Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

Forlán

El fútbol hoy. 70% físico, 30% técnica.

Hasta hace un par de décadas la paridad en un partido solía romperse con técnica, la cual se sobreponía al aspecto físico. Hoy el físico hace que la técnica quede neutralizada.

Ello es una regla que solo rompe Lionel Messi, única persona en el mundo que puede sobreponer su técnica por sobre el físico de los demás. La explicación? Su físico.

La explosión que le suma a su técnica hace la diferencia entre el mejor jugador del mundo y cientos de buenos jugadores de moñita corta e intrascendente.

Antes, la técnica la teníamos de este lado del mundo, era propiedad nuestra. Hoy, el físico preparado para la alta competencia lo tienen todos, incluso bastante mejor que nosotros.

En ello influye la alimentación, la genética, los primeros años de desarrollo pero sobre todo la edad. Y mientras en Europa los equipos se arman con jóvenes atletas y una columna de experiencia -aún en condiciones de jugar en la élite-, en esta parte del mundo, y sobre todo en Uruguay, se arman con viejos y caros jugadores, muchos de los cuales llegan acabados del fútbol de alta exigencia.

La Copa del Mundo, la final de la Libertadores y el mundial de Clubes 2018 son ejemplos claros de esta situación.

Francia tenía un equipo de atletas con muy buenos jugadores. Llegó a la final de manera cómoda y obtuvo el campeonato al vencer a Croacia que venía con un equipo más veterano y cansado producto de tres alargues. El partido se acabó a falta de 30 minutos.

En la final de la Libertadores River Plate se impuso luego de que Boca mermara su rendimiento físico a partir del segundo tiempo producto de una mala conformación del banco y tener en cancha jugadores viejos o fuera de forma que terminaron arrastrándose en la cancha.

Días más tarde, en la semifinal del mundial de Clubes el Al-Ain bloqueó a River Plate desde lo físico. No lo dejó pensar, lo asfixió. Eso con el agravante de que mientras River tuvo 9 días para preparar el partido, el Al-Ain ese día estaba jugando su tercero en 6, con dos alargues de por medio.

Los dirigentes de nuestro fútbol deben tener claro que el fútbol de hoy es muy exigente y que si se quiere estar en la élite deben adaptarse a estos tiempos, dejar de contratar para la tribuna y actuar en consecuencia.

Hace rato que los nombres, por sí solos, no te definen un campeonato continental.

En Uruguay podemos poner el ejemplo de Diego Forlán. Excelente profesional, dedicado 100% a su actividad, con un físico privilegiado y técnica depurada. Una cosa fue su etapa 2010-2012 y otra desde allí hasta que se retiró en la selección (2014); qué decir cuando jugó por Peñarol la Libertadores 2016 .

Seguía con la técnica pero estaba lejísimo en el aspecto físico; mucho más lento en el pique o reacción para sacarse a alguien de arriba. Porque la técnica no se pierde, la velocidad sí.

Por eso no se debe confundir experiencia con vejez.

Hoy a los 26 años sos experiente y a los 32 estás al borde del retiro en lo que hace al fútbol de alta competencia. Y para no estarlo solo se requiere una cosa, estar al 100% físicamente. Y eso no es lo usual en la mayoría de los jugadores, menos en Uruguay.

El uruguayo tiene la misma herramienta que los extranjeros para desarrollar la actividad deportiva: su físico. Cuando van afuera lo desarrollan y ponen a punto para poder estar a la par sabiendo que el que no lo hace, vuelve a un nivel inferior.

Anuncios

¡¡¡HAY QUE PATEAR DE LEJOS!!!

En el fútbol actual, tan físico con pocos espacios y tiempo de decisión, los partidos suelen ser cada vez más cerrados. No hay mejor llave que el tiro de larga distancia!

 A TRAVÉS DE ESTE PUEDE VENIR UN GOL ya sea:

– POR MÉRITO DEL EJECUTANTE: de forma directa o a través de un rebote provocado por la potencia del remate;

– o POR DEFECTO DEL RIVAL que puede consistir en:

– un mal rechazo,

– un error del golero,

– o hasta un gol en contra producto de un rebote.

EN EL PEOR DE LOS CASOS, si la pelota se va afuera, SE DARÁ UN SAQUE DE ARCO para el equipo rival.

El remate al arco provoca algo inesperado. Generalmente agarra al equipo que defiende mal parado o, de estarlo, encuentra al golero obstaculizado por sus compañeros y con poca visión de la jugada.

F Suda
Gol (remate de larga distancia) de Forlán contra Sudáfrica en 2010
forlan holansa
Forlán contra Holanda. También de larga distancia pero de zurda

En Uruguay tuvimos la excepción de Diego Forlán quien solía a menudo rematar de larga distancia y con las dos piernas. Así, en el mundial de 2010 convirtió contra Sudáfrica y Holanda. Ojo, en ése mundial también supimos padecer goles de los rivales de la misma manera (Ghana y Holanda -foto de portada-).

Muchas veces a ritmo lento se llega hasta el borde del área y en lugar de patear se vuelve a jugar atrás con un defensor para que, ante la presión, termine de todas formas tirando un pelotazo que en el 95% de los casos no lleva peligro ni consecuencias para un rival al que agarra de frente y con visión completa de la jugada (a diferencia de sus compañeros que deben saltar, ganar la posición, bajar la pelota, sacarse de encima la marca y luego definir).

Apuesto a que muchos cuando ven eso se dicen y preguntan: “para hacer eso porqué no la tiró antes” ¿o no?

¿Por qué no patear de entrada evitando ser tan previsible?

Además, cuando el equipo que ataca tiene que retroceder la pelota a la última línea, generalmente lo hace acosado y el defensor debe restar apurado. Un posible error suyo puede terminar lo que era una jugada de ataque, cómoda y sin riesgo, en una jugada de peligro en su contra. Todo por no patear!

Claro que por estos lados el miedo al error, a la crítica del compañero que reclamará el pase y al murmullo o silbido de la tribuna, llevan al delantero a no patear y hacer una moña –innecesaria- con el riesgo que eso conlleva: perder la pelota y quedar expuesto a un contragolpe.

Algún día patearemos de afuera para generar algo inesperado.

Es la forma más fácil y rápida de romper una defensa sin asumir riesgos.

URUGUAY SEMIFINALISTA!!!

NOS ESPERA HOLANDA, NO LA NARANJA MECÁNICA

Parece mentira pero podemos decir que ¡¡¡Uruguay está entre los 4 mejores del mundo!!!

Seguro que alguno dirá que fue gracias al fixture -como si este tuviera las manos de Suárez o picara penales- y que no le ganamos a nadie; quizás hasta saliendo campeones tengan ese sentimiento.

Así somos los uruguayos…bien amargos, tristes!

No disfrutamos el éxito y solemos considerarnos menos que los demás, siempre! Tras esta histórica clasificación ya se habla que de vamos a enfrentar a una “temible” Holanda, como si fuera la del 74’.

Si observamos las estadísticas generales vemos que han tenido una actuación similar a la de Uruguay en lo que va del certamen.

Tenemos un tiro al arco y seis corners más que el futuro rival y 15 fouls y 4 amarillas menos. Holanda tiene 10 goles a favor y 3 en contra en tanto que Uruguay ha convertido 7 y recibido 3.

Ellos jugaron con Japón, Dinamarca, Camerún, Eslovaquia y Brasil; me pregunto ¿son más que Francia, México, Sudáfrica, Corea y Ghana?

¿O ahora que Francia salió última es un desastre y hace 25 días era candidato como Brasil?

Si bien hay que respetar al rival no debemos asustarnos y creer que el partido está perdido de antemano. En lo personal quería que Holanda le ganara a Eslovaquia porque estaba convencido de que podía eliminar a Brasil y que para nosotros sería un rival más “accesible”, no por fácil, sino por juego.

Lo mismo del otro lado del fixture; he gritado todos los goles alemanes porque estaba -y estoy- convencido de que Argentina sería un rival mucho más difícil en el caso de un hipotético cruce -como puede serlo España-.

Vi a Alemania contra Serbia y contra Ghana y la verdad que haciendo un planteo como el de esos equipos se lo puede controlar, pero eso mejor no analizarlo ahora y seguirlo soñando.

He escuchado también que corremos con notoria desventaja por el cansancio. Uruguay por haber abierto el campeonato siempre jugó antes que Holanda en el mundial con un descanso de entre 5 y 6 días entre partido y partido.

Ahora tendrá sólo 4, tiempo al que Forlán, Suárez, Maxi, Godín, Fucile, Muslera, y casi todos, están acostumbrados por jugar en sus ligas y permanentemente copas de su país o europeas.

La desventaja respecto de Holanda no creo que esté tanto en los 30 minutos de alargue sino en el cansancio mental producto del estrés que generan los penales y el afloje posterior, incluido el festejo. Allí se lo vio a Lodeiro y Lugano correr con lo que podían, cuando los dos estaban lesionados.

PERO NO HAY DUDAS QUE LA MAYOR MOTIVACIÓN Y RECUPERACIÓN SERÍA EL PODER PASAR A UNA FINAL DEL MUNDO!

Bastó ver el excelente partido que le jugó Paraguay a España; nadie hubiera dicho que los guaraníes venían de jugar un alargue. Ahí tenemos una demostración de que podemos jugar mañana siendo protagonistas y volver a una final tras 60 años.

Por otra parte, vamos a jugar con Gargano y Cáceres 100% descansados. De esa forma no sólo le damos más vitalidad al equipo sino que le agregamos al mejor defensor que tenemos.

Si le sumamos la vuelta de Godín, que también está descansado -aunque recuperándose de una lesión-, podemos pasar a hablar de otros aspectos futbolísticos, pero no de cansancio.

La identidad nuestra parece haberse recuperado. Jugamos en bloque, de atrás para adelante, sin enloquecernos y confiando en la capacidad de nuestros delanteros que han sido extraordinarios en esta Copa.

La clave está en conocer las virtudes y limitaciones del equipo. Reconocer cuando uno es inferior para explotar al máximo las virtudes y sacar a luz los defectos del rival.

En lo personal le tenía más temor a Ghana que lo que le puedo tener a Holanda siendo este un equipo muy parejo en relación a Uruguay.

Tiene mejores individualidades (si contamos plantel por plantel), mayor dinámica y ambas cosas redundan en un buen juego colectivo, que no podemos decir que sea mejor que el uruguayo, por cuanto ha sido igual de efectivo,  pero que lo hacen más vistoso y contundente que el nuestro.

LA CLAVE ESTARÁ

– En quitarle ritmo y no dejarle metros para un contragolpe ya que tienen, especialmente a través de Robben, mucha precisión en velocidad.

Aprovechar al máximo las pelotas detenidas. Uruguay tuvo contra Ghana 12 tiros de esquina (quien más tiró en todos los cuartos de final); todos fueron mal ejecutados. No hubo un solo disparo que cayera en el área chica para poder conectar un cabezaso. Si bien los holandeses tienen gente alta han demostrado falencias y por ahí se puede abrir el partido.

Gol forlán tiro libre
Gol de tiro libre de Forlán

Patear -de afuera- al arco! Lo de siempre, máxime teniendo en cuenta que Suárez no estará y que en el último partido fue quien más provocó peligro en el arco rival. Este rubro ha sido fundamental en la competencia. Cada vez más lo es en el fútbol mundial. El gol de Ghana vino por un tiro de 34 metros; el de Forlán de un tiro libre. Los partidos cada vez son más cerrados y no hay mejor llave que el tiro de larga distancia. De este puede venir un gol sea por mérito propio y defecto del arquero rival.

Los dos Pereira deberán intentar de afuera lo mismo que Gargano y Forlán. En este rubro para tener aspiraciones no puede haber menos de 10 tiros en el partido.

Estamos en condiciones de lograrlo. De todos los cuartos de final, si bien jugamos 30 minutos más, fuimos la segunda selección con más disparos al arco (16).

– En cuanto al equipo que se espera para mañana a FUCILE lo sustituirá el mejor defensor que tiene Uruguay (Cáceres); sólo hay que esperar que no sienta la inactividad.

La selección de Uruguay se impuso el viernes a la de Ghana en la tanda de penaltis, en un partido de cuartos de final del Mundial 2010 que terminó 1-1 al final de la prórroga. En la imagen, el uruguayo Luis Suárez (D) para el balón con la mano durante un partido de cuartos de final del Mundial 2010 disputado ante Ghana en el estadio Soccer City de Johannesburgo, el 2 de julio de 2010. REUTERS/Brian Snyder
Las manos de Suárez evitan el gol

SUÁREZ permitió que podamos ver a Uruguay en una semifinal 40 años después, nos hizo y les hizo a sus compañeros ese regalo, ahora ellos deberán devolverle la gentileza y darle la posibilidad de jugar una final del mundo. De ser así, todo el plantel estará a la orden salvo Lodeiro; regresarían Lugano y Suárez (descansados).

Tenemos elementos para seguir soñando, jugamos contra un buen equipo pero no son más que nosotros. Es un partido, 90 minutos, tienen buenos jugadores pero: ningún defensor como Godín, ningún delantero como Forlán, mucho menos un mediocampista con los huevos de Diego Pérez.

Su clave está en el medio y así lo leyó Tabárez. Pase lo que pase comparto su planteo.

Ojalá Dios vuelva a iluminar a estos muchachos y le den la posibilidad a Suárez de jugar el domingo, porque hoy todos somos Suárez, todos queremos estar en la final del mundo.

Un abrazo y arriba la celeste carajo!!!!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑