ESTE SOY YO

Hola! Gracias por ingresar.

Te contaré quién está detrás de @En1buena y cómo nace mi pasión por el deporte.

Nací en 1975 soy abogado y periodista deportivo. Viví una infancia feliz donde no existían soldaditos, puzzles, play móvil ni otros juguetes; lo único que yo quería era correr atrás de una pelota.

El niño fue creciendo y en el liceo era el encargado de confeccionar, con papel y cinta adhesiva, la mejor pelota posible para que unos 100 alumnos corrieran tras ella en la previa al ingreso a clases.

Era tal la pasión por la celeste y los clubes de mi país que en “los clásicos” que allí se jugaban solía hacerlo un tiempo de cada lado. Así tienen un adelanto de lo que es mi relación con los grandes. Sepan entonces cuando lean una crítica hacia SU equipo que no soy de su tradicional rival!

Mi otra gran pasión, la Formula 1, nació a los dos o tres años cuando mi padre advirtió la atención que me despertaba ver y escuchar esos autos correr. Lo que él comenzó hace tantos años se convirtió en una sana costumbre que lleva a que por nada del mundo me pierda una carrera.

Pero el deporte va más allá de esas dos ramas y mi pasión también.

En épocas donde no existía Internet con un Google donde hurgar y aprender sobre deportes, aguardaba ansioso la llegada de la revista “El Gráfico” que religiosamente, todos los martes, mi padre traía a casa.

Así fui nutriéndome y tomándole el gusto al deporte en general. Casi sin darme cuenta iba aprendiendo la historia de la mayoría de ellos, sus reglas y principales referentes.

Me recibí de abogado y trato de subsistir ejerciendo como tal pero mi gran pasión me llevó a cumplir con una formalidad, recibirme de periodista deportivo egresando del IPEP con la máxima calificación en el año 2002.

Siempre me gustó hablar de deportes en cualquier ámbito: cumpleaños, reuniones, comidas, cualquier ocasión era válida para ir enloqueciendo a los destinatarios de las “alocuciones”, mis amigos.

Estadísticas, acontecimientos pasados, recrear situaciones o anécdotas -así uno no las haya vivido sino leído- eran y son, parte de esas reuniones.

Luego comencé a plasmar mis opiniones por escrito para que algún familiar o más entrañable amigo hiciera el cumplido de decirme “te quedó bien”.

La primera fue una breve reseña ante la muerte de Ayrton Senna a través de una máquina de escribir (Remington).

Luego con Internet llegó el mail y así resultó más fácil tener un interlocutor para intercambiar opiniones o dar puntos de vista.

Muchas de esas opiniones empecé a guardarlas y las terminé transformando en algún “artículo”. Algunos se perdieron, otros los iré colgando por aquí tal como fueron escritos en su momento.

Así, ante cada acontecimiento deportivo de relevancia aprovechaba para escribir alguna cosa; muchas fueron a modo de terapia ante algún traspié o hecho “indignante” motivo por el cual difícilmente pueda subirlo acá.

Todo eso hasta que llegó Twitter! Mis amigos felices porque ya no son ellos solos los que me padecen sino todos ustedes que están del otro lado.

Sepan ustedes que me permiten hacer algo que me apasiona. Sigo jugando a ser periodista, ejercito la memoria, me divierto y puedo hacer algo que no tiene precio, dar libremente mis opiniones retroalimentándome con las de ustedes.

A todos los que están del otro lado, gracias!

Anuncios