Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

Fútbol

SIGUE PERDIENDO VIGENCIA.»EL LOCAL TIENE MÁS CHANCES DE SALIR CAMPEÓN»

El año pasado muchos minimizaron el logro de Chile, tras ganar su primera Copa América, en el hecho de que la habían obtenido en condición de local. En su momento escribí un artículo del cual se podía advertir que la frase del título hace tiempo está en desuso.

Ha pasado un año desde entonces y contamos con dos nuevos casos que no hacen más que aumentar aquella leyenda urbana. Repasemos los números, incluidas las ediciones 2016 de la Euro y Copa América.

AMÉRICA

En primer lugar cabe reiterar el ejemplo de Chile que alcanza para tirar abajo los argumentos de quienes entienden que el local tiene más chances de ser campeón. Primero por el hecho de que acaba de obtener su segunda Copa América en condición de visitante. Además, porque los trasandinos con la de 2015 organizaron: otros 12 torneos sudamericanos (siete Copas América de mayores y cinco juveniles) y 2 Copas del Mundo (una de mayores y otra juvenil); sin embargo, tras organizar 14 campeonatos, recién en la pasada edición de Copa América pudieron gritar campeón (7,1%).

La estadística general de la Copa América indica que de las 42 ediciones –en otras 3 no hubo sede fija- en 21 el organizador fue campeón (50%).

Es verdad que Chile, Colombia y Bolivia han ganado su única Copa América en condición de local pero no es menos cierto que el fútbol es cada vez más parejo y la condición de ser local ya no pesa como en décadas anteriores. Lo veremos más adelante.

Si bien Uruguay (7/7), Brasil (4/4) y Colombia (1/1) han ganado cada vez que organizaron la Copa América conviene hacer la siguiente precisión para destacar el caso de “la celeste” como algo inédito en el mundo.

Uruguay y Colombia son los únicos campeones continentales (de América y Europa) que han ganado todos los torneos de mayores que organizaron.

1995-uruguay
Último título de Uruguay como local en 1995

La diferencia está en la cantidad; mientras Colombia sólo organizó la Copa América de 2001, Uruguay fue sede del Mundial de 1930, siete Copas América y, si se quiere, se le puede agregar la Copa de Oro de Campeones del Mundo.

EUROCOPA

En Europa la mayoría de los que organizaron la Euro no lograron obtener el campeonato; lo que acaba de suceder con Francia no hace más que aumentar los porcentajes en ese sentido.

De hecho en el viejo continente no existe ningún país que haya ganado todo lo que organizó. Encontramos un par de casos de países que organizaron y ganaron una edición de la Euro pero perdieron otra (Francia -2- e Italia) y está también el caso de España que si bien ganó el único título que organizó (1964) al momento de organizar un mundial (1982) no logró pasar la segunda fase.

En definitiva, de las 15 ediciones de la Eurocopa, donde hubo 18 locales -3 veces la sede fue  compartida-, sólo 3 de ellos pudieron dejar el trofeo en su país (16,66%).

MUNDIALES

Si tomamos en cuenta los 20 mundiales que se han disputado hasta el momento observamos que de 21 países organizadores sólo 6 de ellos pudieron gritar campeón (28,57%).

ÚLTIMOS 30 AÑOS

El porcentaje de países que han sido campeones cuando organizaron un torneo continental ha ido bajando considerablemente con el correr de los años; en los últimos 30 se evidencia no sólo lo difícil que es cada competición sino la paridad cada vez mayor que existe entre los seleccionados.

Desde 1986 a hoy nos encontramos con:

 8 Mundiales donde hubo 9 organizadores y sólo 1 quedó en manos del local (11,1%)

 13 Copas América donde tan sólo en 4 festejaron los anfitriones (30,7%).

8 Eurocopas, con 11 organizadores, donde NINGUNO pudo ser campeón (0%).

SUMA HISTÓRICA

En definitiva, si sumamos todas las ediciones de Copa América, Mundiales y Copas de Europa, desde su primera edición hasta hoy, vemos que en un 37% el local se quedó con el trofeo; y si tomamos en cuenta los últimos 30 años, vemos que el anfitrión logró dar la vuelta olímpica en un 20,83% de los casos.

CHILE VA POR LA COPA Y ESTOS NÚMEROS

Este domingo Argentina y Chile disputarán la final de la Copa América “Centenario”. Finalizará así la 45ª edición del torneo continental de selecciones más añejo e importante, luego de una Copa del Mundo.

A 100 años de su primera edición, disputada en Buenos Aires y ganada por Uruguay, dos de los cuatro fundadores de la Confederación Sudamericana de Fútbol esperan llevarse el trofeo.

Para ARGENTINA significaría romper con una racha de 23 años entre los cuales se encuentran tres finales perdidas (2004/07/15).

Para CHILE, luego de conocer lo que significa dar una vuelta olímpica en 2015, la final podría convertirlo en …

3er SELECCIONADO QUE MÁS RÁPIDO REPITE CONSAGRACIÓN

Ese sería el lugar que ocuparía la selección chilena si el próximo domingo logra imponerse.

Aquí los cinco seleccionados que más rápido repitieron el título en la historia con la precisión de que dos de esas posiciones corresponden al seleccionado argentino en ocasión de ganar su tricampeonato 1945/46/47 (único en la historia).

1º URUGUAY 336 días entre las ediciones 1923/24 – (2.12.23 al 2.11.24).

2º ARGENTINA 350 días entre 1945/46 – (25.2.45 al 10.2.46).

3º ¿CHILE? 358 días entre 2015/16 – (4.7.15 al 26.6.16).

4º URUGUAY 455 días entre 1916/17 – (16.7.16 al 14.10.17).

5º ARGENTINA 686 entre 1946/47 – (10.2.46 al 28.12.47).

Han existido otros bicampeones, no en años correlativos, motivo por el cual no entran en consideración; a saber: Argentina en 1927/29; 1957/59 y 1991/93; Uruguay en 1983/87 y Brasil en 1997/99 y 2004/07.

SELECCIÓN QUE PERDURÓ POR MÁS TIEMPO COMO VIGENTE CAMPEÓN

Es verdad que se trata de algo hipotético pero… ¿quién le quita el sueño a los chilenos?

De consagrarse campeón el seleccionado trasandino llegará a la Copa de Brasil en 2019 con la posibilidad de igualar a Argentina, como único tricampeón pero, además, podrá convertirse en la selección que por más tiempo ostentó el título de campeón de América.

El siguiente cálculo está contemplando la posibilidad de que Chile, ya campeón  de esta edición, repita en 2019 y caiga recién en la edición de Ecuador 2023 que podría finalizar, por ejemplo, el domingo 16 de julio de ese año.

¿CHILE? +/- 2934 días 2015/23 – (a ésa fecha 8 años y 12 días).

Veamos ahora las actuales marcas vigentes.

2º ARGENTINA 2618 días entre las ediciones de 1927 a 1935 cuando cedió el título – (27.11.27 a 27.1.35; fueron 7 años y 2 meses).

3º BRASIL 2548 días entre 2004/11 – (25.7.04 a 17.7.11; fueron 6 años, 11 meses y 20 días hasta que cayó con Paraguay y quedó eliminado).

4º URUGUAY 2081 días entre 1983/89 – (4.11.83 a 16.7.89; fueron 5 años, 8 meses y 12 días).

6º REINADO MÁS CORTO

El 1er lugar como selección campeona de América que perduró por menos tiempo en las 44 ediciones que se llevan disputadas pertenece a Argentina. Los albiceleste en 1959 fueron campeones por tan solo 256 días.

Ése año se disputaron dos ediciones del máximo evento continental; Argentina fue campeón el 4.4.1959 y cedió el trono, tras quedar sin chances de ser campeón, 256 días después (16.12.1959) -pese a que el campeonato finalizó el 25.12.1959-.

Las siguientes cuatro ubicaciones también pertenecen al seleccionado argentino.

2°: 310 días (25.12.1925 al 31.10.1926 pese a que el torneo finalizó el 3.11.26).

3°: 322 días (30.3.1955 al 15.2.1956).

4°: 340 días (4.3.1941 al 7.2.1942).

5°: 353 días (30.10.1921 al 18.10.1922 por más que el evento terminó el 22.10.1922).

Una derrota de CHILE lo colocaría en el 6° lugar, tras 358 días de reinado: desde el 4.7.2015 al 26.6.2016.

Los siguientes lugares seguirán siendo para:

7°: BRASIL (362) 29.5.1919 al 25.09.1920 por más que el evento terminó el 3.10.1920.

8°: URUGUAY (384) 1.11.1926 al 20.11.1927 más allá de terminar el certamen el 27.11.1927.

9°: URUGUAY (392) 3.10.1920 al 30.10.1921.

10°: BRASIL (399) 22.10.1922 al 25.11.1923 por más que el torneo terminó el 2.12.1923.

 

TERMINEMOS CON LAS SUSPICACIAS

¿HASTA CUÁNDO CAMPEONATOS DONDE CLASIFICAN ALGUNOS TERCEROS?

La FIFA a partir del mundial de Francia en 1998, con la participación de 32 selecciones, decidió poner fin a un sistema de clasificación a la segunda ronda de la competencia (play off) en el cual clasificaban algunos 3os.

Desde 1982 a 1994 la fase final de la Copa del Mundo la disputaron 24 selecciones divididas en seis grupos. De esa forma pasaban a 8vos de final los dos primeros de cada llave y los cuatro mejores terceros!

Eso que ya de por sí era poco serio estaba magnificado por el hecho de que la última fecha no jugaban todos los involucrados al mismo tiempo, por lo tanto, varios lo hacían a resultado visto sabiendo de antemano qué era lo más favorable a sus intereses.

PERO LA ESPECULACIÓN Y SUSPICACIA A NIVEL DE COPAS DEL MUNDO VA MÁS ALLÁ DE 1982 Y FUE POR ESO QUE LA FIFA PROCURÓ REDUCIRLA AL MÁXIMO A PARTIR DE FRANCIA 98’.

Existieron sonados casos de “amaños” que si bien no fueron probados, a la luz de los hechos y ya con la televisación dominando el mundo, pusieron en alerta a la FIFA.

ARG-PER-A-78
Argentina – Perú 1978

En el mundial de 1978 el local, Argentina, previo a disputar el último partido por la llave semifinal contra Perú, sabía que debía ganarle por una diferencia de 4 goles para ser finalista.

El otro país con posibilidades de acceder a la final era Brasil pero claro, su partido se jugó tres horas antes que el de los locales.

Así, con resultado visto, los albiceleste entraron a la cancha sabiendo que tenían que ganar por 4 goles; lo hicieron 6-0, por las dudas.

alemanes_austriacos
Sonrisa cómplice tras el final del encuentro entre Alemania 1-0 Austria

Cuatro años después el bochorno fue mayúsculo. Por la primera fase del mundial de España jugaban la última fecha las selecciones de Alemania y Austria.

Rápidamente los germanos se pusieron en ventaja; tras ello, no se atacaron en todo el partido sabiendo que ese resultado (1-0) los clasificaba a ambos para la segunda ronda, en perjuicio de Argelia, que finalmente quedaría eliminado.

El tiempo pasó y la FIFA pudo a partir de 1998 eliminar todo tipo de especulación haciendo que clasifiquen los dos primeros de cada grupo y que, además, en la última fecha se jueguen los dos partidos (cuatro selecciones que lo integran) de manera simultánea.

Siempre habrá alguien que pretenda salirse de las reglas básicas de honestidad pero al menos, de esta manera, la especulación y suspicacia se reduce al máximo.

Pero si bien esto es así a nivel de mayores, los mundiales Sub.20 se siguen jugando bajo el sistema de disputa donde clasifican los mejores 3os. Es hora que la FIFA lo revea y procure erradicarlo ya que empaña cualquier competencia.

Nos toca de cerca el recordado empate a cero en el Mundial de Nigeria 1999 cuando Uruguay y Portugal no se atacaron en 90’ sabedores de que ése resultado clasificaba a ambos para 8vos de final.

A nivel de nuestro continente encontramos el impresentable sistema de clasificación en la disputa de la Copa América. Tomando como ejemplo todo lo malo que aconteció en el pasado a nivel de mundiales, desde 1993 se juega una primera fase con tres grupos de cuatro selecciones, donde clasifican los dos mejores 3os pero, además y para hacerlo completo, se juegan los últimos partidos de cada serie en distintos días y horarios, es decir, con resultados visto.

En Conmebol ¿quieren que clasifiquen dos terceros? pues bien, hagan jugar los seis partidos de la última fecha TODOS a la misma hora; de lo contrario, procuren darle seriedad a un torneo que edición tras edición va perdiendo prestigio.

Porque hay algo que ES INNEGABLE Y NO IMPLICA SER DESHONESTO; SI EL REGLAMENTO ME PERMITE “ESPECULAR” CON UN RESULTADO PARA LOGRAR MI OBJETIVO, O ACERCARME A ÉL, NADIE PUEDE OBLIGARME A NO HACERLO.

Yo puedo creer que a mi equipo o selección le conviene empatar y hasta quizás perder para jugar con determinado rival, en teoría más accesible. Si no hay nada que me lo impida nadie podrá decirme que está mal que así proceda.

Distinto sería el caso de un soborno; aceptar por plata una derrota que permita a mi rival determinado beneficio en perjuicio de otro.

Es el reglamento el que tiene que reducir al máximo toda posibilidad de especulación y, ni que hablar, de que se produzca algún tipo de “arreglo” durante un encuentro.

MODIFICACIONES A LAS REGLAS DEL JUEGO

En el día de hoy entraron en vigencia las modificaciones a las Reglas de Juego establecidas por la International Football Association Board (IFAB) en su asamblea general anual celebrada el 5 de marzo de 2016.

Algunas resultan interesantes, otras recogen aspectos que ya estaban rigiendo y, finalmente, están las que darán lugar a la polémica ya que lejos de brindar certezas dejan lugar para las dudas y suspicacias.

Empecemos por repasar LAS MODIFICACIONES MENOS RELEVANTES; no se aburran que las últimas dan lugar para la opinión y polémica.

El terreno de juego:  a) Se permite estampar logos en los banderines de las esquinas del campo. Habrá que ver si son simples logos con escudos o bandera de los equipos o países que ofician de local en ése terreno –como por ejemplo ya ocurrió en el mundial de 1966- o si la norma dará lugar a una operación de marketing y comiencen aparece logos de empresas.

 b) Se habilita que las canchas puedan tener una superficie mezclada entre césped natural y artificial. En Uruguay todos agradecidos, menos el Ingeniero Agrónomo que tiene arruinados la mayoría de los campos del país.

La indumentaria de los jugadores: a) Las prendas que se utilicen debajo del short, como las mallas térmicas, deben tener el mismo color que el pantalón corto; esto ya se venía aplicando. 

b) El jugador que abandone el campo para cambiarse el calzado deberá esperar la autorización del árbitro para reingresar. Esto ya acontecía solo que ahora la autorización puede ser dada por el cuarto árbitro y sin que el juego esté detenido.

Duración del partido: El tiempo que se estipula para el período de hidratación será ahora agregado oficialmente al final del partido. Si bien esto ya regía la palabra “oficialmente” obliga al árbitro a respetar sí o sí, el tiempo exacto de paralización del juego.

El inicio y la reanudación del juego: a) La pelota no tendrá que moverse hacia adelante en el inicio del partido. Es un nuevo cambio a una disposición que hasta 1997 exigía que por lo menos dos jugadores tocaran el balón y que tras el primero, la pelota hiciera un giro completo sobre sí misma.

b) Se prohíbe a los árbitros «fabricar» las jugadas de balón a tierra; significa que no podrán sugerir quién debe hacerse del balón tras una detención, cosa que acontece hoy con el mal empleado “fair play”.

Tiro penal: a) Los jugadores que amaguen a patear una vez iniciada la carrera hacia la pelota serán amonestados.

La redacción es muy vaga y nada dice respecto a otro punto fue cambiando a lo largo de la historia, ¿está permitido frenarse en la carrera previo al remate?

Jorge Larrionda, integrante de la Comisión de Arbitrajes de FIFA, sobre este punto ha dicho que se permite al jugador detenerse en su carrera, todas las veces que lo entienda oportuno, hasta el momento previo a la ejecución; es decir, cuando se afirma para rematar -entiéndase que ya tiene un pie en  el aire- ya no puede volverse atrás, amagar y luego ejecutar.

Si lo hace, el jugador es amonestado y se cobra tiro libre indirecto para el equipo rival.

b) Los porteros que se adelanten de la línea de gol antes del cobro también serán amonestados. Es una buena y peligrosa medida ya que una definición de cinco (5) un equipo podría quedarse sin golero por la aplicación irrestricta de esta medida.

c) El equipo que tenga más jugadores que otro en una definición deberá reducir sus lanzadores hasta igualarlo. Esto ya se venía aplicando y tiene una lógica, algo rebuscada pero lógica al fin. Se procura que camino a una definición un equipo no provoque expulsiones de algunos de su jugadores, no más de cuatro -claro está- cosa de que si se extiende la definición de 5, sus mejores pateadores puedan repetir antes que el rival.

d) Los equipos ya no tendrán por qué informar el orden de ejecución de los cinco penales en una definición.

El saque de banda: Los jugadores que impidan el cobro de un saque de banda serán amonestados si están a menos de dos metros de distanciaEs un cambio que favorecerá el juego rápido y traerá más incidencias de peligro en ataque ya que se suele usar como recurso el saque de banda lanzado al área a manera de corner.

También se hace mención a la ley del offside: Se establece que “no serán considerados los brazos y las manos”. No entiendo por qué se estableció tal medida con una disposición que ya estaba prevista; de hecho, el reglamento indicaba que a los efectos de esta ley “los brazos no se consideran parte del cuerpo”.

MODIFICACIONES INTERESANTES

Cuarto cambio en los alargues. Se prevé la posibilidad de realizar un cuarto cambio en caso que un partido, correspondiente a un campeonato con fases eliminatorias, llegue a una prórroga.

No se aplicaría esta norma en casos como los de la vieja Copa Intercontinental dado que era un partido único al que se accedía sin fase previa (la Copa Europa y Libertadores no eran parte de la Copa Intercontinental). Hoy sería el caso de la Recopa Sudamericana o Suruga Bank.

Los jugadores o personas que interfieran en el juego: a) Si un suplente, entrenador o miembro de un equipo, entra al terreno e interrumpe el juego, se castigará con falta o penal según el lugar de la interrupción.

Resulta un castigo interesante para evitar “avivadas” que hemos visto especialmente por tierras sudamericanas. Antes el castigo para casos como los planteados era un tiro libre indirecto o bote a tierra.

b) Si alguien ajeno a los 22 jugadores -persona o agente externo- evita un gol, deteniendo el balón que iba hacia la portería, el árbitro puede otorgar la conversión.

Es una lógica medida para evitar casos que han pasado incluso en nuestro país done algún alcanza pelotas llegó a impedir un gol y el juez sólo podía cobrar bote a tierra.

Podrá caber la duda de cómo sabe el árbitro si el balón iba dirigido al arco o no; pues bien, con la otra modificación que veremos más adelante -la utilización del video- la duda desaparece.

El árbitro: a) Los jueces tendrán la autoridad de tomar una acción desde el momento que entran a inspeccionar el campo antes del partido. Hasta hoy la tenían desde el comienzo del juego. Significa que un jugador puede ser expulsado por un insulto u ofensa durante el precalentamiento lo cual dará lugar a cualquier tipo de suspicacias.

b) El árbitro sólo podrá mostrar tarjetas amarilla una vez que comience el partido.

c) Los jugadores que resultan lesionados por un rival no estarán obligados a salir del campo para ser tratados.

La norma no dice más nada con lo cual cabe preguntarse si el partido queda detenido hasta que el jugador se recupera o si bien, como ocurre en el rugby, se permite al cuerpo médico atenderlo mientras el juego continúa sabiendo que si alguno de ellos interfiere voluntariamente en el juego, le caben las consecuencias que vimos en el punto anterior.

LAS MODIFICACIONES MÁS RELEVANTES Y CONTROVERSIALES

Faltas e incorrecciones: Se modificó la ley del «triple castigo» por el cual se establecía penal, expulsión y posterior sanción automática para el jugador infractor que impedía una oportunidad clara – manifiesta de gol

a) Ahora, cuando un jugador impida un gol u oportunidad manifiesta mediante una infracción deliberada por mano será expulsado tal como sucede actualmente.

El ejemplo más claro fue la mano de Luis Suárez contra Ghana en 2010 sancionada con penal y expulsión; antes simplemente se cobraba penal, alcanza recordar la “palomita” de Mario Kempes en 1978 contra Polonia.

b) El árbitro tendrá a partir de ahora la potestad de determinar si el defensor buscó jugar limpiamente el balón; en estos casos, pese a impedir una oportunidad manifiesta de gol, será sancionado con tarjeta amarilla.

Hasta hoy, sólo se tenía en cuenta la acción final –impedir la oportunidad manifiesta de gol- y ella traía consigo una única consecuencia.

c) Ahora sólo se sancionará con tarjeta roja casos donde:

– el infractor no intente jugar el balón o ni siquiera haya tenido la posibilidad de jugarlo;

– se sujete o empuje al rival;

– la falta fuera merecedora de tarjeta roja en cualquier lugar del terreno (juego brusco, temerario, etc).

d) Una ofensa contra los árbitros del partido será castigada con un tiro libre directo por lo que si ocurre dentro del área será penal.

Entiendo que aquí radica el principal problema que traerá esta serie de modificaciones. Hasta que no ocurra como en el rugby, que el juez tiene un micrófono que capta todos los diálogos y son percibidos a su vez por el público -presente en el estadio o a través de la televisión- eso será motivo de CORRUPCIÓN, así, clarito!

Quién podrá decir si hubo o no insulto? Se darán casos donde los propios atacantes lanzarán insultos al aire tratando de inducir en error al árbitro con tal de que sancionen un penal. Sinceramente, me parece una locura.

Asistencia del Video. Finalmente se estableció lo que muchos esperaban desde hace años, el uso de la tecnología en el fútbol. A partir de hoy los árbitros podrán auxiliarse de imágenes para REVISAR SITUACIONES RELACIONADAS CON: goles, tarjetas rojas, cobro de penales e identificar jugadores que cometan una acción que merezca sanción.

Me parece una resolución exagerada que atenta contra la dinámica del juego y que no brinda certezas absolutas.

Una cosa es recurrir al video por un hecho objetivo, como establecer si la pelota traspasó o no la línea de gol, donde ni siquiera hay que parar el partido -como ocurrió en Brasil 2014- y otra parar el juego, vaya a saber cuántas veces, para determinar si una jugada es tarjeta roja o no; siendo en última instancia un elemento netamente subjetivo.

Podría justificarse la utilización del video para saber si una infracción fue dentro (penal) o fuera del área pero no más que eso.

En lo personal entiendo que el fútbol, en lo que hace al reglamento, debería volver a sus raíces y, sin miedo, incorporar más normas del rugby. En parte algunas de estas modificaciones recogen el espíritu de aquellas.

Por ejemplo, si se va a tener en cuenta el insulto al árbitro, cosa condenable por cierto, que se condene toda conducta antideportiva de manera firme no permitiendo a ningún jugador, salvo al capitán del equipo, dirigirle la palabra al juez castigándosele a quien lo haga con tarjeta amarilla.

Que se sancione con un tiro libre indirecto -10 metros más adelante del lugar- cuando se produce un reclamo –verbal o ademán- así como cuando se interrumpe el juego evitando que un rival saque rápido.

De esta forma en dos años se reduciría enormemente el juego para la tribuna, desleal, asqueante al que cada vez más el fútbol de hoy nos está acostumbrando.

Hay que erradicar todo tumulto generado por una decisión arbitral, más si se le va a permitir revisar jugadas decisivas.

Hay muchas normas del rugby que perfectamente pueden aplicarse ya mismo al fútbol sin necesidad de caer en experimentos que pueden dar lugar a mayores problemas.

En el rugby lo que sanciona el árbitro es sagrado.

En el fútbol, si se llega a cobrar un penal por un insulto al juez, puede producirse una tragedia.

Como siempre ocurre cuando hay cambian estos traen consigo cosas positivas y negativas; habrá que esperar un año para saber cuál fue el balance y la influencia de estas modificaciones y si se ratificarán o no estos cambios que ya están en vigencia.

Agradecimiento al «extranjero» que viste de celeste

Mientras algunos se dan el lujo de criticar y de manera burlona despreciar al “extranjero” que defiende los colores de nuestro país yo digo que es digno de admiración y respeto que alguien que no nació en el Uruguay sienta, quiera y defienda la celeste como cualquiera que por fortuna sí lo hizo.

Porque además, cuando la mayoría habla de extranjeros, lo hace únicamente tomando en cuenta su lugar de nacimiento; y eso está mal!

La mayoría desconoce el artículo 74 de la Constitución a través del cual, un hijo de padre o madre oriental nacido fuera de fronteras es igual de ciudadano natural que cualquier persona nacida dentro de nuestro país, con tal que se haya “avecinado e inscripto en el Registro Cívico”.

Sí, vos que haces chistes convencido de que sos más uruguayo que otros por haber nacido acá, tené en cuenta que sos un ciudadano natural de igual modo que lo es, por ejemplo Pablo Cuevas, nacido fuera de frontera, hijo de madre uruguaya, avecinado desde niño en nuestra tierra e inscripto desde los 18 años en el Registro Cívico.

Cuevas se convirtió en el tenista uruguayo mejor ubicado (19 del ranking ATP) y el más ganador (6) de la historia, habiendo vencido nada menos que a Rafael Nadal y Stan Wawrinka en polvo de ladrillo. Y es orgullo celeste!

En el basquetbol hace un par de años vimos como Reque Newsome celebraba como el más uruguayo la victoria ante Brasil en el arranque del torneo preolímpico. En esa disciplina también supieron defender y ser campeones sudamericanos otros “extranjeros” como «Fito» Medrick -panameño- o Jeff Granger -estadounidense-, cuyo hijo, sin embargo, pese a haber nacido en Uruguay ha puesto por encima sus intereses personales negándose varias veces a jugar por la celeste.

Todos tenemos en la mente la atajada de Fernando Muslera –nacido en Argentina e hijo de padres uruguayos- contra Higuaín y luego el penal que le atajó a Tévez en cuartos de final de camino a la obtención de la Copa América 2011. Todos estamos orgullosos de su desempeño y nadie piensa, al momento en que defiende nuestra selección, que nació en el país vecino.

1954 World CupEn nuestros oídos debería siempre sonar como un himno el relato emocionado de Carlos Solé tras el empate a dos convertido por Juan Eduardo Hohberg -argentino- contra Hungría en la semifinal del mundial de 1954. Quizás ése relato haya sido más emotivo que el del gol de Ghiggia cuatro años antes.

Si todos nos emocionamos viendo como “Palito” Pereira  volvió a la cancha tras quedar inconsciente en el partido contra Inglaterra, en el mundial de Brasil 2014, no debemos olvidarnos que Hohberg pasó por una situación similar en aquél partido cuando luego de convertir el empate cayó desmayado producto del esfuerzo y la emoción.

Por eso mientras muchos hacen chistes con los “extranjeros” que defienden a Uruguay a mi sólo me nace agradecerles.

Nunca olvidemos que los “extranjeros” que lucen con orgullo la camiseta celeste no estuvieron obligados a vestirla ni tampoco a recibir una citación; ellos eligieron nacionalizarse, primero, y jugar por el país, después.

¿MUNDIAL DE 2030? VAMOS A NO ENGAÑARNOS.

La reciente inauguración del Estadio del Club Atlético Peñarol sumado a la visita del Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, reflotó en algunos la idea de que Uruguay pueda ser parte de la organización del mundial de 2030, en ocasión de celebrarse el centenario de la primera Copa del Mundo jugada en nuestro país.

Desde el Presidente de la República hasta los dirigentes de los clubes, todos se sumaron a una aventura, inconsistente desde todo punto de vista.

NO SE TRATA DE SER PESIMISTA SINO REALISTA.

Este país no está en condiciones de albergar un evento semejante, solo o conjuntamente con Argentina, como le fue planteado a Infantino.

Que se conmemoren 100 años de un acontecimiento no implica, por sí solo, que sea sinónimo de repetir la sede.

Algo similar pasó con Grecia de cara a los JJOO de 1996. Años hablando de que debía ser la sede de ésos Juegos, sin embargo Atlanta fue la ciudad elegida.

El propio Infantino al dar una recorrida por Montevideo tiene que haber advertido que es imposible que este país pueda ser sede.

Tal es así que en ningún momento de las distintas charlas que dio dejó siquiera abierta ésa posibilidad: “antes del 2030 tenemos el proceso de selección del 2026”.

Eso y decir “después hablamos”, ya sabemos lo que significa: olvidate! ¿Y por qué no es posible? ¿Qué nos falta?, veamos…

CIUDADES: Lo primero que debemos considerar es que en 1930 se jugaron todos los partidos del mundial en una sola ciudad, Montevideo. Ello nunca más volvió a ocurrir, por lo tanto, se requiere de más ciudades que cuenten con las comodidades y necesidades básicas que requiere este evento.

En 1930 participaron 13 países, si queremos organizar medio mundial vamos a contar con 16 (cuatro de los ocho grupos).

En Brasil hubo 12 sedes. Para medio mundial necesitaríamos seis. ¿Las tenemos?

CONCENTRACIONES – ESTADIOS: Desde hace ya algunos mundiales, a diferencia de otros tiempos, todos los países -incluso el local- van rotando de sede; significa  que ya no podrá un país quedar fijo jugando en un Estadio o ciudad sino que deberá mutar por todo el territorio.

Para eso se necesitan estadios, concentraciones y campos de entrenamientos acordes a las exigencias de hoy en día, en varias ciudades del país.

Para albergar a los seleccionados se requieren 16 concentraciones aisladas y con todas las comodidades para unas 60 personas cada una; hoy en día tenemos sólo el Complejo Celeste.

Si alguno tuvo la oportunidad de concurrir a un partido de Copa del Mundo habrá visto que aquí ningún estadio del país cumple con lo mínimo indispensable.

Es verdad que el estadio de Peñarol es una obra de primer nivel y pasó a ser el mejor del país. Pero, ¿tiene todo lo que la FIFA exige para un mundial?

A la FIFA le importa que la llegada a un estadio sea rápida y cómoda, entonces pregunto…

TRANSPORTE: ¿La FIFA va a otorgar la sede de un mundial a un país que cuenta con un solo aeropuerto internacional, más allá de que puedan existir otras pistas?

¿Admitirá que todos los planteles tengan que adaptarse a viajar en aviones pequeños porque salvo el Internacional de Carrasco el resto de los aeropuertos no pueden recibir aviones de gran porte?

¿En qué se van a movilizar los miles de extranjeros que lleguen a la cita mundialista? ¿En los cómodos y ventilados buses del transporte capitalino? ¿De acá a ésa fecha vamos a reflotar los trenes? ¿Instalaremos tranvías? ¿Subtes?

Me olvido del transporte público y voy a los autos particulares. Sabemos que en Montevideo se reduce todo a dos vías rápidas saturadas hace una década (Rambla y Avenida Italia); si todos los días el retorno de la jornada laboral de ciudad vieja al este es un caos, qué podemos esperar en 2030 con mayor volumen del parque automotriz, con la ciudad repleta de extranjeros y la gente exacerbada por el clima mundialista.

La FIFA exige, además, zonas de estacionamientos que tampoco tenemos; de hecho, en esta ciudad nunca se pensó en estacionamientos subterráneos.

Y todo lo que escribí sobre este punto lo hice pensando en Montevideo, imaginen en el interior.

Entonces, es verdad que el estadio de Peñarol pasó a ser el más moderno y como tal podría albergar cualquier partido de fútbol, pero de ninguna manera la FIFA podría considerarlo para un partido de un mundial porque antes valora y exige otras cosas que este país no puede brindar.

No es por el estadio en sí, sino por todo lo que lo rodea; mejor dicho, todo lo que no lo rodea y acabamos de ver.

Y si esto digo respecto del estadio de Peñarol imagínense para el resto.

Tengamos en cuenta que los aurinegros invirtieron 40 millones de dólares para su estadio mientras que los de la última Copa del Mundo costaron 200. En ésa diferencia se encuentran cubiertos varios de los “debes” aquí reseñados.

Varios de los “debes” que no son imputables a Peñarol ni a ningún club del fútbol uruguayo, son imputables a nuestro país.

Entonces, ni en Montevideo ni en ningún lado del territorio nacional tenemos un estadio que, por sí mismo o todo lo que lo rodea, reúna las condiciones exigidas para un partido de Copa del Mundo.

HOTELES: ¿Tenemos los hoteles necesarios para albergar a los miles de aficionados que concurren a un mundial?

Pensemos que en épocas de bonanza los hoteles de los balnearios del este quedan saturados durante la temporada estival, imaginen cuánta mayor cantidad de gente arriba a un país durante una primera fase de Copa del Mundo.

Además del hospedaje que se necesita para la prensa se debe tener presente la enorme cantidad de público que hoy concurre a los mundiales; sin ir más lejos, se calculó que al mundial de Brasil concurrieron un promedio de ocho mil uruguayos por partido.

Ustedes podrán decir que nosotros estábamos cerca, pues bien, entonces pongamos como ejemplo que Chile, Paraguay o Brasil tengan su sede en Uruguay y traigan ocho mil personas cada uno a la primera fase. ¿Dónde hospedamos a 24.000 personas en este país?

Podrán decirme que de acá al 2030 hay tiempo para hacer hoteles, es verdad, pero no los hagan todos 5 estrellas porque, primero la gente no piensa tanto en el hotel de lujo sino en el partido y, segundo, después del mundial hay que seguir solventándolos.

CENTRO DE PRENSA: Sabido es que son cientos los periodistas que concurren a una Copa del Mundo. Algunos van a los estadios y otros siguen los pormenores de la competencia desde los centros de prensa.

¿Conocen algún lugar previsto para ello en este país? Yo tampoco.

Se necesita tecnología de última generación para brindar el soporte técnico adecuado a las distintas emisoras que llegan para el evento.

Aquí hasta hace unos meses en el Estadio Centenario te quedabas sin internet, quizás para el 2030 no.

Estos son solo alguno de los aspectos por los cuales entiendo imposible que podamos ser sede de una Copa del Mundo.

Existen otros no menos importantes como la seguridad que rodea al evento. Hagan una proyección hacia el 2030… mejor no…!

Por esto y mucho más, pido a las autoridades del fútbol de este país que no recorran esta aventura cuyo final se sabe antes de empezar.

SI SE QUIERE UN RECONOCIMIENTO A NUESTRO PAÍS POR LA ORGANIZACIÓN Y CONQUISTA DE LA PRIMERA COPA DEL MUNDO CELEBRADA EN 1930 PROPONGO DOS ALTERNATIVAS:

Se nos conceda la organización de otro “Mundialito”, como en 1980, a jugarse exclusivamente con los campeones del mundo (hasta el momento sería solo con 8 países).

Se nos permita la clasificación directa a la Copa del Mundo de 2030. Sé que puede parecer delirante, pero por aquello de que no hay peor gestión que la que no se hace, no estaría mal realizar las gestiones necesarias y cursar, con tiempo, un petitorio formal.

Porque si bien no concibo que Uruguay pueda organizar el mundial de 2030, tampoco concibo ése mundial sin Uruguay!

GRACIAS DE NUEVO «PALITO»

Me enseñaron a que en la vida hay que ser agradecido por eso hoy quiero compartir una alegría personal con todos ustedes.

A la mayoría no los conozco pero siento cerca por estar del otro lado ya sea interactuando o tomándose la molestia de leerme. Además, uno escribe porque le gusta pero siempre para que alguien lo lea.

Por eso, sin quererlo, a través de ustedes recibí uno de los regalos y alegrías más grande de mi vida.

Días atrás escribí unos comentarios referidos al partido contra Brasil y luego hice un artículo sobre Álvaro “Palito” Pereira, agradeciendo por todo lo que le ha dado al seleccionado uruguayo, destacando su humildad, entrega y sacrifico.

Pues bien, no pregunten cómo, pero el destino quiso que ése artículo llegara a los ojos de “Palito”.

En un hecho que realza su humildad y grandeza, tuvo el gesto de querer contactarme para agradecerme por lo que había volcado en aquellas líneas.

Al recibir su mensaje me pellizqué una y otra vez.

¿A mi?, me preguntaba.

¿Un jugador de la selección me está agradeciendo a mi?

Tuve muchas emociones fuertes en mi vida; tristezas y alegrías. El fútbol me regaló muchas de las segundas, ninguna como esta.

Tuve la bendición de que un integrante de la selección uruguaya me leyera, le gustara lo que había escrito, tuviera la humildad de ubicarme y la gentileza de agradecerme.

Y no sólo eso; me cursó la invitación para saludarnos y estrecharnos en un abrazo.

El que me sigue hace tiempo sabe lo que significa y cuál es mi sentir hacia el seleccionado nacional. Podrá entonces imaginar lo que fue poder concurrir a saludar a un integrante de mi selección.

Es imposible trasmitir la sensación de tener 40 años y vivir ese instante como un niño.

¿Se puede captar la dimensión de tamaño gesto?

¿Alguien puede concebir que en una de las mejores selecciones del mundo un integrante contacte a un aficionado, salga por un instante de su concentración de un partido de eliminatorias para agradecerle por algo que escribió?

¿Cómo me va a agradecer “Palito” a mi?

Yo soy quien tiene que agradecerle a él, y así lo hice, por todo lo que junto a sus compañeros nos regaló a todos los uruguayos.

Él y todo este grupo me hizo volver a revivir lo que de niño había adoptado como algo natural: ganar partidos que parecían imposibles, dejar el alma en cada encuentro por más que el resultado fuera adverso, clasificar a los eventos más importantes, ser campeón o estar siempre en lo más alto, aprender a ganar y también por qué no a perder.

Aquello que en los 80’ la selección y nuestros equipos grandes hacían casi sin darse cuenta con el tiempo se fue perdiendo. Algunos nunca lo habían vivido, otros lo teníamos escondido en el baúl de los recuerdos.

“Palito” gracias a vos! que fuiste junto a tus compañeros quienes le regalaron al país entero, especialmente a las nuevas generaciones, la posibilidad de que sintieran lo que los más grandes pudimos, por suerte, vivir alguna vez.

Ustedes son fieles representantes de nuestros olímpicos, de nuestros campeones mundiales. Ustedes son campeones de América.

USTEDES HACEN QUE LAS HAZAÑAS DE OTRORA NO SEAN SIMPLES LEYENDAS QUE QUEDARON EN EL PASADO SINO QUE PAREZCAN SIEMPRE POSIBLES.

Por eso “Palito” soy yo quien una vez más debe decirte, en nombre de todos los uruguayos, gracias, muchas gracias!

CON NUESTRO SELLO

No todos los días se puede ganar, gustar y golear; menos aún si nos disponemos a ver un encuentro de Uruguay. Como suelo decir “para ver fútbol lindo miren al Barça los fines de semana por ESPN”.

El estilo del fútbol uruguayo no sabe de lujos ni victorias holgadas. Porta orgulloso esa manera de ganar sufriendo y no es más ni menos que parte de NUESTRA IDENTIDAD.

Con distintos matices contra Chile y Colombia de local se ganó de manera contundente pero hoy, cuando de antemano muchos suponían que le pasaríamos por arriba a Perú por la posición que llevaba en la tabla, terminamos sufriendo y cerrando un triunfo (1-0) importantísimo, como se pudo.

Por momentos nos vimos superados, cedimos terreno y pelota al rival, y no tuvimos la contundencia que siempre necesita Uruguay para concretar en la red lo que genera.

Al igual que contra Brasil el cambio realizado en el entretiempo fue clave para una mejora en el segundo; no de la magnitud del partido anterior pero una mejora al fin.

En los primeros 45’ no pudimos elaborar una sola jugada colectiva. Perú ganó en el juego por las bandas, sobre todo en velocidad ganándole las espaldas a Maxi Pereira y además demostraba estar más atento ganando todas las segundas pelotas.

Uruguay trasladaba lentamente el balón y así encontraba al rival siempre bien parado. Las veces que aceleraba lo hacía a través de corridas aisladas de Maxi Pereira las cuales fueron intrascendentes ya que nunca pudo culminar los ataques con un buen centro o jugada de peligro.

No se remató de larga distancia y fueron pocas las veces que se optó por mater un pase profundo o jugar al medio para que alguien hiciera de pivot y generara juego; cuando se hizo se pudo inquietar.

En el inicio del segundo tiempo con el ingreso del «Cebolla» Rodríguez cambió la actitud del equipo. Se salió a buscar el partido, generaron situaciones y pudo convertir.

Por su parte, Perú se olvidó de atacar por nuestro sector derecho de la defensa y así fue muy poco lo que pudo inquietar.

Es verdad que hicimos un gol y pudimos convertir algún otro si no fuera por los palos o mala puntería; pero también es verdad que si Perú convertía la que atajó Muslera de manera espectacular en el 1er tiempo, o sobre el final del partido con ese remate cruzado que nos dejó sin respiración, la historia ahora podría ser otra.

Analizar a los jugadores por sobre el planteo que se realiza suele ser muy injusto. Por eso hoy me quiero detener en:

Luis Suárez: volvió a jugar en Montevideo un partido oficial después de mucho tiempo y tuvo un rendimiento impresionante. Cada vez que entró en contacto con el balón generó peligro.

Además de la asistencia en el gol se aburrió de ganar pelotas que parecían imposibles. Es el futbolista que mejor protege la pelota con su cuerpo en el mundo y no hay nadie que intuya como él a dónde y de qué forma va a caer un balón; eso le permite posicionarse antes que sus rivales y así hacerse de una pelota que para cualquier otro está perdida.

Su participación fue y seguirá siendo decisiva. Debemos agradecer todos los días por ser contemporáneos a esta “bestia” que no es más que el jugador uruguayo más desequilibrante de la historia de su selección.

Edinson Cavani tuvo su premio a tanto despliegue y sacrificio por el equipo.  Si bien ahora volverán a aparecer los que lo quieren ver de 9 yo seguiré queriendo que juegue donde más le aporta a la selección, de volante ofensivo con llegada permanente al área rival.

Allí es donde, producto de un estado atlético impresionante, mejor le ha rendido a la selección desde el mundial 2010 hasta hoy. De hecho, hoy se lo vio por varios momentos auxiliando a los defensores e inmediatamente proyectándose al ataque; ello no le impidió llegar al gol.

Lo único cierto y objetivo, más allá del rendimiento general y las individualidades, es que:

  • A esta hora estamos primeros en la tabla tras 6 fechas.
  • Jugamos una doble fecha sin ninguno de nuestros defensores titulares.
  • Somos uno de los 3 países con más goles y uno de los 2 menos goleados.

¿Es para ilusionarse no? Sí, pero no para enloquecerse.

Hoy quedó demostrado que en el Estadio ningún rival será fácil.

Faltan muchas fechas y muchos puntos para poder estar en Rusia.

El próximo partido es Argentina de visitante, quizás el partido más difícil de todos. Un rival al que nunca le podemos ganar por eliminatorias en su casa y que en la última oportunidad nos ganó holgadamente.

Pero seamos optimistas. A ése encuentro llegaremos primeros con todo el equipo a disposición. No hay suspendidos y esperemos no haya lesionados.

Además pensemos…

Hoy muchos dicen que no jugamos bien y generamos unas siete u ocho situaciones de gol.

Muchos insisten con que no jugamos bien y sin embargo, no habiendo podido contar en ninguno de los seis partidos con los titulares, estamos primeros en la tabla.

Y no jugamos bien, dicen…

Me despido feliz sabiendo que si bien hoy no rendimos a gran altura el equipo demostró su jerarquía para igualmente imponerse.

Es que así son los grandes equipos; jugando bien o mal ganan cuando hay que ganar sin importar cómo.

El camino aún es largo, sigue faltando bastante, pero claramente estamos más cerca del objetivo.

El cierre es el de siempre. Al final sabemos que está la recompensa y como siempre digo, es este proceso el que, con aciertos y errores, mejor lo transita: lento, sí; poco vistoso, puede ser; pero de la manera más sería, respetuosa y segura posible.

Finalizado el 33,3 de la eliminatoria y desde el primer lugar una vez más les digo

Arriba Uruguay !

¡ES URUGUAY!

Cuando algo te resulte difícil de explicar podés hacerlo diciendo ¡ES URUGUAY!; tu interlocutor seguro te entenderá.

Pasaron pocos días del partido con Brasil y aún se sigue hablando de la forma en que Uruguay pudo revertir el mal comienzo, evitar una derrota catastrófica y no sólo empatar el partido, sino incluso ganarlo.

Si alguien no sabe quién enfrentó a Brasil el 25 de marzo en Recife pero le dicen que a los 40 segundos arrancó perdiendo, que a los 25 minutos iba 0-2, que además de ser visitante jugaba sin ninguno de los defensas titulares PERO que el partido terminó empatado y en los últimos 20 minutos Brasil no atacó sino que fue vapuleado por ése rival, seguro el interlocutor no se equivocará, el rival ¡ES URUGUAY!

No en vano es la única selección que le ha podido descontar dos goles de diferencia a Brasil en la historia de las eliminatorias. El viernes fue la segunda vez.

Nosotros, los uruguayos, no nos damos cuenta de lo que provoca en los demás cada actuación del seleccionado. Alcanza leer los titulares de los diarios del mundo para tomar real dimensión de lo que conseguimos no sólo en este partido sino a lo largo de nuestra historia.

Fuera de fronteras se preguntan cómo hace Uruguay para levantar ése tipo de partidos, cómo puede ser que en este pedacito de tierra siempre haya 11 hombres que pongan a la celeste a competir de igual a igual contra cualquiera? Porque lo del viernes fue en este 2016 pero antes:

  • Fuimos campeones del mundo en 1930 ganándole la final a Argentina (4-2) tras irnos perdiendo 1-2 el primer tiempo.
  • Fuimos campeones en 1950 tras…, bueno, ustedes ya saben.

De ahí para abajo hay partidos recordados no sólo de la celeste sino de equipos uruguayos que ganaron de manera poco creíble y con características hazañosas varios títulos continentales; a modo de ejemplo:

  • ¿Cómo hizo Peñarol en 1966 para ganar la Libertadores 4-2 tras ir perdiendo 0-2 hasta el minuto 67?
  • ¿Y en 1987 a América de Cali faltando un segundo?
  • ¿Y Nacional para ser campeón del mundo en 1988 empatando en la última jugada del alargue y luego de salvar varios “match point” en contra en una interminable definición por penales?
  • ¿Y el partido con Corea del Sur que ganamos en la hora en el mundial de Italia 90′ para pasar a octavos de final?
  • ¿Y el partido con Ghana en 2010?
  • ¿Y antes el partido en Quito que perdíamos 0-1 -resultado que nos dejaba eliminados en ese momento- y ganamos en la hora 2-1 con el penal de Forlán?

No hay mucho que explicar ¡ES URUGUAY!

Así, antes como ahora, TODOS ADMIRAN NUESTRA GARRA, nuestros huevos, PERO TODOS SABEN QUE HAY ALGO MÁS, el tema es que no lo saben explicar, mucho menos encontrar.

Porque saben que sólo con garra podés dar vuelta un partido, un campeonato, pero no tantos a lo largo de toda tu historia.

Y ése algo ¡ES URUGUAY!

Eso que no se puede explicar ¡ES URUGUAY!.

Se tiene o no se tiene y por suerte todo el que nace en esta tierra lo tiene.

Parte del secreto lo reveló nuestro entrenador: «el jugador uruguayo sabe sufrir, se cae, pero sabe cómo levantarse».

Muchos se preguntarán eternamente cómo hacen, nosotros ya sabemos la respuesta ¡ES URUGUAY!

Así que ya saben, cuando algo les resulte difícil de explicar no lo duden… ¡ES URUGUAY! alcanza y sobra, todos te van a entender.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑