Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

Copa Intercontinental

Que vuelva la Copa Intercontinental!

Si Conmebol quiere volver a tener un equipo campeón del mundo va a tener que pedirle a la FIFA que reinstaure la vieja Copa Intercontinental.

Desde que se implantó el mundial de clubes la supremacía europea ha quedado de manifiesto. Mientras que los sudamericanos ganaron el trofeo en 4 ediciones, la última a través de Corinthians en 2012, los europeos lo hicieron en 11, incluidas las últimas 6.

Además, salvo en la primera edición, donde Real Madrid quedó fuera de la final por diferencia de goles, en todas las demás el representante del viejo continente dijo presente en el último partido; mientras tanto, 4 de las 15 finales el equipo sudamericano no las jugó.

Si bien el europeo por lo general era favorito, antes los partidos solían ser parejos.

Antes la paridad la rompíamos con técnica, la cual se sobreponía a lo físico. Hoy el físico hace que la técnica quede neutralizada.

Antes la técnica la teníamos nosotros, de este lado del mundo, hoy el físico preparado para la alta competencia lo tienen todos.

Antes el poderío económico del viejo continente podía verse opacado dada la forma de disputa del trofeo. En el viejo formato todo se decidía en un único partido y por aquello de que en fútbol cualquier cosa puede pasar, siempre había lugar para las sorpresas.

Hoy la brecha económica es infinitamente mayor y en todo el mundo el deporte se ha desarrollado. Por eso ahora, con ronda previa y en un fútbol cada vez más parejo, a los sudamericanos se les está haciendo realmente imposible coronarse campeones del mundo.

30 AÑOS DE NACIONAL CAMPEÓN DEL MUNDO, POR ÚLTIMA VEZ.

Hoy se cumplen 30 años de aquella madrugada donde Nacional obtuvo su tercera Copa Intercontinental luego de derrotar al PSV de Holanda en una interminable tanda de penales (7-6) tras empatar 2-2 en la hora del tiempo suplementario.

Apasionante final donde cayeron varios mitos y estadísticas:

quien empieza primero la tanda de penales tiene 21% más de probabilidades de ganar;

quien tiene el golero más alto generalmente gana;

Si hoy es importante la diferencia de altura en los goleros más lo era antes de 1996 cuando el reglamento le exigía quedarse quieto hasta que la pelota fuera lanzada por el ejecutante.

Van Breukelen, bastante más alto que Jorge Seré, fue por demás respetuoso de esa norma y así fue como vio de cerca varias pelotas pudiendo detener sólo el remate de Daniel Carreño.

Por su parte, el arquero tricolor atajó tres penales convirtiéndose en la figura de la definición.

un ínfimo porcentaje de series se ganan tras tener 3 match point en contra.

Pues bien, Nacional salvó seis, tres durante la serie de cinco, algo que muy pocas veces se revierte.

Si fallaba Castro, convertía Lerby o erraba De León -penales 4-5-5 de la serie- PSV era campeón. Luego, por haber comenzado segundo, si en el mata – mata erraban De Lima, Revelez u Ostolaza, también el PSV -que ya había convertido- se hubiera consagrado campeón.

Fue la tercera Copa del mundo para Nacional y la sexta para el fútbol uruguayo.

Otra con tinte épico, no sólo por lo que fue la definición por penales sino por el empate agónico en el minuto 120 de partido.

En aquél momento Nacional y Peñarol quedaron como los equipos más ganadores en el mundo con tres Intercontinentales cada uno. Hoy están lejos, muy lejos.

De todas formas no pierdo las esperanzas de alguna vez poder volver a verlos en lo más alto.

NUESTROS GRANDES A NIVEL MUNDIAL

Han pasado 57 años de la obtención de la primera de las SEIS copas intercontinentales que tiene nuestro país.

En aquella oportunidad (19.09.1961) Peñarol vencía al Benfica de Eusebio y se tomaba revancha de lo sucedido un año antes ante el Real Madrid.

Qué lejos están nuestros clubes de ganar hoy algo parecido!

Hasta el 1988 se habían jugado 27 ediciones de la final del mundo; los uruguayos habían participado en 8 y ganado 6.

A partir de allí se disputaron otras 29 ediciones (serán 30 a fin de año), entre Copa Intercontinental y Mundial de Clubes, no sólo no se ganó ninguna sino que ni siquiera tuvieron la posibilidad de hacerlo, al no haber obtenido la Copa Libertadores.

Causas puede haber muchas, pero no alcanza con el simplismo de decir que cada vez es más difícil, que lo es!

Porque para ganar una final del mundo primero hay que llegar; y para ello hay que ganar un torneo continental donde en los últimos 30 años los uruguayos han desaparecido. Lo han ganado representantes de Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, Colombia y Ecuador, pero nosotros no.

Queda claro que es muy difícil volver a ser campeón del mundo de clubes; pero no tanto llegar a la posibilidad de serlo.

Si llegamos a la conclusión de que lejos de resultar un imposible, ganar la Copa Libertadores está al alcance de la mayoría de los países de este continente, quizás nos convenzamos de que se puede, la actitud ante el desafío sea otra, y casi sin quererlo terminemos, de un momento a otro, a dos partidos de volver a tener, al menos por un año, el mejor equipo del mundo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑