Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

Internacional

EN PARAGUAY PODRÍAMOS LOGRAR EL BOLETO A RUSIA

 

Con el pesimismo que nos caracteriza no estamos sabiendo valorar la extraordinaria eliminatoria que Uruguay viene teniendo hasta el momento. Estamos primeros habiendo jugado los partidos más difíciles y, sin embargo, muchos se esfuerzan por seguir viendo todo de manera negativa.

Los que pisamos los 40 podemos recordar vagamente la eliminación de 1981, pero ya con total uso de razón y conocimiento futbolístico, las eliminatorias desde 1985 hasta hoy (9 con la que se está jugando); pues bien, nadie puede negar que estamos ante el mejor desempeño celeste en ese lapso.

A los “exquisitos” que suelen criticar a la selección, haga lo que haga, los invito a esperar cuatro años para que vean y valoren, si el fixture no cambia, lo difícil que será tener a esta altura 16 puntos.

Porque hay algo que muchos están pasando por alto, EL FIXTURE DETERMINÓ QUE URUGUAY TUVIERA EL COMIENZO MÁS DIFÍCIL. Del mismo modo, nadie tendrá un remate más accesible!

No es lo mismo enfrentar a Bolivia en la altura en la fecha 1, que en la penúltima eliminado y con un equipo nuevo.

Algo similar pasa con Ecuador, rival directo al que tuvimos que visitar, también en la altura, en la 3ra fecha y con las chances intactas. Del mismo modo, que te visiten Colombia (F.2) y Chile (F.4); en el caso de los cafeteros, además, sin jugadores suspendidos por acumulación de tarjetas por tratarse de la 2a fecha. Cuanto más se avanza suele haber más suspendidos.

Tampoco es lo mismo visitar a Brasil y Argentina en las primeras fechas que en las últimas cuando, en teoría, ya están clasificados.

EL BOLETO PUEDE ESTAR EN ASUNCIÓN

La frase hay que salir a ganar todos los partidos es tan absurda como aquella que dice que para ser campeón hay que ganarle a todos. En las eliminatorias hay que usar la cabeza y pensar más allá de lo inmediato.

Lo próximo de Uruguay es contra Venezuela (L), Colombia (V) y Ecuador (L). Ganar esos 6 puntos de local nos dejaría con un pie en Rusia.

En Colombia perfectamente se pueden perder tres puntos NO jugadores! Contra Ecuador en casa tenemos que tener lo mejor y ello significa contar con Suárez y Cavani, que arrastran tarjeta amarilla.

Entonces, juguemos  una final contra Venezuela procurando repetir lo hecho contra Paraguay. Pensemos que el partido dura 45’; tratemos de sacar una ventaja de modo de que promediando el segundo tiempo ambos se puedan hacer amonestar y cumplan su suspensión contra Colombia.

En Baranquilla no podemos exponer a quienes deberán estar sí o sí contra Ecuador.

eliminatoriasPorque si todo sale bien, en la 16a fecha contra Paraguay y a falta de dos para finalizar la competencia, podríamos estar alcanzando la clasificación directa.

¿Cómo? Alcanzando los 28 puntos y sin que ello implique hacer un razonamiento extremadamente optimista.

Tenemos 16 puntos.

De los próximos 21 (7 partidos) contemplo solamente la obtención de 9 que podrían salir de:

2 triunfos: Venezuela y Ecuador.

2 derrotas: Colombia y Chile de visita, por ejemplo.

3 pts de los partidos contra Brasil, Argentina (ambos de local) y Perú de visita (F.14)

Perú estará virtualmente eliminado o con la necesidad imperiosa de salir a ganar. Lo mejor que tiene Uruguay es su juego de respuesta y nada mejor que rivales como Perú o Paraguay para desarrollarlo.

Es por eso que en la fecha 16, cuando juguemos contra los guaraníes, urgidos de la victoria -si es que ya no están eliminados-, tendremos la posibilidad matemática de sacar el boleto a Rusia.

De lograr una victoria se llegaría a los 28 puntos, suficientes para clasificar al mundial.

Habrá quien diga que el razonamiento es igualmente optimista.

A esos les digo que recuerden que en el peor de los casos, perdiendo otro partido, siendo un desastre, haciendo solo 9 de los próximos 24 pts y llegando con 25 a las dos últimas fechas, contamos con el doble bonus: Venezuela  (F.17 de visita recontra eliminado) y Bolivia (F.18 de local, que hace más de 50 partidos no gana fuera de casa).

Quienes quieran seguir criticando pueden hacerlo, sólo sepan que estamos, como pocas veces, muy cerca de un campeonato del mundo habiéndose jugado solamente un 44,44% de las eliminatorias.

Anuncios

SIGUE PERDIENDO VIGENCIA.”EL LOCAL TIENE MÁS CHANCES DE SALIR CAMPEÓN”

El año pasado muchos minimizaron el logro de Chile, tras ganar su primera Copa América, en el hecho de que la habían obtenido en condición de local. En su momento escribí un artículo del cual se podía advertir que la frase del título hace tiempo está en desuso.

Ha pasado un año desde entonces y contamos con dos nuevos casos que no hacen más que aumentar aquella leyenda urbana. Repasemos los números, incluidas las ediciones 2016 de la Euro y Copa América.

AMÉRICA

En primer lugar cabe reiterar el ejemplo de Chile que alcanza para tirar abajo los argumentos de quienes entienden que el local tiene más chances de ser campeón. Primero por el hecho de que acaba de obtener su segunda Copa América en condición de visitante. Además, porque los trasandinos con la de 2015 organizaron: otros 12 torneos sudamericanos (siete Copas América de mayores y cinco juveniles) y 2 Copas del Mundo (una de mayores y otra juvenil); sin embargo, tras organizar 14 campeonatos, recién en la pasada edición de Copa América pudieron gritar campeón (7,1%).

La estadística general de la Copa América indica que de las 42 ediciones –en otras 3 no hubo sede fija- en 21 el organizador fue campeón (50%).

Es verdad que Chile, Colombia y Bolivia han ganado su única Copa América en condición de local pero no es menos cierto que el fútbol es cada vez más parejo y la condición de ser local ya no pesa como en décadas anteriores. Lo veremos más adelante.

Si bien Uruguay (7/7), Brasil (4/4) y Colombia (1/1) han ganado cada vez que organizaron la Copa América conviene hacer la siguiente precisión para destacar el caso de “la celeste” como algo inédito en el mundo.

Uruguay y Colombia son los únicos campeones continentales (de América y Europa) que han ganado todos los torneos de mayores que organizaron.

1995-uruguay
Último título de Uruguay como local en 1995

La diferencia está en la cantidad; mientras Colombia sólo organizó la Copa América de 2001, Uruguay fue sede del Mundial de 1930, siete Copas América y, si se quiere, se le puede agregar la Copa de Oro de Campeones del Mundo.

EUROCOPA

En Europa la mayoría de los que organizaron la Euro no lograron obtener el campeonato; lo que acaba de suceder con Francia no hace más que aumentar los porcentajes en ese sentido.

De hecho en el viejo continente no existe ningún país que haya ganado todo lo que organizó. Encontramos un par de casos de países que organizaron y ganaron una edición de la Euro pero perdieron otra (Francia -2- e Italia) y está también el caso de España que si bien ganó el único título que organizó (1964) al momento de organizar un mundial (1982) no logró pasar la segunda fase.

En definitiva, de las 15 ediciones de la Eurocopa, donde hubo 18 locales -3 veces la sede fue  compartida-, sólo 3 de ellos pudieron dejar el trofeo en su país (16,66%).

MUNDIALES

Si tomamos en cuenta los 20 mundiales que se han disputado hasta el momento observamos que de 21 países organizadores sólo 6 de ellos pudieron gritar campeón (28,57%).

ÚLTIMOS 30 AÑOS

El porcentaje de países que han sido campeones cuando organizaron un torneo continental ha ido bajando considerablemente con el correr de los años; en los últimos 30 se evidencia no sólo lo difícil que es cada competición sino la paridad cada vez mayor que existe entre los seleccionados.

Desde 1986 a hoy nos encontramos con:

 8 Mundiales donde hubo 9 organizadores y sólo 1 quedó en manos del local (11,1%)

 13 Copas América donde tan sólo en 4 festejaron los anfitriones (30,7%).

8 Eurocopas, con 11 organizadores, donde NINGUNO pudo ser campeón (0%).

SUMA HISTÓRICA

En definitiva, si sumamos todas las ediciones de Copa América, Mundiales y Copas de Europa, desde su primera edición hasta hoy, vemos que en un 37% el local se quedó con el trofeo; y si tomamos en cuenta los últimos 30 años, vemos que el anfitrión logró dar la vuelta olímpica en un 20,83% de los casos.

GANÓ SU 1ra.COPA AMÉRICA PERO…

CHILE SIGUE SIENDO LA SELECCIÓN MÁS FRACASADA DEL FÚTBOL MUNDIAL

Esperando que todo sea leído bajo el contexto futbolístico -lejos se está de querer ofender al pueblo chileno-, diré por qué CHILE, pese a haber obtenido la Copa América 2015, SIGUE SIENDO LA SELECCIÓN MÁS FRACASADA DE LA HISTORIA DEL FÚTBOL DE SELECCIONES.

Selección de Chile, 2015
Selección de Chile, 2015

Chile creó la Confederación Sudamericana de Fútbol en 1916 juntó a Uruguay, Argentina y Brasil teniendo que esperar 99 años para obtener su 1er y único título a nivel de selecciones.

Hay muchas selecciones que aún no han ganado títulos oficiales pero ninguna con los años de la Federación chilena y con la pasión que los chilenos tienen por el fútbol.

La selección chilena jugó todo desde el comienzo de cada competición: la Copa América desde 1916, los Juegos Olímpicos desde 1928, los campeonatos mundiales desde 1930 y los Torneos juveniles desde 1956.

Se han jugado 44 Copas América de las cuales CHILE obtuvo 1 título y 4 subcampeonatos.

Luego de Argentina (9) Chile es junto a Uruguay quién más veces la organizó (7); a diferencia de este último que ganó todos los campeonatos en su tierra, Chile obtuvo 1 solo título y 2 subcampeonatos.

En suelo transandino los máximos campeones del Torneo se han quedado con 6 de los 7 títulos en juego (4 ARG y 2 URU).

Hay países que nunca organizaron nada y por lo menos tienen una excusa más; eso no pasa con Chile que ha organizado: 1 mundial de mayores (62’), 1 juvenil (87) y varios sudamericanos (6 mayores y 5 juveniles).

En resumen, Chile organizó 13 torneos de selecciones y apenas ganó 1.

En lo que hace a Copas América Chile es la selección con más partidos perdidos (82), tiene al jugador que más partidos disputó (Livingstone con 34) y tuvo el honor de jugar (y perder) el 1er partido en la historia del certamen (4-0 c/ URU el 02.07.1916).

Chile está entonces en la historia de la Copa América pero, lógicamente, con todos sus récords negativos.
Además, en Sudamericanos JUVENILES Chile jugó: 27 Sub.20, 16 Sub.17 y 6 Sub,15. Un total de 49 torneos con 0 título.

Desde 1916 a hoy en TODAS LAS COMPETENCIAS DE CONMEBOL este es el reparto de Campeonatos a nivel de selecciones: BRA 33, URU 22, ARG 22, PAR y COL 5, PER 3, BOL 2 y CHILE 1.

Junto con Ecuador y Venezuela, Chile integraba hasta el 2015 el selecto grupo de selecciones que jamás habían ganado un título de selección (mayor o juvenil) dentro de Conmebol; pero ojo!, debemos tener en cuenta una cosa, los primeros empezaron a competir bastante tiempo después que los trasandinos, es por ello que Chile (37) participó de la Copa América 11 veces más que Ecuador (26) y 21 veces más que Venezuela (16).

Por esta razón, la Copa América 2015 no borra el título de este artículo.

Si de MUNDIALES FIFA se trata Chile participó en 9 de los 20 que se han disputado. No ganó ninguno ni ha sido finalista. Su mayor logro un 3er puesto cuando fueron organizadores en 1962 tras infringir un juego más que brusco a todos sus rivales.

CHILE SÓLO EN 4 MUNDIALES PASÓ DE RONDA Y EN TODOS FUE ELIMINADO POR BRASIL: 98, 10, 14 (8vos), 1962 (SF).

De yapa fue eliminado por Brasil para otros 2. Eso porque en las eliminatorias de 1989 un frustrado intento de fraude le costó no sólo la ida a Italia 90’ sino la eliminación directa para USA 94’, al prohibírsele competir en las eliminatorias.

Brasil en los mundiales, Argentina y Uruguay en Copas América le han demostrado a Chile, a lo largo de la historia, quiénes de los fundadores de la Confederación Sudamericana de Fútbol son los grandes del continente.

Desde 1960 se juegan CAMPEONATOS DE CLUBES: En 56 años ha habido más de 130 participaciones de clubes chilenos; resultado: 5 títulos.

Esas participaciones se dividen en: 1 Sudamericano de Campeones organizado por los propios chilenos en 1948, 4 Mercosur, 8 Conmebol, 7 Supercopa (en las primeras 3 ediciones no tuvo representante), 2 Interamericanas, 1 Intercontinental, 1 Suruga Bank, 2 Recopa, 13 Sudamericanas y 56 Copa Libertadores.

Son 95 torneos con participación chilena en competencias oficiales de Conmebol; en muchos de ellos lo hizo con más de un club (Libertadores, Conmebol, Sudamericana).

Chile consiguió, a través de sus clubes, 5 de esas 130 o más posibilidades de obtener un torneo: 1 Copa Libertadores (Colo Colo), 1 Sudamericana (Universidad de Chile), 1 Recopa, 2 Interamericanas (Colo Colo y Universidad Católica).

Cabe señalar que una de estas últimas fue de yapa ya que la obtenida por Universidad Católica fue tras participar “invitado” dado que el campeón de la Libertadores (San Pablo) declinó su participación.

Estamos hablando entonces de 6 títulos internacionales obtenidos por el fútbol chileno, entre selección y clubes, en más de 200 torneos oficiales disputados a lo largo de 99 años de historia.

Chile ganó sí una medalla de bronce en los Juego Olímpicos de Sidney 2000; sería hazañoso salvo por el hecho de que la mayoría de los países sudamericanos que participaron han obtenido una: Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay.

El problema del fútbol chileno pasa por la falta de humildad y creerse grande. Porque el problema no es lo que sos, es lo que te crees.

Por eso cuando estés mal, bajoneado, apesadumbrado y veas todo negativo…, tranquilo, pensá q mucho peor, es (que te guste el fútbol y) ser chileno!

CHILE, LA SELECCIÓN MÁS FRACASADA DEL FÚTBOL MUNDIAL

Esperando que todo sea leído bajo el contexto futbolístico -lejos se está de querer ofender al pueblo chileno-, diré por qué CHILE ES LA SELECCIÓN MÁS FRACASADA DE LA HISTORIA DEL FÚTBOL DE SELECCIONES.

Chile creó la Confederación Sudamericana de Fútbol en 1916 juntó a Uruguay, Argentina y Brasil. Han pasado 99 años y el único país de estos cuatro que no obtuvo jamás un título fue Chile.

La selección chilena jugó todo desde el comienzo de cada competición: Copa América desde 1916, los Juegos Olímpicos desde 1928, los campeonatos mundiales desde 1930 y los Torneos juveniles desde 1956; y jamás ganó nada!

Se han jugado 43 Copas América. Chile tiene cero título y tan solo 4 subcampeonatos.

Luego de Argentina (9) y Uruguay (7), Chile es quien más veces la organizó (6). Pero ni así pudo conseguir el torneo como lo hicieron Bolivia (1963) y Colombia (2001), al ganar sus únicos títulos.

Hay países que nunca organizaron nada y por lo menos tienen una excusa más. Chile que ha organizado 13 torneos sin obtener título alguno; a saber: 1 mundial de mayores (62’), 1 juvenil (87) y varios sudamericanos (6 mayores y 5 juveniles) siendo su mayor logro un subcampeonato.

En lo que hace a Copas América Chile es la selección con más partidos perdidos (82), tiene al jugador que más partidos disputó (Livingstone con 34) y tuvo el honor de jugar (y perder) el 1er partido en la historia del certamen (4-0 c/ URU el 02.07.1916).

Chile está entonces en la historia de la Copa América pero, lógicamente, todos sus récords son negativos.
Además en Sudamericanos JUVENILES Chile jugó: 27 Sub.20, 16 Sub.17 y 6 Sub,15. Un total de 49 torneos con 0 título.

Desde 1916 a hoy en TODAS LAS COMPETENCIAS DE CONMEBOL este es el reparto de Campeonatos de selecciones: BRA 33, URU 22, ARG 22, PAR y COL 5, PER 3, BOL 2, CHILE 0 (SÍ cero!).

Junto con Ecuador y Venezuela Chile integra el selecto grupo de selecciones que jamás ganaron un título de selección (mayor o juvenil) dentro de Conmebol; claro que los primeros empezaron a competir bastante tiempo después que los trasandinos.

Si de MUNDIALES FIFA se trata Chile participó en 9 de los 20 que se han disputado. No ganó ninguno ni ha sido finalista. Su mayor logro fue un 3er puesto en 1962, cuando lo organizó y tras infringir un juego más que brusco a todos sus rivales.

Desde 1960 se juegan CAMPEONATOS DE CLUBES: En 56 años ha habido más de 130 participaciones de clubes chilenos; resultado: 5 títulos.

Esas participaciones se dividen en: 1 Sudamericano de Campeones organizado por los propios chilenos en 1948, 4 Mercosur, 8 Conmebol, 7 Supercopa (en las primeras 3 ediciones no tuvo representante), 2 Interamericanas, 1 Intercontinental, 1 Suruga Bank, 2 Recopa, 13 Sudamericanas y 56 Copa Libertadores.

Son 95 torneos con participación chilena en competencias oficiales de Conmebol; en muchos de ellos lo hizo con más de un club (Libertadores, Conmebol, Sudamericana).

Chile consiguió, a través de sus clubes, 5 de esas 130 o más posibilidades de obtener un torneo: 1 Copa Libertadores (Colo Colo), 1 Sudamericana (Universidad de Chile), 1 Recopa, 2 Interamericanas (Colo Colo y Universidad Católica).

Cabe señalar que una de estas últimas fue de yapa ya que la obtenida por Universidad Católica fue tras participar “invitado” dado que el campeón de la Libertadores (San Pablo) declinó su participación.

Estamos hablando entonces de 5 títulos internacionales obtenidos por el fútbol chileno, entre selección (0) y clubes, en más de 200 torneos oficiales disputados a lo largo de 99 años de historia.

Chile ganó sí una medalla de bronce en los Juego Olímpicos de Sidney 2000; sería hazañoso salvo por el hecho de que la mayoría de los países sudamericanos que participaron han obtenido una: Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay.

El problema del fútbol chileno pasa por creerse grande. El problema no es lo que sos, es lo que te crees y eso corre para todos los ordenes de la vida.

Tal es la mediocridad del fútbol chileno y el convencimiento de que lo que hacen es hazañoso, que por ejemplo ante cada participación mundialista -y fracaso-, pasan por el Palacio de la Moneda para tener un reconocimiento (¿?).

Fueron tras el mundial 98’ donde si bien no ganaron un partido pasaron a 8vos y eso alcanzó para ser tildado de hazaña ya que no participaban de un mundial desde 1982.

En 2010 tras otra paliza con Brasil también marcharon hacia el Palacio, ¿por qué?, por haber ganado un par de partidos después de 48 años! Sucede que luego de organizar el mundial en 1962 y salir 3eros Chile necesitó de 14 partidos para volver a ganar en un mundial (7P, 6E).

En el 2014 otra vez en fila al Palacio. Esta vez porque perdieron con Brasil, como siempre, pero por penales.

CHILE SÓLO EN 4 MUNDIALES PASÓ DE RONDA Y EN TODOS FUE ELIMINADO POR BRASIL: 98, 10, 14 (8vos), 1962 (SF).

De yapa fue eliminado por Brasil para otros 2. Eso porque en las eliminatorias de 1989 un frustrado intento de fraude le costó no sólo la ida a Italia 90’ sino la eliminación directa para USA 94’, al prohibírsele competir en las eliminatorias.

El problema no es ser chileno sino creerte que sos algo, o alguien, en un mundo -el del fútbol- que no fue hecho para vos.

Por eso cuando estés mal, bajoneado, apesadumbrado y veas todo negativo…, tranquilo, pensá q mucho peor, es (que te guste el fútbol y) ser chileno!

BRASIL GANADOR DE LA COPA CONFEDERACIONES 1997

JUGANDO A UN RITMO IMPRESIONANTE LOS NORTEÑOS SE ALZARON CON OTRA COPA

ZAGALLO, UN TECNICO GANADOR: Impresionante. Esa es la palabra justa para catalogar a este equipo brasileño que parece encaminarse hacia su quinto título mundial ya que a lo largo de este último lustro no pareció tener oponentes, ni hubo rival que pudiera con él.

Desde que Mario “Lobo” Zagallo tomó el mando del seleccionado, una vez finalizado el Campeonato Mundial de Estados Unidos, solamente ha caído derrotado en tres oportunidades: México, Noruega y Nigeria -en la semifinal de los Juegos Olímpicos de Atlanta-.

Recordemos que Zagallo es el único en la historia del fútbol mundial que ha conseguido cuatro copas del mundo, lo que significa que hasta el presente, ha estado en todas las conquistas de su país. En 1958 y 1962 obtuvo el campeonato como jugador, en 1970 dirigiendo desde el banco al fabuloso “Scratch” donde brillaron Pelé, Jairzhino, Carlos Alberto y tantos otros; finalmente, en 1994 fue ayudante de campo del técnico Carlos Alberto Parreira.

Zagallo tomó el mando del seleccionado en julio del 94’ e inmediatamente comenzó a probar jugadores jóvenes con miras a los Juegos Olímpicos de 1996. Así llegó a la Copa América de 1995 en Uruguay con un plantel poderoso pero inexperiente. Pese a esto obtuvo el subcampeonato tras caer por penales contra el local. Zagallo fue duramente criticado debido a que solo utilizó, 5 minutos y contra Ecuador, a un chico de 19 años que era por segundo año consecutivo goleador del fútbol Holandés: Ronaldo.

Luego llegó el Preolímpico de Mar del Plata donde Brasil se llevó el campeonato ante el dueño de casa. En los Juegos de Atlanta Brasil ya tenía como figura no solo del Sub-23 sino a nivel de mayores a Ronaldo -ahora máximo goleador del campeonato español- pero cayó derrotado en semifinales ante Nigeria en un partido impresionante que lo relegó al tercer puesto.

Este año tuvieron su revancha en la Copa América de Bolivia donde se llevaron el título sin dificultades demostrando ser ampliamente superiores al resto de sus rivales sudamericanos. Así siguieron jugando amistosos y aplastando rivales hasta llegar a ésta Copa de las Confederaciones como máximos favoritos.

UN POCO DE HISTORIA. Esta fue la tercera edición de la Copa de las Confederaciones la cual es organizada por FIFA y alberga a todos los campeones vigentes de las distintas confederaciones continentales.

En esta ocasión participaron: Arabia Saudita como país organizador, Emiratos Arabes Unidos como Campeón de Asia, Sudáfrica como último Campeón de Africa, Australia como Campeón de Oceanía, México como último Campeón de la Concacaf, Uruguay como Campeón de América, Brasil como Campeón del Mundo –más allá de ser el vigente Campeón de América- y por último, la República Checa como Campeón Europeo, debido a que Alemania no quiso participar.

Por lo tanto llegamos a esta edición con 8 equipos participantes, a diferencia de 1993 y 1995 donde solo lo hacían 4. En la primera edición el título fue para Argentina y en la segunda para Dinamarca.

URUGUAY Y LAS SERIES. Uruguay llegó a éste campeonato con una doble finalidad, hacer el mejor papel posible y principalmente, implantar un estilo de juego que nos pueda servir de referencia para un futuro.

Esa tarea fue encomendada al técnico subcampeón del mundo a nivel juvenil Víctor Púa quién será el responsable no sólo de las selecciones juveniles por período de 2 años, sino de la selección mayor hasta terminado el Mundial de Francia.

Fue una medida inteligente adoptada por los neutrales de la AUF ya que así no hay apresuramientos en lo que respecta al nombramiento del nuevo técnico y, además, deja cubierto el cargo ante cualquier enfrentamiento de carácter amistoso que se le ofrezca al seleccionado celeste.

La idea de Púa fue citar a la base de la selección subcampeona en Malasia agregándole un par de jugadores experientes (Montero y Méndez) además de otros que por pocos meses no pudieron integrar aquella selección: Recoba, De Los Santos, Flores, entre otros. Así se logrará llegar a Sidney 2000’, el primer gran objetivo, con unos 30 partidos internacionales.

En lo que respecta al campeonato la participación de Uruguay fue mas que meritoria tomando en cuenta lo ya dicho, la presencia de jugadores jóvenes, inexperientes y sin trabajo previo. La imagen que se dejó fue, por el contrario, la de un equipo armado, con idea de juego definida y que sabía lo que tenía que hacer dentro del campo. Claro que a la hora de definir, esa inexperiencia pesó en varios de los jugadores y no se pudo repetir en la semi final, la performance de la primera rueda.

En el debut enfrentamos a Emiratos Árabes, selección a la que luego de los primeros 10 minutos se lo dominó en todas las líneas, aunque vale decir que los goles llegaron sobre la finalización de ambos tiempos y que en el primero tuvimos mucha fortuna.

En ese encuentro se sacaron muchas conclusiones; la primera, el acierto de Púa en darle la capitanía a Paolo Montero quien supo ser líder del equipo sin caer en el “descontrol” típico de su temperamento que lo ha llevado a terminar varios partidos antes de los 90 minutos.

También se destacaron: Gonzalo De Los Santos, Nicolás Olivera y Marcelo Zalayeta ratificando lo hecho meses atrás en el mundial juvenil; por último, destaco al mejor jugador de Uruguay a lo largo de la competencia, Pablo García.

El mismo reúne un montón de cualidades dignas de destaque marca, entrega, lucha, técnica y sobre todo una gran personalidad que lo llevó a que, siendo un jugador de medio campo, no haya acumulado ni una sola tarjeta amarilla a lo largo del torneo.

Además fue por varios momentos el encargado del traslado del balón desde el campo celeste hasta tres cuartos de campo contrario.

Luego llegó la República Checa la cual venía de un empate con Sudáfrica. El partido se presentó difícil en los primeros minutos donde incluso se le anuló un gol lícito al equipo europeo por presunta falta del atacante.

Poco a poco Uruguay encontró su juego y se puso en ventaja con gol de Olivera que nuevamente jugó un gran partido. A partir de ese momento el equipo uruguayo fue muy superior y logró aumentar su ventaja a través de Zalayeta. Finalmente los checos descontaron para poner el definitivo 2 a 1.

Con los dos triunfos Uruguay ya estaba clasificado por lo que el técnico decidió afrontar el partido contra Sudáfrica con 10 variantes; de los titulares únicamente jugó Diego López.

Fue este el mejor partido de la serie y quizás del campeonato ya que Uruguay si bien se vio superado en varios momentos, nunca renunció a su forma de juego y mostró gran efectividad a la hora de definir.

Uruguay ganó como muchas otras veces, quizás sin merecerlo, pero con una gran diferencia, jugando al fútbol. Eso fue lo que se procuró, que ganando o perdiendo, con titulares o suplentes, el juego fuera siempre el mismo, pelota a ras del el piso, con un destinatario cierto y con un solo objetivo, el arco de enfrente.

Por otra parte LA SERIE A fue ganada por Brasil que sin mucho esfuerzo y con escasos lujos ganó dos partidos y para sorpresa de todos, empató sin goles ante Australia.

Claro que Brasil al igual que Uruguay probó varios jugadores y por ello se dio el lujo de dejar en el banco, en mas de una ocasión, a Dunga, Juninho y el mismísimo Romario.

Australia, que alcanzó la segunda posición en la serie, fue un equipo bien disciplinado pero muy avaro a la hora de brindar espectáculo, mucho toque de pelota pero falta de profundidad.

México fue la gran decepción de la serie ya que si bien le hizo un aceptable partido al invencible Brasil, no opuso mucha resistencia contra la selección australiana; pese a golear a los locales se despidió del certamen sin pena ni gloria. Del local muy poco, únicamente un triunfo ante Australia quien formó en ese partido con varios suplentes.

FINALES. Todo parecía indicar que habría una final sudamericana. Brasil parecía invencible y Uruguay había sido el único seleccionado que había conseguido tres triunfos en tres presentaciones.

La primera semifinal pareció indicar eso. Brasil sin exigirse venció por dos tantos contra cero en forma clara y contundente a la República Checa, la cual no se atrevió a patear al arco defendido por Dida en todo el encuentro.

Por otro lado Uruguay enfrentaba a Australia con la misma alineación del comienzo del torneo. Fue un dominio claro, absoluto por parte de los celestes, como hacía tiempo no se veía; prácticamente todos rindieron en forma brillante: Olivera, García, De Los Santos, Montero, López, Recoba y Zalayeta –aunque malogró un par de oportunidades de gol-.

Pero la falta de contundencia y efectividad hizo que los 90’ terminaran empatados y luego, por segunda vez y ante el mismo rival, volvimos a quedar eliminados de un certamen a través del hoy llamado Gol de Oro y que allá por 1993 se llamó Muerte Súbita y nos dejó fuera de la semifinal del mundial Sub-20 de Australia.

Al minuto y medio del primer tiempo del alargue y tras un ataque uruguayo llegó el contragolpe australiano que terminó con el gol de Kewell y la eliminación de Uruguay.

Si bien nunca sirve perder quizás ésta derrota sirva para adquirir experiencia y demostrarle a los jugadores que no siempre gana el mejor y que en todo deporte se necesita algo de fortuna.

En el partido por el tercer puesto se notó la falta de motivación y si bien el sistema de juego fue el mismo, hubo jugadores que no rindieron, caso de Olivera y Zalayeta.

El triunfo de los checos por 1 a 0 fue inobjetable, aunque vale decir que el gol se gestó tras un grave error de la defensa celeste.

La final fue un mero trámite. Los brasileños humillaron a su rival convirtiéndole nada menos que 6 goles (3 de Romario y 3 de Ronaldo) a través de los 2 mejores delanteros del mundo en este momento.  El poderío norteño deja planteada la interrogante, ¿hay alguna selección que pueda vencer a Brasil?; ¿el campeonato mundial de Francia se jugará por el segundo puesto?. Estas preguntas recién encontrarán respuesta en un año.

BALANCE. La imagen dejada por Uruguay fue altamente positiva entre otras cosas por haber desterrando definitivamente la imagen de cuadro agresivo.

En lo que respecta a los ingresos la AUF percibió un millón y medio de dólares lo cual no sólo permite saldar varias deudas a nivel de clubes y técnicos anteriores de la selección, sino que asegura el pago del contrato de Víctor Púa al mando de las selecciones juveniles.

Pero lo más importante es la idea de juego que se implantó en los jugadores. El tema será hacerla perdurar en el tiempo para que llegado los desafíos importantes estemos a la altura de afrontarlos. Y para ellos ya falta muy poco: el preolímpico de Sidney 2000 y las eliminatorias para el próximo mundial.

El primer paso para salir del fondo está dado. Este cuerpo técnico y estos jugadores nos representaron de muy buena forma en un torneo que con el paso del tiempo tendrá una valoración muy especial.

Esperemos que los nuevos dirigentes que hoy gobiernan la AUF valoren este logro y sigan apoyando a este cuerpo técnico para no caer nuevamente en desgracia y sufrir duros golpes como la reciente -pero anunciada- eliminación de Francia 98’.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑