Trips y Hill

Phil Hill, que lideraba el gran premio, tenía 29 puntos y, recordemos, dos carreras por descartar.

Ferrari como escudería tuvo seis vueltas antes de la bandera a cuadros para advertir a Hill de lo que pasaba.

Ya se sabía, desde la primera vuelta, que von Trips estaba muerto y que nadie, excepto su compañero (¿?), podía llegar a ser campeón.

Se sabía que si Hill ganaba sumaba 9 puntos y automáticamente descartaba 4. Con ello pasaría a von Trips por una unidad y sin importar el resultado de la última fecha -ni el descarte pendiente- se convertiría en campeón.

Cualquier otro resultado de Hill definía el campeonato en la última fecha del año, el Gran Premio de EEUU, en Watkins Glen.

Seis vueltas tuvo la Scudería para hacer campeón del mundo a von Trips.

Seis vueltas para rendirle el mejor homenaje a horas de su fallecimiento, en la casa de Ferrari y frente a los tifosi. Sin embargo, nada se le indicó al piloto estadounidense.

Phil Hill siguió al frente de la carrera hasta el final, consiguiendo su segunda victoria del año, tercera y última en su historial, convirtiéndose así en el sexto piloto campeón mundial de F1.

Lo absurdo es que el homenaje de Ferarri llegó a la carrera siguiente, cuando se decidió no presentar sus coches en Watkins Glen en honor al barón, Wolfgang von Trips.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑