Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

Estadio Peñarol

LAS TRIBUNAS DEL “CAMPEÓN DEL SIGLO”

La dirigencia de Peñarol ha hecho oficial el nombre de las tribunas que llevará su Estadio “Campeón del Siglo” el que será inaugurado el próximo 27 de marzo.

En una medida que no comparto se dispuso que los nombres sean: Frank Henderson, para la tribuna oficial, Cr.José P.Damiani para la lateral -lo que sería la Olímpica del Estadio Centenario-, Washington Cataldi para la cabecera local y Cr.Gaston Güelfi para la visitante.

Entiendo que se ha utilizado un criterio digno de los tiempos que corren, donde se ha puesto a la dirigencia por encima de quienes posibilitaron que Peñarol haya llegado a la cima del fútbol mundial y que por ejemplo hoy, su Estadio porte el nombre “Campeón del Siglo”, sus jugadores.

Pero no debe llamar la atención. Son los mismos dirigentes que han olvidado a sus glorias, las han dejado morir en el olvido, las han echado del club, entre otros ejemplos que no viene al caso mencionar.

Lo que importa es que el actual Presidente de la institución tuvo un único y claro objetivo al elegir los nombres de las tribunas: que una de ellas llevara el nombre de su padre.

De esta manera, Juan Pedro Damiani dejó de lado:

– a la gente, a la que no le dio la oportunidad de proponer y mucho menos elegir los nombres de las tribunas de su club.

– y a los jugadores, quienes han sido los artífices de todos los triunfos y hazañas que el 27 de marzo se van a recordar.

A la gente se la arregló con una elección digitada del nombre del Estadio el cual, todos sabemos, ya estaba asignado desde que el proyecto fue habilitado y la obra comenzó a levantarse.

Por lo tanto, como es habitual en la conducción de Peñarol, todo fue resuelto por una sola persona, su Presidente.

Incluso, el criterio para asignar los nombres elegidos a las Tribunas tampoco es acorde a lo que el club logró bajo la Presidencia de cada uno de ellos.

henderson
Frank Henderson

Puede ser lógico designar la tribuna oficial con el nombre de su primer Presidente, Frank Henderon, pero no existe un criterio razonable en la asignación de las tres restantes.

 

La Tribuna opuesta a la oficial, la más grande en tamaño, llevará el nombre de José Pedro Damiani, quien no sólo fue el que menos ganó de los tres Presidentes en cuestión sino el principal responsable, junto a su hijo, de que Peñarol esté como está, alejado de todas las definiciones de los títulos que lo llevaron a ser un grande a nivel mundial.

Damiani obtuvo un solo título internacional (Copa Libertadores 1987) y 7 campeonatos uruguayos. Con Gastón Güelfi la institución cosechó 3 Libertadores, 2 Intercontinentales, 1 Supercops de campeones intercontinentales y 9 uruguayos y con Washington Cataldi 1 Libertadores, 1 Intercontinental y 9 uruguayos; ello, además de haber acompañado previamente a Güelfi desde el 1er día como Presidente del club.

Por lo tanto, en orden de méritos y de haberse seguido un criterio mínimamente razonable con los nombres elegidos debió llamarse:

  • Güelfi a la tribuna con mayor capacidad (Olímpica del Centenario),
  • Cataldi a la cabecera local,
  • y Damiani a la cabecera visitante.

 

LOS NOMBRES QUE LLEGARON A MANEJARSE

Hace pocas semanas se habían manejado algunos nombres y se llegó a considerar la posibilidad de que algún otro saliera de la opinión popular. En ese momento en lo personal consideré lo siguiente.

Que estaba bien denominar a la Tribuna oficial con el nombre del primer Presidente, Frank Henderson -discusiones al margen-.

En su figura quedaban incluidos todos los dirigentes que pasaron y pasarán por el club. Desde el más grande al más chico, sin distinciones ni valoraciones personales.

titoLa Tribuna más grande e importante entendí que debía ser un justo y merecido homenaje para su jugador emblema, el que más jugó y más ganó a lo largo de toda su historia: Néstor “Tito” Gonçalvez.

En su nombre quedaban comprendidos todos los jugadores pasados y futuros, los que jugaron en primera, los juveniles que no llegaron o los que salieron campeones del mundo.

Por otra parte, hay una cosa incuestionable que no se debe perder de vista más en los tiempos que corren; nadie en Peñarol volverá a jugar lo que jugó Gonçalvez (574 partidos) y, difícilmente, por no decir imposible, alguien podrá ganar lo que ganó él: 3 Copas Libertadores, 2 Intercontinentales, 1 Supercopa de Campeones y 9 uruguayos.

De hecho, con su nombre creí que debía denominarse el Estadio. Perfectamente este pudo llamarse Néstor “Tito” Gonçalvez y denominar a la cabecera local como “Campeón del Siglo”.

En cuanto a la Tribuna visitante tenían un matiz con el nombre que llegó a manejarse “Decano 28.9.1891”. Entendí que basado en los documentos oficiales que maneja la institución -también discusión al margen- alcanzaba con ponerle 28.9.1891, a secas; sin necesidad de herir susceptibilidades.

Finalmente iba a quedar en consideración de la gente el nombre de la cabecera local para lo cual a través de twitter había sugerido a los parciales de Peñarol lo siguiente:

  1. Lugar donde Peñarol obtuvo la -y su- primera Copa Libertadores: Puerto Sajonia -Defensores del Chaco 1960
  1. Lugar donde obtuvo, para muchos, su triunfo más importante: Chamartín – Santiago Bernabeu 1966 (2-0 a Real Madrid para obtener su 2ª Intercontinental).
  1. Lugar donde obtuvo tres Copas Libertadores (Santiago de Chile):
  • 1966 victoria 4-2 en alargue contra River Plate, tras ir perdiendo 0-2;
  • 1982 victoria 1-0 a Cobreloa a falta de 1 minuto para terminar el juego e ir a 3er partido;
  • 1987 victoria 1-0 a América de Cali a falta de 1 segundo para terminar el 2° tiempo del alargue y cuando el empate daba el título a los colombianos por mejor diferencia de goles en las dos primeras finales.

    Peñarol-America-de-Cali-1987_internet2
    Reacción tras el agónico gol de Aguirre en 1987

En lo personal no tenía ninguna duda. La cabecera local debía llamarse Santiago de Chile para en todo momento resaltar no sólo lo cosechado en ése lugar sino la forma en que se obtuvo cada logro.

UN NOMBRE LLENO DE GLORIA

El Club Atlético Peñarol está a semanas de ponerle nombre a su Estadio y a pocos meses de volver a tener el sueño de la casa propia, luego de 82 años.

Desde la desaparición del Estadio de los Pocitos en 1933 que Peñarol no tiene un recinto -propio- acorde a su envergadura.

Laurent
Lucien Laurent

El tiempo dirá si el nuevo Estadio podrá albergar acontecimientos históricos como los tuvo aquél, donde un 13 de julio de 1930, Lucien Laurent marcó el primer gol de la historia de los mundiales, en la victoria de su país -Francia- ante México por 4-1.

Esoestadio cap lo irá marcando el tiempo; ahora lo que se está por determinar es el nombre por el cual habrá de llamarse al Estadio de Peñarol.

Para eso su Presidente ha convocado a hinchas y socios y, según dijo, “tras un estudio de algunos historiadores”, se han propuesto las siguientes opciones: “Glorioso Peñarol”, “Campeón del Siglo” y “Estadio CURCC”.

Me pregunto quiénes son ésos historiadores que, al menos en dos de las opciones, han pensado más en confrontar que en individualizar a un Estadio que será de primer nivel mundial.

La grandeza de Peñarol obedece a los JUGADORES que han pasado por el club y que a fuerza de títulos lo han llenado de gloria.

Si se habla de un “Glorioso Peñarol”, en lo personal la única opción que considero viable de las tres sugeridas, es porque hubo a lo largo de la historia muchas glorias que vistieron su camiseta.

Si se obtuvo la distinción “Campeón del Siglo”, es porque muchos jugadores contribuyeron a ganar los títulos que lo hicieron posible. Aquí dejo de lado cualquier discusión sobre jerarquía, relevancia o vinculación con la FIFA que pueda tener quien otorgó tal distinción: la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Fútbol (IFFHS).

Por otro lado, ponerle “Estadio CURCC” no hará más que ahondar en una discusión, sin sentido, como la del decanato, que solo se puede dar en nuestro país.

Peñarol se hizo grande a nivel mundial no por haber nacido un día antes o después que otra institución sino por haber conseguido una infinidad de logros deportivos.

El nombre de un Estadio de fútbol tiene que ser SINÓNIMO DE GLORIA sin necesidad de ponerse a dar explicaciones.

En lo personal entiendo que el Estadio del Club Atlético Peñarol debe llevar el nombre de un jugador que, repito, a fuerza de títulos haya contribuido a la rica historia del club.

Algunos, con gran desconocimiento de la historia y tocando de oído, dicen “que se dejen los nombres de los jugadores para las tribunas, que el club está por encima de cualquier jugador”.

Saben qué, puede ser, pero a ésos les digo que la historia de Peñarol merece estar por encima de cualquier discusión estúpida.

A la hora de ponerle nombre a los estadios existen en el mundo cientos de ejemplos que se basan en:

Barrio/ubicación: Chamartín (nombre original del estadio del Real Madrid); San Siro (Milan); Mestalla (Valencia); Anfield (Liverpool).

Hecho histórico: Centenario (Uruguay); Defensores del Chaco (APF).

Un Presidente: Santiago Berbabéu (Real Madrid) Antonio Vespucio Liberti (River Plate); Alberto J.Armando (Boca Juniors).

Acontecimiento deportivo: Olímpico (Roma, Berlín, Munich, Londres, etc); Libertadores de América (Independiente); Stade de France (Estadio de Francia construido con motivo del mundial 1998).

Personalidad: Mario Filho -Maracaná-; San Paolo (Napoli); San Mamés (Ath.Bilbao); Presidente Perón (Racing).

Empresa patrocinadora: Allianz Arena (Bayern Munich); Mercedes Benz Arena (Stuttgart); Emirates (Arsenal).

Jugador o técnico: Giuseppe Meazza (Inter); Diego A.Maradona (Argentinos Jrs.); Mario A.Kempes (Gobierno de Córdoba); Marcelo Bielsa (Newell’s Old Boys).

Yo, insisto, soy de los que cree que Peñarol es lo que es gracias a los jugadores que han pasado por el club y que a través de las conquistas deportivas convirtieron a la institución en un grande a nivel mundial.

Ello no se debió a un barrio, a un Presidente, a un nombre o acta fundacional, o a una distinción en particular; se debió, pura y exclusivamente, a sus jugadores!

Entonces, repito, el nombre del Estadio del Club Atlético Peñarol debe identificarse con una GLORIA DEL CLUB, con un JUGADOR que haya vestido su camiseta.

Y allí podrán encontrar muchos nombres, yo me quedo con uno, NESTOR “TITO” GONÇALVEZ (nacido en Artígas un 27 de abril de 1936) el cual:

  • Jugó TODA SU CARRERA en Peñarol (desde 1957 a 1970).
  • Es quien más veces vistió su camiseta (574).
  • Ganó 9 campeonatos uruguayos (formó parte del 1er quinquenio).
  • Ganó 3 Copas Libertadores de América.
  • Ganó 2 Copas Intercontinentales
  • Ganó 1 Supercopa de Campeones Intercontinentales
  • Es por otra parte el único futbolista que disputó 6 finales de Copa Libertadores.

Por eso, para mi no hay dos posibilidades, el Estadio del Club Atlético Peñarol debe llevar el nombre de su máxima gloria: Néstor “Tito” Gonçalvez.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑