Hay gente que sigue diciendo que esta acción ocurrida al minuto 56 de la final de 2014 no fue penal de Manuel Neuer contra Gonzalo Higuaín “porque el golero alemán llegó primero a la pelota”.

Desconozco en qué parte del reglamento fundamentan esa frase, cual si fuese una excepción a la regla o una causa de justificación por la cual no habría de cobrarse infracción.

Esta situación es clara, fue terrible penal!

Arribar a esa conclusión te lleva un minuto. El necesario para leer la regla 12.

La misma indica que “se concede tiro libre directo cuando un jugador comete una de estas faltas de manera IMPRUDENTE, temeraria o con uso excesivo de la fuerza”:

  • CARGAR;
  • saltar encima;
  • dar una patada o intentarlo;
  • empujar;
  • GOLPEAR o intentarlo (cabezazos incluidos);
  • hacer una entrada o disputarle el balón;
  • poner la zancadilla o intentarlo.

 

La propia regla establece qué debe entenderse por IMPRUDENTE: cuando “el jugador muestra FALTA de atención o de CONSIDERACIÓN o actúa SIN PRECAUCIÓN AL DISPUTAR UN BALÓN A UN ADVERSARIO”.

No es necesario entrar a analizar si existió temeridad o uso excesivo de la fuerza ante la clara configuración de la imprudencia. En todo caso ello podría influir en la sanción disciplinaria que debió recaer (amarilla o roja).

A los efectos de cobrar la infracción con la manifiesta imprudencia ya bastaba.

El arquero alemán fue a disputar decididamente la pelota, sin considerar ni tomar la precaución necesaria, de modo de evitar CARGAR y por ende GOLPEAR al jugador argentino.

Entonces:

La intención no está establecida como causa de justificación.

Poco importa si NEUER fue o llegó primero a la pelota.

Cargó y golpeó a Higuaín de manera imprudente.

Hubo contacto físico.

La acción penaliza con un tiro libre directo.

La acción ocurrió dentro del área.

Por ende, NO HAY DOS LECTURAS, FUE PENAL!

Anuncios