Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

Copa América

LA COPA AMÉRiCA EN CONSTANTE DESPRESTIGIO

Son varios los elementos por los cuales se puede afirmar que la Copa América, edición tras edición, va perdiendo el prestigio que alguna vez la llevó a ser considerada el evento más importante de selecciones luego de un mundial; de hecho, por 14 años se desarrolló sin que existiera la citada contienda.

I. En primer lugar se trató de un evento exclusivo de la Confederación SUDAMERICANA de Fútbol; de nadie más. Siempre estuvo -y está- regulado por su ente madre, la Conmebol.

Producto del dinero y la corrupción llegó México. Suena fuerte pero no lo digo yo, lo acaba de decir el FBI dando cuenta que los manejos turbios por los cuales se pidió el procesamiento de varios dirigentes de FIFA -la mayoría de Concacaf y Conmebol- datan de 1991.

Da la casualidad que los dirigentes de aquella época decidieron dar ingreso a México a la Copa América de selecciones, en el año 1993 y posteriormente invitar a sus equipos a la Copa Libertadores, a partir de 1997.

Ello, sin tener en cuenta el papelón que significó invitar a Japón en 1999. Sí, una Copa América con Japón!

Si la explicación de que esté participando México es el dinero o cantidad de televidentes, inviten a China o la India que seguro les será más redituable.

Por si fuera poco, los mexicanos se burlan del torneo mandando equipos de segunda categoría para luego ir a jugar la impresentable Copa Oro; un triangular que siempre definen EEUU, México y la “potencia” de turno, actualmente, Costa Rica.

II. En los últimos años tuvimos otros elementos dignos de la época romana que llevaron, por ejemplo, a que algún país poderoso del continente renunciara a participar.

Por supuesto riesgo de amenaza terrorista la selección Argentina decidió no concurrir a la edición de 2001 en Colombia. Podemos pensar que eso pasó hace un siglo pero no, fue hace nada más que 14 años!

III. Otra payasada que ya es hora de ir cambiando y que ha beneficiado a casi todos los que participan es el “Calendario fácil para el local”.

Digo que benefició a casi todos ya que, con el actual formato iniciado en 1993 y hasta esta edición, falta Brasil para que “se complete la vuelta” y todos los sudamericanos hayan organizado el evento desde entonces. Y en todos los casos se repite la constante:

a) evitar, salvo una catástrofe, a Argentina y Brasil no sólo en 1ra ronda sino en cuartos de final;

b) tener a Bolivia o Venezuela como “el fácil” del Grupo;

c) ello sumado a tener más descanso en todos los partidos hasta una hipotética final.

IV. Impresentable sistema de clasificación. ¿Hasta cuándo seguirán clasificando los dos mejores terceros? Mientras la FIFA eliminó en 1998 este absurdo mecanismo en América seguimos dando lugar a la especulación y suspicacia.

No sólo carece de seriedad hacer clasificar a los terceros sino que, además y para hacerlo completo, se juegan los últimos partidos de cada serie en distintos días y horarios, es decir, con resultados vistos.

¿Quieren que clasifiquen dos terceros? Pues bien, hagan jugar los seis partidos de la última fecha TODOS a la misma hora.

Porque no me vayan a decir que lo arreglamos invitando más países de la Concacaf para llegar a 16 y así permitir que sólo clasifiquen los dos primeros.

NO! La Copa América es el nombre de un torneo que fue, y debe ser, exclusivamente para países sudamericanos.

V. Descreimiento hacia todo lo que sea la autoridad, empezando, lógicamente por el arbitraje. En este continente los árbitros padecen las faltas de respeto más grandes que se puedan concebir: empujones, ademanes e insultos además de las ya clásicas y hasta insoportables protestas por absolutamente todo.

A modo de ejemplo tenemos el «empujón» de Cavani al juez de línea en el partido contra Chile. El uruguayo entendió que éste se había equivocado y no tuvo mejor idea que ir a pecharlo! Poco importa ya si la infracción estuvo bien cobrada o no, hay que partir de una premisa, el respeto a la autoridad.

SI POR UNA PROTESTA NO TE DAN VUELTA UN FALLO, MUCHO MENOS POR INCREPAR O GOLPEAR A UN ÁRBITRO

Esto sólo se va a terminar cuando la FIFA mandate a los árbitros a actuar de manera intransigente en el sentido de que, ante la más mínima protesta se proceda a amonestar y ante el más mínimo roce, ademán o insulto, se expulse.

ALCANZA CON PONER EL EJEMPLO DEL RUGBY, deporte “violento” por naturaleza donde los jugadores saben de antemano que, en el acierto o en el error, “EL ÁRBITRO SIEMPRE TIENE RAZÓN”.

A nadie se le ocurre increpar, menos aún empujar a un árbitro; ¿por qué?, porque las sanciones son tremendas! Como las de Luis Suárez en Brasil, todas!

VI. Le demostramos al mundo que nuestros deportistas son físicamente inferiores a los de otras partes del mundo. POR ELLO, EN CUARTOS Y SEMIFINALES HEMOS ELIMINADO LOS ALARGUES. Algo inconcebible!

Para la final sí, para dos fases previas no. Si le quieren encontrar una explicación lógica no la van a encontrar.

Ya saben qué opino sobre los alargues. No viene al caso repetirlo sino marcar la contradicción dentro del mismo torneo.

VII. Si de contradicciones hablamos tenemos esta perla. LA CONMEBOL NO ACTÚA DE OFICIO! LO HACE SÓLO A INSTANCIA DE PARTE! 

Si bien la  Conmebol está subordinada a la FIFA y esta actúa de oficio parece que aquella, a través de su reglamentación y órganos competentes, ha decidido no hacerlo salvo denuncia de parte.

Significa que si Luis Suárez mordía en la Copa América, salvo que el damnificado hubiera denunciado, no habría existido sanción. Un disparate!

Otra… cuando se expulsó a Neymar tras el partido con Colombia las primeras informaciones que llegaron indicaban que los 4 partidos de sanción (roja directa más agresión) debían ser cumplidos en competencias de Conmebol (Copa América) y no en las próximas eliminatorias como sí se dijo, inmediatamente, que debía hacer Cavani por doble amarilla y expulsión que sufrió contra Chile.

Algo que era absurdo y violatorio del principio de igualdad fue corregido a las pocas horas; tanto como la sanción a Jara que inicialmente fue de tres partidos, comunicada “de parado” ante algunos periodistas por un boliviano que no sabía ni dónde estaba parado quien afirmó, rotundamente, que LA SANCIÓN ERA INAPELABLE. Pues bien, a los cinco días la pena pasó de 3 a 2 partidos.

En fin, hasta aquí algunas de las cosas que en pocos minutos se pueden escribir sobre el desprestigio que edición tras edición va perdiendo la Copa América; un torneo que otrora fue ejemplo para todo el mundo.

CHILE, LA SELECCIÓN MÁS FRACASADA DEL FÚTBOL MUNDIAL

Esperando que todo sea leído bajo el contexto futbolístico -lejos se está de querer ofender al pueblo chileno-, diré por qué CHILE ES LA SELECCIÓN MÁS FRACASADA DE LA HISTORIA DEL FÚTBOL DE SELECCIONES.

Chile creó la Confederación Sudamericana de Fútbol en 1916 juntó a Uruguay, Argentina y Brasil. Han pasado 99 años y el único país de estos cuatro que no obtuvo jamás un título fue Chile.

La selección chilena jugó todo desde el comienzo de cada competición: Copa América desde 1916, los Juegos Olímpicos desde 1928, los campeonatos mundiales desde 1930 y los Torneos juveniles desde 1956; y jamás ganó nada!

Se han jugado 43 Copas América. Chile tiene cero título y tan solo 4 subcampeonatos.

Luego de Argentina (9) y Uruguay (7), Chile es quien más veces la organizó (6). Pero ni así pudo conseguir el torneo como lo hicieron Bolivia (1963) y Colombia (2001), al ganar sus únicos títulos.

Hay países que nunca organizaron nada y por lo menos tienen una excusa más. Chile que ha organizado 13 torneos sin obtener título alguno; a saber: 1 mundial de mayores (62’), 1 juvenil (87) y varios sudamericanos (6 mayores y 5 juveniles) siendo su mayor logro un subcampeonato.

En lo que hace a Copas América Chile es la selección con más partidos perdidos (82), tiene al jugador que más partidos disputó (Livingstone con 34) y tuvo el honor de jugar (y perder) el 1er partido en la historia del certamen (4-0 c/ URU el 02.07.1916).

Chile está entonces en la historia de la Copa América pero, lógicamente, todos sus récords son negativos.
Además en Sudamericanos JUVENILES Chile jugó: 27 Sub.20, 16 Sub.17 y 6 Sub,15. Un total de 49 torneos con 0 título.

Desde 1916 a hoy en TODAS LAS COMPETENCIAS DE CONMEBOL este es el reparto de Campeonatos de selecciones: BRA 33, URU 22, ARG 22, PAR y COL 5, PER 3, BOL 2, CHILE 0 (SÍ cero!).

Junto con Ecuador y Venezuela Chile integra el selecto grupo de selecciones que jamás ganaron un título de selección (mayor o juvenil) dentro de Conmebol; claro que los primeros empezaron a competir bastante tiempo después que los trasandinos.

Si de MUNDIALES FIFA se trata Chile participó en 9 de los 20 que se han disputado. No ganó ninguno ni ha sido finalista. Su mayor logro fue un 3er puesto en 1962, cuando lo organizó y tras infringir un juego más que brusco a todos sus rivales.

Desde 1960 se juegan CAMPEONATOS DE CLUBES: En 56 años ha habido más de 130 participaciones de clubes chilenos; resultado: 5 títulos.

Esas participaciones se dividen en: 1 Sudamericano de Campeones organizado por los propios chilenos en 1948, 4 Mercosur, 8 Conmebol, 7 Supercopa (en las primeras 3 ediciones no tuvo representante), 2 Interamericanas, 1 Intercontinental, 1 Suruga Bank, 2 Recopa, 13 Sudamericanas y 56 Copa Libertadores.

Son 95 torneos con participación chilena en competencias oficiales de Conmebol; en muchos de ellos lo hizo con más de un club (Libertadores, Conmebol, Sudamericana).

Chile consiguió, a través de sus clubes, 5 de esas 130 o más posibilidades de obtener un torneo: 1 Copa Libertadores (Colo Colo), 1 Sudamericana (Universidad de Chile), 1 Recopa, 2 Interamericanas (Colo Colo y Universidad Católica).

Cabe señalar que una de estas últimas fue de yapa ya que la obtenida por Universidad Católica fue tras participar “invitado” dado que el campeón de la Libertadores (San Pablo) declinó su participación.

Estamos hablando entonces de 5 títulos internacionales obtenidos por el fútbol chileno, entre selección (0) y clubes, en más de 200 torneos oficiales disputados a lo largo de 99 años de historia.

Chile ganó sí una medalla de bronce en los Juego Olímpicos de Sidney 2000; sería hazañoso salvo por el hecho de que la mayoría de los países sudamericanos que participaron han obtenido una: Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay.

El problema del fútbol chileno pasa por creerse grande. El problema no es lo que sos, es lo que te crees y eso corre para todos los ordenes de la vida.

Tal es la mediocridad del fútbol chileno y el convencimiento de que lo que hacen es hazañoso, que por ejemplo ante cada participación mundialista -y fracaso-, pasan por el Palacio de la Moneda para tener un reconocimiento (¿?).

Fueron tras el mundial 98’ donde si bien no ganaron un partido pasaron a 8vos y eso alcanzó para ser tildado de hazaña ya que no participaban de un mundial desde 1982.

En 2010 tras otra paliza con Brasil también marcharon hacia el Palacio, ¿por qué?, por haber ganado un par de partidos después de 48 años! Sucede que luego de organizar el mundial en 1962 y salir 3eros Chile necesitó de 14 partidos para volver a ganar en un mundial (7P, 6E).

En el 2014 otra vez en fila al Palacio. Esta vez porque perdieron con Brasil, como siempre, pero por penales.

CHILE SÓLO EN 4 MUNDIALES PASÓ DE RONDA Y EN TODOS FUE ELIMINADO POR BRASIL: 98, 10, 14 (8vos), 1962 (SF).

De yapa fue eliminado por Brasil para otros 2. Eso porque en las eliminatorias de 1989 un frustrado intento de fraude le costó no sólo la ida a Italia 90’ sino la eliminación directa para USA 94’, al prohibírsele competir en las eliminatorias.

El problema no es ser chileno sino creerte que sos algo, o alguien, en un mundo -el del fútbol- que no fue hecho para vos.

Por eso cuando estés mal, bajoneado, apesadumbrado y veas todo negativo…, tranquilo, pensá q mucho peor, es (que te guste el fútbol y) ser chileno!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑