Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

FIFA

LLEGÓ EL DÍA. DISFRUTEMOS EL MUNDIAL!

Pasaron 1448 días desde la eliminación contra Colombia en Brasil 2014.

Llegamos al mundial de manera directa -luego de seis intentos- con una renovación importante en nombres, estilo de jugadores y funcionamiento.

Ahora estamos en Rusia a la par de 32 de selecciones que van en busca del mismo objetivo; el más importante que cualquier futbolista puede soñar.

Se viene un mes maravilloso con lo mejor del mejor deporte del mundo.

Disfrutaremos, nos alegraremos, emocionaremos, estaremos felices, quizás tristes, con rabia o algún otro sentimiento.

Gracias a este proceso de 12 años estaremos, como pocas veces, esperanzados y alineados detrás del sueño de ver a Uruguay llegar a lo más alto.

La selección con más vueltas olímpicas nos permitirá, una vez más, estar unidos sin siquiera conocernos.

En la coincidencia o discrepancia estará bueno poder intercambiar ideas, sensaciones y opiniones.

Disfrutaré de todo el mundial pero -lógicamente- mi interés estará puesto antes que nada en Uruguay. En base a lo que pueda pasar y llegar a convenirle para que su camino a la cima sea el más “accesible” podré simpatizar, circunstancialmente, más por uno que por otro seleccionado.

Porque ya sabes… PARA SALIR CAMPEÓN MENTIRA QUE HAY QUE GANARLE A TODOS; hay que ganarle al que el fixture te pone enfrente y si es más fácil, mejor!

Siéntanse privilegiados de poder ver a Uruguay jugando una Copa del mundo. Valoren más y critiquen menos. 

Sepan que disfrutar del mundial no pasa por ver brillar al seleccionado; para ser campeón ello no es necesario.

Son siete partidos, más bien cuatro -ya que en los primeros tres te podés dar el lujo de tener un traspié- donde es suficiente avanzar -como sea- ligando en aspectos «accesorios» al juego.

Y por accesorios debemos entender: a) el fixture, que toque una serie y cruces en teoría «accesibles»; b) no tener lesionados, circunstancia totalmente imprevista en los cuatro años previos de planificación; c) que los árbitros no cometan errores, cosa que con el VAR se intentará disminuir al máximo; y d) encontrarte con rivales «desgastados», hecho que dependerá del plantel e instancias suplementarias que tenga que sortear tal o cual país.

Entonces, no importa si brillas ni tampoco contra quién jugas; al final todos los títulos valen lo mismo y lo que quedará en la historia es la foto de un capitán levantando la Copa FIFA.

Son siete partidos que te separan de la gloria y da igual de qué forma los sortees; lo único que importa es alcanzarla!

Mientras se siga llevando el triunfo quién haga más goles no importará cómo, ni quién tenga más la pelota, tampoco quién es más vistoso.

Y es por eso que un mundial, más que en ningún otro evento, «ganar no es lo más importante, es lo único importante«. Sino pregúntenle a los húngaros en 1954 o a los holandeses viente años después.

Italia en 1982 empató sus tres partidos de la primera fase mientras Brasil daba clases de ballet. Les tocó enfrentarse en segunda ronda, Italia ganó el partido que tenía que ganar, llegó a la final y luego se coronó campeón.

España en el 2010 durmió a sus rivales con el control de balón y un porcentaje altísimo de posesión de pelota. Pero, ¿se puede decir que brilló? En absoluto!

Perdió el primer partido, ganó uno solo por dos goles y los cinco restantes por mínima diferencia; los últimos cuatro -de Octavos en adelante- por 1-0. Vaya si habrá sido efectivo.

Alemania en 1990 ganó sin lucir; qué decir de Italia en 2006. Francia en 1998 avanzó una fase con gol de oro y otra por penales antes de llegar a la final que le ganó con luz a Brasil.

De hecho ni Uruguay (1930-1950) ni Italia (1934-1938-1982-2006) se caracterizaron históricamente por su juego vistoso.

Es verdad que hubo algunos campeones que no dejaron dudas y brillaron en su paso al título (BRA 1958 y 1970 o ARG con Maradona en 1986) pero no menos cierto que alcanza con un paso firme -como la Alemania de 2014- o mucho carácter -como Uruguay en 1950-, para no dejar dudas que con actitud, eficacia y contundencia, se puede llegar a ser campeón del mundo.

Veamos sino estos ejemplos donde pese a haber jugado realmente muy mal se estuvo a minutos de lograr el objetivo.

Argentina en 1990 e Italia en 1994 fueron un espanto; ambos clasificaron como mejores terceros. La albiceleste perdió la final apenas 1-0 tras un dudoso penal a falta de tres minutos y luego de pasar por dos alargues previos: YUG en Cuartos e ITA en Semifinal; los tanos, que también pasaron por un alargue (NIG en Octavos), perdieron por penales tras empate a cero en la final más espantosa de la historia.

Argentina de 2014 sin dudas fue mucho más que la del mundial de Italia. Si bien tuvo poco volumen de juego demostró mucha efectividad (5PG-1PE-1PP) y seguramente estuvo a la par de selecciones campeonas como Alemania (1990) o Italia (1982-2006); sin embargo, pasarán los años y no quedará en la memoria del aficionado.

Porque la historia (grande) la hacen los que ganan. No importa si  está bien o no, en el mundo del fútbol es una realidad incontrastable.

Por eso el mundial hay que disfrutarlo del primer al último día; partido a partido más allá del resultado final.

Recuerden que son 211 países afiliados a la FIFA, 32 van al mundial, sólo 2 llegan a la final y 1 sale campeón.

NO ES PARA CUALQUIERA LLEGAR!

CampeonesEn 20 finales disputadas hasta el presente pudo haber 40 selecciones distintas llegando al último día y 20 alzando la Copa.

Sin embargo, la historia dice que sólo 12 países jugaron una final de campeonato del mundo, 8 fueron campeones (Uruguay, Italia, Alemania, Brasil, Inglaterra, Argentina, Francia y España) y otros 4 cayeron en el intento (Checoslovaquia, Hungría, Suecia y Holanda).

Por eso, no seamos exitistas y tengamos presente que -no solo en el deporte- SIEMPRE SE PIERDE MÁS DE LO QUE SE GANA.

Valoremos las cosas en su justa medida. Disfrutemos con mesurado optimismo del mundial que se viene sabiendo que con esfuerzo, trabajo y mucha actitud, se puede lograr el máximo objetivo!

 

 

 

MANO DE DIOS & MANO DE SUÁREZ. Incomparables!

Es un disparate equiparar el gol con la mano de Maradona a los ingleses, en cuartos de final del mundial México 86’, con la mano de Suárez en el partido contra Ghana, por la misma instancia del mundial 2010.

Que lo diga un aficionado en caliente vaya y pase, pero escuchar a un árbitro, instructor de FIFA, como Jorge Larrionda, llama mucho la atención.

La diferencia entre uno y otro caso es bien simple.

Luis Suárez no burló el reglamento contra Ghana. Como cualquier jugador, en cualquier lugar de la cancha, se valió de una acción de juego para evitar que el rival sacara una ventaja. Dicha acción tiene una pena y la misma fue aplicada como correspondía.

Así como algunos cometen un foul, otros toman de la camiseta o se arrojan de manera temeraria con tal de evitar que el rival avance o llegue al gol, Suárez con sus manos evitó lo que era una segura conquista del seleccionado africano.

¿Eso es ilícito? ¿Eso implica sacar una ventaja extradeportiva ?

No! Claro que no!

ILÍCITO ES OBTENER ALGO POR FUERA DE LO REGLAMENTARIO; jugar dopado, sobornar a los rivales o HACER UN GOL CON LA MANO y que no te lo anulen.

El gol con la mano de Diego Maradona fue ilícito, antirreglamentario.

El reglamento no permite que sean validados los goles convertidos con la mano.

Valerse de ello implica una ilicitud que no se da en jugadas como la de Suárez a Ghana donde el reglamento castiga la acción con el cobro de un tiro penal además de la expulsión.

Esto en los tiempos que corren ya que años atrás, jugadas idénticas apenas se sancionaban con amarilla: Mario Kempes (ARG) contra Polonia en el 78’ o Francisco Villarroya (ESP) tras cabezazo de José Herrera en el partido Uruguay – España de Italia 90’.

Entonces, Suárez fue partícipe de una acción que el reglamento NO prohíbe, pero sí sanciona, y por eso no sólo se cobró penal sino que fue expulsado.

Maradona burló el reglamento y se valió de una acción que el reglamento SÍ prohíbe ya que jamás puede convalidarse un gol hecho con la mano.

MARACANAZO. Mucho más que 90 minutos.

Decir “maracanazo” es sinónimo de hazaña.

Se ha convertido con los años en una expresión que excede al ámbito deportivo. Los amantes del fútbol saben que está ligado al “partido final” de la Copa del mundo de 1950.

Los uruguayos sabemos que ocurrió un 16 de julio pero pocos, muy pocos, saben realmente cómo se llegó a cristalizar.

Porque el partido contra Brasil es cierto que de por sí tiene un significado mayúsculo. Ganarle al organizador, el mejor equipo del torneo hasta entonces y ante 200.000 personas es algo que difícilmente se vuelva a dar.

Pero está en el conocedor de la historia, y es obligación de todos los uruguayos, hacer saber al mundo el por qué de tamaña hazaña.

Hay que explicar que Uruguay – Brasil no jugaron una final.

Hay que decir que Brasil, como todo organizador en aquellas épocas, tenía ciertos privilegios a la hora de la organización y el sorteo.

Todos tienen que saber que luego de la fase inicial se disputó un cuadrangular final para dirimir quién sería el campeón. Brasil, Uruguay, España y Suecia jugaron ese cuadrangular en sistema de todos contra todos donde se otorgaban, como hasta 1994, dos puntos al vencedor, uno en caso de empate y cero por la derrota.

De esa forma los brasileños pensaron que difícilmente podía escapárseles el título. ¿Por qué? Porque no es lo mismo jugar un partido para consagrar al campeón, donde cualquier error puede no ser reversible, que hacerlo por sumatoria de puntos en un “campeonato largo”. Sino piensen qué le pasó a Hungría cuatro años después.

ASÍ ENTONCES, TODOS TIENEN QUE SABER QUE LA HAZAÑA DE MARACANÁ PASA, PRINCIPALMENTE, POR LO QUE VERÁN A CONTINUACIÓN.

1. En los tres partidos del cuadrangular final Uruguay se encontró en desventaja: ESPAÑA 1-2 hasta el empate de Obdulio 73’; SUECIA  1-2 hasta que llegaron los goles de Miguez 77’ y 85’ para darlo vuelta, y contra BRASIL 1-2 hasta el empate de Schiaffino en el 66’ y posterior gol de Ghiggia en el 79’.

2. Faltando 13 minutos para terminar el segundo partido (&SUE) Uruguay estaba sin chances de ser campeón. Pudo llegar a jugar con Brasil por nada!

Es más, si se hubiera dado el triunfo sueco (2-1 contra Uruguay) los brasileños podían sentirse campeones a falta de un partido. Entrarían a la última fecha con España y Uruguay eliminados y para perder el título debían no solo caer con los celestes sino que Suecia le ganara a España y descontara una diferencia de 16 goles!

3. Faltando 5 minutos para terminar el segundo partido (&SUE) Uruguay, si bien quedaba con chances de ser campeón en la última fecha, debía ganarle a Brasil por 6 goles!

El empate de Miguez dejaba a Suecia eliminado, al igual que España, pero obligaba a los charrúas a ganar por esa diferencia ya que cinco goles no le eran suficientes (los norteños tenían mayor cantidad de goles a favor).

4. El 16 de julio de 1950 Brasil llegó al último partido como pensaban los organizadores, sin necesidad de ganar para salir campeón. Esto es algo que no tuvo precedentes ni volvió a repetirse en la historia de las mundiales, incluyendo los disputados bajo la organización del COI (1924-1928).

5. Jugaban el mismo día Suecia – España pero ya sin chances de campeonato. A los organizadores les alcanzaba con el empate para lograr su primera Copa del mundo.

Si con el empate eran campeones qué decir a los 2’ del segundo tiempo cuando se adelantó en el marcador a través del gol de Friaça.

6. Uruguay debía dar vuelta el partido en los 43’ que tenía por delante.

7. A los 66’ llegó el empate de Schaffino. Brasil seguía a 24 minutos de ser campeón del mundo; los mismos que tenía Uruguay para ponerse en ventaja y no dejar escapar la Copa.

La celeste la seguía luchando de atrás como a lo largo de toda la fase final. De la derrota con España y la próxima eliminación con Suecia, a quedar a un paso de la Jules Rimet siendo testigos del festejo de 200.000 personas.

8. Fue así que recién a 11 minutos del final del torneo nos pusimos en ventaja con el gol de Alcides Ghiggia (79’). Recién en ese momento pasamos a liderar la tabla de posiciones y sentirnos campeones del mundo.

El resto es historia. Llegó el pitazo de George Reader  y con el la consagración más impresionante que jamás una selección haya podido obtener.

Porque el “Maracanazo” no fueron solo 90 minutos.

Fue una sucesión de acontecimientos vividos a lo largo de todo el certamen que han hecho que hoy, cualquiera que pueda salir de una situación incómoda, angustiante y casi irreversible, resuma su proeza con esa expresión.

EL CAMINO “más fácil” PARA ACCEDER A LA RECOMPENSA

Hace unas horas escribí cuál sería el camino de Uruguay en caso de que, como todos esperamos, pueda acceder a la segunda fase del mundial.

Ello dentro del plano hipotético y partiendo de la base de resultados relativamente lógicos tomando en cuenta el poderío actual de algunas selecciones, su ranking y peso histórico.

Ahora veámoslo desde otro punto de vista. Cuál sería el camino más fácil para la celeste? Qué resultados deberían darse para que se nos allanara el camino rumbo al título?

No, no caigas en frases hechas!

Te lo he dicho una y mil veces, PARA SALIR CAMPEÓN MENTIRA QUE HAY QUE GANAR A TODOS; hay que ganarle al que el fixture te pone enfrente y si es más fácil, mejor!

Entonces veamos qué puede pasar para que ése fixture depare cruces de menor exigencia que los que, en teoría, nos pueden tocar.

PAÍSES CLASIFICADOS. UBICACIÓN EN EL GRUPO.

A: 1° Uruguay – 2° da igual (supongamos Rusia).

B: 1° España & 2° Marruecos.

C: 1° Dinamarca & 2° Francia.

D: 1° Argentina & 2° da igual (supongamos Croacia).

E: 1° Suiza & 2° Brasil.

F: 1° Alemania & 2° Suecia.

G: 1° Túnez & 2° Inglaterra o Bélgica.

H: 1° Colombia & 2° Japón o Polonia.

Si esto sucede Uruguay quedaría del lado izquierdo del cuadro sin enfrentar, hasta la final, a ninguna de las potencias o candidatas al título las cuales quedarán del lado derecho.

A1 URUGUAY ESPAÑA B1
B2 MARRUECOS RUSIA A2
C1 DINAMARCA ARGENTINA D1
D2 CROACIA FRANCIA C2
E1 SUIZA ALEMANIA F1
F2 SUECIA BRASIL E2
G1 TÚNEZ COLOMBIA H1
H2 JÁPON o POLONIA INGLATERRA o BÉLGICA G2

Podrán decir que es muy rebuscado; quizás lo sea, pero tratándose de fútbol todo puede pasar. Además, hay algunos resultados que pueden perfectamente acompañar estos cruces.

El primer partido del Grupo B es entre España y Portugal. Puede suceder que la furia golee a los lusos y de esa forma dejarlos condicionados y sin posibilidad de error contra Marruecos. Algo similar le ocurrió a España en 2014 y a falta de un partido quedó eliminada. Cuidado!

Dinamarca también podría llegar a dar la nota en el último partido del Grupo C y bajar a los franceses al segundo lugar. Y digo Dinamarca porque preferiría enfrentar a un europeo de segundo orden que a un sudamericano (Perú).

Lo que sí es muy complicado es que Brasil no gane el Grupo E y que Túnez pueda ganar el suyo contra Inglaterra y Bélgica.

Pero si de soñar se trata digamos que de darse esa combinación de resultados Uruguay estaría enfrentando en la segunda fase de la Copa del mundo:

En Octavos de final a Marruecos

En Cuartos de Final a Dinamarca o Croacia.

Y en una hipotética semifinal ante el vencedor de estas dos series: Suiza & Suecia y Túnez & Japón o Polonia.

Y así se diera lo más lógico, que sería tener a Brasil, Inglaterra o Bélgica ganando sus Grupos, de darse la clasificación de Marruecos y Dinamarca de la forma antes mencionada, tendríamos un camino similar al de 2010, enfrentándonos recién en semifinales ante Brasil, Inglaterra o Bélgica.

Sé que es muy hipotético pero si esto llega a pasar, no digan que no les avisé!

EL CAMINO PARA ACCEDER A LA RECOMPENSA

Desde el pasado 1º de diciembre cuando se realizó el sorteo para el mundial de Rusia todos sabemos que Uruguay jugará en el Grupo A, los días 15, 20 y 25 de junio, contra Egipto, Arabia Saudita y Rusia, respectivamente, y que de avanzar a Octavos de Final seguramente le toque enfrentar a Portugal o España.

 

ad588dee283eccf85f60aa42ea60f0e5-rusia-2018-fixture-y-grupos-de-equipos

En virtud del poderío de nuestro equipo y los rivales que vamos a enfrentar, Uruguay tiene no sólo la obligación de clasificar sino de hacerlo en el primer lugar.

Y que quede claro. Realizar esa afirmación no implica subestimar a nadie!

Parece que ahora no se puede hablar de favoritismos; o nos pasamos de hipócritas o, peor aún, nos guardamos un comodín para atajarnos ante una posible derrota o eventual fracaso.

Es claro que así como nos ganó Costa Rica en 2014 y nos humilló Dinamarca en su primera participación mundialista en 1986 nos puede ganar cualquiera. Pero eso no quita que podamos decir que somos amplios favoritos para pasar de ronda y ganar el Grupo que esta vez nos tocó en suerte.

Si vamos a pensar que Egipto es una potencia por tener a Salah es mejor no ir; una cosa es respetar al rival y reconocer a un gran jugador y otra es creernos menos para, como dije, justificar luego una eventual derrota.

Y BASTA DE DECIR QUE PODEMOS GANAR Y PERDER CON CUALQUIERA!

Además de ser una frase obvia ya va siendo también una leyenda urbana. Estuvimos 40 años para ganarle a una selección europea en los mundiales; a Alemania no le ganamos desde 1928 y a Brasil, después de Maracaná, sólo lo vencimos una vez en su tierra, en un amistoso.

Con los norteños perdimos las finales de Copa América 1989 y 1999, empatamos en 1983 y 1995 (pese a que en ambos casos nos significó el título -el último por penales-) nos eliminaron de un mundial (1994) y de dos finales continentales (2004 y 2007). Si tomamos en cuenta que por eliminatorias les ganamos solo una vez y que contra Argentina solemos perder más de lo que ganamos, la muletilla no va cerrando.

Por otra parte, muchos de los que encienden las alarmas después pretenden que Uruguay gane siempre, a cualquiera y todavía jugando bien, cual si fuéramos una potencia. Eso ya no es no tener término medio, es no tener criterio!

DE OCTAVOS HACIA ADELANTE SIENDO PRIMEROS

Siempre en el plano hipotético, pensando que se da la lógica, veamos cómo serían los cruces que podríamos tener en caso de seguir avanzando en el torneo.

Si Uruguay es 1o en Grupo y luego pasa los Octavos de Final (seguramente contra Portugal o España ), jugaría en Cuartos contra el ganador de: Francia (1o C) & (2o D: Croacia – Nigeria o, quizás Argentina).

Si Uruguay es 1o en su Grupo, pasa los Octavos y luego los Cuartos de Final, jugaría la semifinal de la Copa del Mundo contra el ganador de las siguientes fases: E1 (Brasil) & F2 (Suecia o México) y G1 (Inglaterra o Bélgica) & H2 (Colombia, Senegal o Polonia).

Entonces, es verdad que nos tocó el Grupo en teoría más accesible de la primera fase, pero también quedamos del lado del cuadro más difícil, de cara a la segunda fase.

Mientras que del lado derecho del cuadro quedarían como selecciones fuertes las de Argentina y Alemania -que se enfrentarían en semifinales- y si se quiere Bélgica, del lado izquierdo -donde estaría Uruguay- aparecen: España, Portugal, Francia, Brasil e Inglaterra.

DE OCTAVOS HACIA ADELANTE SIENDO SEGUNDOS

En una encuesta realizada en twitter la mayoría prefirió evitar a Brasil en Semifinales antes que a Argentina en Cuartos de Final.

Para ello deberíamos clasificar 2os en el Grupo; de esa forma jugaríamos Octavos ante España o Portugal, Cuartos contra Argentina y semi final contra Alemania.

Yo sigo prefiriendo quedarme del lado izquierdo (1os de Grupo); de última, si llegué a Semifinales quiere decir que ya tengo la posibilidad de quedar a 90 minutos de la gloria.

LA OPINIÓN DE LA GENTE MÁS ALLÁ DE URUGUAY

En las encuestas formuladas la inmensa mayoría entendió que estos serán los clasificados de cada Grupo a Octavos de Final.

A: Uruguay & Rusia

B: España & Portugal

C: Francia & Perú

D: Argentina & Croacia

E: Brasil & Suiza

F: Alemania & Suecia

G: Bélgica & Inglaterra

H: Colombia & Polonia

De esta forma el cuadro quedaría conformado de la siguiente manera.

A1 URUGUAY ESPAÑA B1
B2 PORTUGAL RUSIA A2
C1 FRANCIA ARGENTINA D1
D2 CROACIA PERÚ C2
E1 BRASIL ALEMANIA F1
F2 SUECIA SUIZA E2
G1 BÉLGICA COLOMBIA H1
H2 POLONIA INGLATERRA G2

A continuación  entendieron, también por porcentajes bastante amplios, que así quedaría el cuadro de Cuartos de Final una vez disputados los ocho partidos de Octavos.

A1 URUGUAY ESPAÑA B1
B2 PORTUGAL RUSIA A2
URUGUAY ESPAÑA
FRANCIA ARGENTINA
C1 FRANCIA ARGENTINA D1
D2 CROACIA PERÚ C2
E1 BRASIL ALEMANIA F1
F2 SUECIA SUIZA E2
BRASIL ALEMANIA
BÉLGICA INGLATERRA
G1 BELGICA COLOMBIA H1
H2 POLONIA INGLATERRA G2

Luego decidieron quiénes accederían a semifinales poniendo así punto final al sueño celeste.

URUGUAY ESPAÑA
PORTUGAL RUSIA
URUGUAY ESPAÑA
FRANCIA ARGENTINA
FRANCIA ARGENTINA
CROACIA FRANCIA ESPAÑA PERÚ
BRASIL BRASIL ALEMANIA ALEMANIA
SUECIA SUIZA
BRASIL ALEMANIA
BÉLGICA INGLATERRA
BELGICA COLOMBIA
POLONIA INGLATERRA

Como finalistas de la próxima Copa del mundo no dejaron lugar para las sorpresas y entendieron que Brasil y Alemania repetirán lo acontecido en 2002.

Yo comparto prácticamente todos los cruces pero me permito creer en dos batacazos: Inglaterra venciendo a Alemania en Cuartos de Final y Francia ganándole a Brasil en semifinales. En lo personal tengo a Inglaterra como la sorpresa de Rusia 2018; veremos si el pánico escénico no los desborda esta vez.

NUESTRAS CHANCES

Considero que en Octavos seríamos favoritos ante Marruecos, si da la sorpresa, estaríamos en pie de igualdad contra Portugal y por debajo de España (65-35).

En Cuartos contra Francia nuestras chances serán mayores si el partido no se extiende más allá de los 90 minutos. En un alargue el predominio físico de los galos sería determinante. Por lo demás sería una serie pareja con leve favoritismo para el equipo europeo (55-45).

En semifinales vendría Brasil. Si bien la teoría dice que hoy son los claros favoritos a llevarse el mundial sabemos del respeto y cuidado que les inspira la camiseta celeste lo cual puede determinar que en un mal día de los norteños podamos dar la sorpresa. Lo veo 65-35 para nuestros vecinos del norte.

Y si llegamos a la final no habrá porcentaje que pueda quitarnos el sueño de ver a la celeste levantar la Copa del mundo. Vamos que vamos, siempre!!!

LA ERRÓNEA TEORÍA DEL ÍNDICE DEMOGRÁFICO COMO JUSTIFICACIÓN A LOS LOGROS OBTENIDOS

 

Uruguay es un grande del fútbol mundial, eso es indiscutible y lo debemos decir orgullosos.

A quienes digan que nuestros títulos son en blanco y negro alcanza con decirles lo siguiente:

  1. Desde que el fútbol es en colores Uruguay ganó cuatro Copas América (1983, 1987, 1995 y 2011) ello es más de lo que ganó Paraguay, Perú, Chile, Colombia, Bolivia, Ecuador y Venezuela en toda su historia; en colores o blanco y negro.
  2. Países como Hungría y Checoslovaquia supieron ser potencias a nivel mundial cuando el fútbol era en blanco y negro. A ello podríamos sumarle selecciones como la austríaca, soviética o incluso la sueca, que también fue finalista en 1958. Pero mientras todas estas selecciones han desaparecido de la élite del fútbol mundial, la celeste, incluso habiendo tenido décadas nefastas en cuanto a su manejo dirigencial, nunca dejó de ser potencia en su continente, ha sabido estar dos veces entre los cuatro primeros del mundo (1970/2010), permanentemente tiene jugadores brillando por el mundo y, además, en los últimos años ha concurrido asiduamente a los mundiales de las distintas categorías.
  3. Y lo más importante, la mayoría de los que intentan desmerecer nuestros logros omiten un «pequeño detalle», empezaron a jugar al mismo tiempo que nosotros.

Todo esto con solo 3.200.000 de habitantes (lugar 134 a nivel mundial).

Si tomamos en cuenta que tenemos una población envejecida y que hay más mujeres que hombres, la cantidad de posibles jugadores de fútbol para seleccionar es considerablemente inferior a la enorme mayoría de las más de 200 selecciones que integran la FIFA.

Ahora bien, esa realidad -objetiva- de ninguna manera puede servir para justificar resultados deportivos; ni derrotas o posibles fracasos, ni para sobrar a nuestros ocasionales rivales.

Si todo se redujera al tamaño de un país o su población los campeonatos del mundo habrían sido ganados reiteradamente por Estados Unidos, la Unión Soviética, China, India, Indonesia, Nigeria, Japón o algún que otro populoso país. Lo cierto es que salvo el primero, en Uruguay, los demás ni siquiera supieron acceder a una semifinal.

El tema es bien sencillo. Uruguay es un país pequeño y poco poblado pero donde se respira y nace para vivir el fútbol como en pocos lugares del mundo. Acá nacemos con la pelota debajo del brazo; nacemos para jugar al fútbol. Nuestra cultura gira en torno a una pelota. Claramente eso no sucede en los países antes mencionados.

Y ahí está la clave que tira abajo las teorías de “tamaño o cantidad de personas” que tiene cada país como sinónimo de ganar más o menos campeonatos.

Porque insisto, de ser mínimamente cierta esta teoría, China o la ex Unión Soviética hubieran salido siempre campeones del mundo no sólo en fútbol, en todos los deportes!

El ejemplo más claro de que todo pasa por la cultura e idiosincrasia de cada país lo da Nueva Zelanda en rugby.

Los All Blacks tienes una supremacía que no se da prácticamente en ningún deporte. Supremacía física y técnica, individual y grupal; sin embargo, es algo más grande que nuestro país y tiene sólo un millón más de personas.

Pero claro, allí se nace para jugar al rugby!

EL TIEMPO PUSO LAS COSAS EN SU LUGAR

Días atrás salieron nuevas escuchas donde el delincuente de Alejandro Burzaco, exdirector ejecutivo de Torneos y Competencias y unas de las caras más visibles del Fifagate, reconoció al expresidente de la AUF, Sebastián Bauzá, como un tipo honesto, siendo entonces Uruguay un lugar a donde los corruptos no podían entrar.

Y vale aclarar que no podían entrar a través de la AUF -como sí lo hacían por el resto de las Asociaciones de Conmebol- porque está claro que a través de Eugenio Figueredo vaya que tuvieron vía libre para hacer todo tipo de negocios turbios.

A fines del año pasado se habían dado a conocer otros audios donde el propio Burzaco reconocía que los únicos dirigentes sudamericanos que no habían recibido coimas eran Sebastián Bauzá y el ex Presidente de la ANFP, el chileno H. Mayne-Nicholls.

Ambos acontecimientos nos deben llenar de orgullo a aquellos que queremos lo mejor para nuestro fútbol; por contrapartida, debe avergonzar a aquellos impresentables dirigentes, políticos y del fútbol, que hicieron todo lo posible para cansarlo y sacarlo de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Da mucha rabia además, que el otro delincuente “pasea perros”, que goza en nuestro país de una libertad que jamás debió dársele, también lo haya querido enchastrar haciéndolo pasar nada menos que por la justicia del crimen organizado.

Bauzá ya había dado muestras de dignidad, honradez y nobleza cuando durante su mandato el club de sus amores tuvo que salir del fútbol profesional por problemas financieros.

En ningún momento interfirió o buscó otorgarle favores a Bella Vista de modo de salvarlo de una situación crítica. Menos aún, como se probó, buscó auxiliarlo económicamente a través de la plata sucia que se ofrecía al por mayor en el mundo FIFA-CONMEBOL.

Esperaba ansioso la demanda de Bauzá contra el impresentable -y examigo de muchos dirigentes y periodistas de este país- Eugenio Figueredo pero su grandeza estuvo por encima de todo lo malo que le hicieron pasar y ha preferido dejar el tema a un lado.

Por todo esto, en agosto de este año, con el mundial de Rusia terminado, dejando a un lado lo expresado por el expresidente, los dirigentes que tengan un mínimo de dignidad y quieran lo mejor para el fútbol uruguayo deberían escuchar el clamor popular y actuar en consecuencia.

Porque el mandato de este ejecutivo es hasta el mundial; y el del cuerpo técnico de nuestra selección también. Y más allá del resultado, el proceso de selecciones debe continuar bajo una conducción seria y responsable.

Qué mejor entonces que el regreso de nuestro expresidente?

No hay nadie en este país que hoy no quiera que el Presidente de la AUF sea Sebastián Bauzá. Nadie que no esté contaminado por los arreglos o acomodos habituales de nuestro fútbol.

Por eso Don Sebastián, permítame decirle que usted ha sido un ejemplo de cómo se debe proceder en la vida; cuenta con el apoyo de todos los que queremos un fútbol uruguayo mejor, más honesto y profesional.

Si se siente con ganas no dude en volver.

El fútbol uruguayo lo necesita y mucho!

ALGUNOS CAMBIOS A LAS REGLAS DEL JUEGO

Las normas que regulan el fútbol a través de la International Football Association Board (IFAB) han sufrido variantes a lo largo de los más de 150 años que lleva la práctica del deporte.

Generalmente las mismas se han dado por dos motivos, dar más garantías a los participantes, velando por un juego justo, y procurar que este sea más dinámico y por ende más “entretenido”, con mayores situaciones de gol que termina siendo, en definitiva, la emoción máxima de un encuentro.

Es cierto que gran parte de las discusiones que se dan por aspectos vinculados al arbitraje y las normas de juego ocurren por el enorme desconocimiento que existe por parte de los aficionados, periodismo y jugadores en general.

No menos cierto que existen aspectos regulados de manera tal que dan lugar a la duda o al acaecimiento de situaciones injustas.

Sobre algunos de ellos entiendo cabría una modificación a las reglas que hoy se encuentran vigentes. Esto sin perjuicio de las enmiendas que deberían hacerse tras la implementación del sistema VAR.

1. Si la pelota no sale del área en un saque de arco la culpa es exclusiva del equipo que reinició el juego.

El jugador que sacó desde los 5.50 mts debe prever la intensidad del remate o que un jugador rival pueda llegar a interceptar el pase.

Pues bien, hoy está previsto que si el equipo que saca comete una infracción, es decir, tocar dos veces el balón antes de que salga del área grande y el juego se reinicie de manera efectiva, pueda volver a sacar enmendado así su error.

Entiendo que en este caso debería sancionarse un tiro libre indirecto desde el lugar donde se cometió la infracción, esto es, donde se tocó el balón por segunda vez antes de que saliera del área.

2. Lo mismo ocurre con la reposición desde un lateral donde se lanza el balón pero este no llega a ingresar al campo.

En lugar de sancionar al que repone mal, cambiando la posesión de la pelota y permitiendo al equipo rival sacar desde el mismo lugar, se le permite poner nuevamente la pelota en juego.

Es absurdo más teniendo en cuenta que si la misma situación se da en un tiro de esquina (ejecución donde la pelota no entra a la cancha) ahí sí existe una sanción y el ejecutante pierde la posesión.

3. El agarrón mutuo dentro del área. Con el correr de las décadas cada pelota quieta se fue convirtiendo en una posibilidad de gol y así, los agarrones dentro del área se volvieron cada vez más frecuentes.

Llegamos a ver tomas de catch en espectáculos más parecidos a la lucha libre que al fútbol. La mayoría de los árbitros optó siempre por lo más sencillo, hacer la vista gorda o cobrar infracción al atacante.

Pero existe desde hace un par de años una modificación al reglamento que hace que este punto pueda derivar en graves injusticias, máxime cuando se ha comenzado a aplicar el VAR.

Hoy un agarrón mutuo dentro del área debe ser sancionado con tiro penal. ¿Por qué?

Porque a través de la Regla 5 se estableció que si se comete más de una infracción al mismo tiempo se castigará la “infracción más grave en términos de sanción o repercusión táctica».

Y ello es así tanto para un jugador que cometa más de una infracción a la vez o para dos o más jugadores de distintos equipos.

Entonces, en caso de un agarrón mutuo en el área tendremos, por un lado la infracción del atacante y por otro la del defensor; de las dos sanciones el penal es la más grave en términos de sanción o repercusión táctica por lo tanto, no le quedará otra opción al árbitro que sancionar esta última.

Considero que es una pésima regulación. En tiempos de VAR todas estas jugadas serán advertidas el delantero podría agarrar siempre dentro del área, procurando sacar una ventaja y sabiendo que si el defensor también agarra, deberá sancionarse penal y no tiro libre en favor del equipo que defiende.

Habría que derogar esta norma y establecer que en estos casos, como en cualquier otro donde haya una doble infracción y no existe norma específica que regule la situación (por ejemplo en las ejecuciones de tiros penales), habrá de reanudarse el juego a través de una suelta neutral en el lugar donde se desarrolló la incidencia, sin perjuicio de las sanciones disciplinarias que pudieren corresponder.

 

MUNDIAL DE CLUBES 2021. OTRO MAMARRACHO DE LA FIFA

La FIFA en su afán recaudador y cada vez más sometida a la voluntad de los clubes poderosos, que le exigen limitar calendarios o aggiornarlos al interés de las competiciones europeas, se lanza ahora a otra aventura, la realización de un mundial de clubes que irá a sustituir a la Copa Confederaciones debido a, según dicen, el poco interés que ha despertado a lo largo de los años.

La Copa Confederaciones es un excelente invento donde se buscó reunir lo mejor de cada continente de cara a un mundial que se celebra un año después. Si perdió interés es por culpa de la propia FIFA que ha hecho todo lo posible por arruinarlo.

Lejos de cuidarlo y potenciarlo, no buscó la forma de que los jugadores pudieran llegar al torneo descansados, exigiendo el corrimiento de los calendarios de las diferentes ligas el año de su disputa.

Tampoco exigió que se presentaran las selecciones con el máximo de su poderío y no que usaran el certamen como un banco de pruebas.

Así es como un torneo va perdiendo interés.

Ahora, bajo esta excusa se busca armar un gran negocio en beneficio de los clubes europeos, los únicos realmente interesados en algo así.

El interés es estrictamente económico ya que desde lo deportivo no les aportará absolutamente nada!

Si antes se decía que a los clubes europeos le importaba poco la Intercontinental imaginen ahora. Además, tal como está confeccionado el sistema de disputa, será un milagro ver a un club por fuera de Europa acceder a la final del certamen.

El campeonato lo estarían disputando 24 equipos; 12 europeos, cinco sudamericanos, dos africanos, dos asiáticos, dos de la Concacaf y uno de Oceanía.

Los 24 participantes serán divididos en ocho grupos, de tres equipos cada uno, donde sólo el primero avanzará a la próxima ronda (cuartos de final).

A través de un sistema de eliminación directa se avanzará luego hasta la final.

Entonces volvamos a lo del principio, se dice que es una apuesta más atrayente que el actual Mundial de Clubes cuando lo cierto es que lo único atrayente son los billetes; lo que se recaudará por concepto de televisación será inimaginable.

Se detendrá la competición europea  durante el tiempo de disputa y todos los ojos estarán puestos en este torneo.

Pero desde lo deportivo será una burla. La posibilidad de que un equipo sudamericano gane el torneo será prácticamente nula; qué decir del resto de las confederaciones.

Aún hoy estos tienen un mínimo de posibilidad de ser campeones del mundo básicamente porque:

* hay un solo club europeo y recién se lo enfrenta en la final;

* para ser campeón sólo se juegan dos partidos (menos chance de quedar fuera antes de la final o tener suspendidos).

* la liga europea no se para y puede haber algún club que opte por cuidar algún jugador (para ellos es más importante su competencia interna o Europea).

Pero a partir de 2021 sólo un milagro hará posible que el título mundial de clubes salga del continente europeo.

Para empezar participarán 12 clubes (50%).

La mayoría son selecciones disfrazadas de clubes.

Muchos se reforzarán para tener un plantel aún más amplio y competitivo ya que el premio por salir campeón (más la televisación) justificará cualquier erogación anterior.

Los campeonatos locales se detendrán. Se pondrá toda la atención en este evento y luego vendrá la licencia de los jugadores. Lo que pase en Sudamérica y otras partes del mundo a nadie le importa.

Para salir campeón hay que jugar cinco partidos y no dos. Tres de ellos pueden durar 120 minutos.

En épocas de Intercontinental, donde se jugaba un único partido, las chances se equilibraban.

Ahora, la sumatoria de partidos traerá cansancio, lesionados y suspendidos; la diferencia de planteles será abismal por lo que mientras unos padecerán la competencia los otros simplemente se limitarán a rotar el plantel, como suelen hacerlo todo el año, sin que el rendimiento se vea afectado en lo más mínimo.

En definitiva, nos cansaremos de ver campeonatos definidos exclusivamente por europeos. Todos los demás serán invitados a su gran fiesta.

La FIFA debió buscar la manera de potenciar la Copa Confederaciones, rever el mundial de clubes, reinstalar la Copa Intercontinental y dejar de hacerle los negocios a los clubes europeos.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑