Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

Leyes de juego

ALGUNOS CAMBIOS A LAS REGLAS DEL JUEGO

Las normas que regulan el fútbol a través de la International Football Association Board (IFAB) han sufrido variantes a lo largo de los más de 150 años que lleva la práctica del deporte.

Generalmente las mismas se han dado por dos motivos, dar más garantías a los participantes, velando por un juego justo, y procurar que este sea más dinámico y por ende más “entretenido”, con mayores situaciones de gol que termina siendo, en definitiva, la emoción máxima de un encuentro.

Es cierto que gran parte de las discusiones que se dan por aspectos vinculados al arbitraje y las normas de juego ocurren por el enorme desconocimiento que existe por parte de los aficionados, periodismo y jugadores en general.

No menos cierto que existen aspectos regulados de manera tal que dan lugar a la duda o al acaecimiento de situaciones injustas.

Sobre algunos de ellos entiendo cabría una modificación a las reglas que hoy se encuentran vigentes. Esto sin perjuicio de las enmiendas que deberían hacerse tras la implementación del sistema VAR.

1. Si la pelota no sale del área en un saque de arco la culpa es exclusiva del equipo que reinició el juego.

El jugador que sacó desde los 5.50 mts debe prever la intensidad del remate o que un jugador rival pueda llegar a interceptar el pase.

Pues bien, hoy está previsto que si el equipo que saca comete una infracción, es decir, tocar dos veces el balón antes de que salga del área grande y el juego se reinicie de manera efectiva, pueda volver a sacar enmendado así su error.

Entiendo que en este caso debería sancionarse un tiro libre indirecto desde el lugar donde se cometió la infracción, esto es, donde se tocó el balón por segunda vez antes de que saliera del área.

2. Lo mismo ocurre con la reposición desde un lateral donde se lanza el balón pero este no llega a ingresar al campo.

En lugar de sancionar al que repone mal, cambiando la posesión de la pelota y permitiendo al equipo rival sacar desde el mismo lugar, se le permite poner nuevamente la pelota en juego.

Es absurdo más teniendo en cuenta que si la misma situación se da en un tiro de esquina (ejecución donde la pelota no entra a la cancha) ahí sí existe una sanción y el ejecutante pierde la posesión.

3. El agarrón mutuo dentro del área. Con el correr de las décadas cada pelota quieta se fue convirtiendo en una posibilidad de gol y así, los agarrones dentro del área se volvieron cada vez más frecuentes.

Llegamos a ver tomas de catch en espectáculos más parecidos a la lucha libre que al fútbol. La mayoría de los árbitros optó siempre por lo más sencillo, hacer la vista gorda o cobrar infracción al atacante.

Pero existe desde hace un par de años una modificación al reglamento que hace que este punto pueda derivar en graves injusticias, máxime cuando se ha comenzado a aplicar el VAR.

Hoy un agarrón mutuo dentro del área debe ser sancionado con tiro penal. ¿Por qué?

Porque a través de la Regla 5 se estableció que si se comete más de una infracción al mismo tiempo se castigará la “infracción más grave en términos de sanción o repercusión táctica”.

Y ello es así tanto para un jugador que cometa más de una infracción a la vez o para dos o más jugadores de distintos equipos.

Entonces, en caso de un agarrón mutuo en el área tendremos, por un lado la infracción del atacante y por otro la del defensor; de las dos sanciones el penal es la más grave en términos de sanción o repercusión táctica por lo tanto, no le quedará otra opción al árbitro que sancionar esta última.

Considero que es una pésima regulación. En tiempos de VAR todas estas jugadas serán advertidas el delantero podría agarrar siempre dentro del área, procurando sacar una ventaja y sabiendo que si el defensor también agarra, deberá sancionarse penal y no tiro libre en favor del equipo que defiende.

Habría que derogar esta norma y establecer que en estos casos, como en cualquier otro donde haya una doble infracción y no existe norma específica que regule la situación (por ejemplo en las ejecuciones de tiros penales), habrá de reanudarse el juego a través de una suelta neutral en el lugar donde se desarrolló la incidencia, sin perjuicio de las sanciones disciplinarias que pudieren corresponder.

 

Anuncios

EL VAR LLEGÓ PARA QUEDARSE. BIENVENIDO!

El Video Assistant Referee (asistencia por vídeo al árbitro), vigente desde el 01.06.16 pero con aplicación práctica constante a partir de este mundial Sub.20 de Corea del Sur, busca reducir el margen de error arbitral y con ello, velar por la justicia deportiva.

No es perfecto, sí perfectible, pero está claro que es mejor tenerlo que seguir con discusiones absurdas en una era donde todos los deportes han procurado valerse de la tecnología para su desarrollo.

Ni siquiera es un cambio a las reglas del juego. Es un auxilio para la justa aplicación de las mismas.

Tras la primera fecha del citado mundial llovieron críticas hacia el nuevo sistema. Hoy, avanzado más de medio torneo, muchos callan y reconocen que quizás no debieron apresurarse a la hora de valorarlo.

Sucede que muchas de esas críticas fueron hechas en base a un desconocimiento absoluto de las normas que rigen el VAR, en particular, y reglas del juego en general, las cuales deben actuar de manera armonizada.

Para criticar con propiedad lo primera que hay que hacer es saber de qué se está hablando.

Visto de qué se trata, cuándo se aplica y quién lo aplica, cabe preguntarle a los críticos si les parece justa la sanción de este penal a favor de Barcelona.

Cuando vean que algo así podría pasarle al club de sus amores vuelvan y sigan leyendo.

EN QUÉ SITUACIONES SE APLICA

GOLES: Ayudará a determinar si se ha producido alguna infracción que impida conceder el gol (fuera de juego, faltas) o validarlo, tras comprobar que un balón ha traspasado 100% la línea de meta.

PENALES: Ya sea para revisar algo que generó dudas en el árbitro como para advertir a este de una infracción dentro del área que le pasó inadvertida.

TARJETAS ROJAS: Busca evitar decisiones erróneas ante infracciones conducentes a la expulsión de un jugador.

CONFUSIÓN DE IDENTIDAD: A los efectos de amonestar o expulsar al jugador que efectivamente haya cometido la infracción.

QUIÉN LO APLICA

Puede juzgarse una jugada a través del VAR ya sea: de oficio (por los árbitros de cabina ante una de las hipótesis previstas no percibida por el referee) o a pedido del propio árbitro, ante una incidencia que si bien pudo ser percibida, le generó dudas.

La decisión última será del árbitro principal quien sigue siendo la máxima autoridad dentro del campo de juego.

La idea es advertirle al árbitro la situación y este podrá, dar por buena la sugerencia del VAR o solicitar las imágenes para terminar resolviendo, según se percepción, en última instancia.

LOS PRIMEROS CASOS

EL primer día de competencia se dio la expulsión de un jugador argentino (Lautaro Martínez) por agresión a su rival. Algunos dijeron que fue algo exagerado; sobre esa calificación  nada tuvo que ver el VAR.

El VAR lo que hizo fue advertir sobre una conducta que prevé la regla 12 (“golpe en la cara sin disputarse el balón es roja a menos que la fuerza sea insignificante”) y que al árbitro pudo habérsele pasado por alto.

La imagen no dejó dudas. La disputa del balón estaba en el piso y el codazo en la cara no se puede decir que haya sido circunstancial ni con fuerza insignificante.

Penal a favor de Uruguay! Fue penal. Que haya 100 por partido y no se cobren no es problema del VAR sino del reglamento que los prevé y los árbitros que no los cobran.

El aluvión de críticas llegó ante este supuesto… “me pareció lento, qué pasaba si luego de esa jugada venía un gol de Italia en la recarga?”. Conociéndose el reglamento la duda no se plantearía.

El árbitro puede rever sus decisiones, siempre, hasta tanto el juego no se reinicie. Eso significa que si Italia convertía, hasta tanto Uruguay no moviera del medio, el gol podía ser anulado, volver a la jugada y ejecutarse el penal a favor de Uruguay.

Además, si lo que se busca es evitar injusticias, de otorgársele el gol a Italia habiéndose advertido previamente un penal en su contra, se estaría cometiendo una doble injusticia.

También hubo hasta el momento un par de incidencias donde pudimos haber “padecido” la aplicación del VAR.

Plancha de Schiapacasse contra Italia. Habiendo impactado contra el rival entiendo al menos debió advertírsele al árbitro para que este pudiera resolver.

Jugada de Bentancur que con tarjeta amarilla choca en el aire contra un jugador de Arabia Saudita. El árbitro rápidamente sacó la tarjeta y, creo yo, iba a amonestar a ambos jugadores; a Bentancur que por su vehemencia puso en riesgo el físico del adversario y al árabe por su inexplicable reacción tras la infracción.

Amonestó al asiático y se lo vio luego dialogando por el intercomunicador para finalmente no amonestar al uruguayo. ¿Por qué? Porque la jugada devenía en expulsión siendo una de las acciones revisables por el VAR.

De haberse tratado de una infracciones común o pasible de -primera- amarilla no correspondía la aplicación del VAR

LAS FRASES HECHAS

Llovieron comentarios en las redes respecto a que el VAR “le quita esencia al juego”, “la discusión es parte del fútbol” y este es un “deporte de contacto”.

mARADONA
Qué habría sido de la mano de Dios con el VAR

Las normas en cualquier deporte no son para quejarse sino para respetarse. Solo en el fútbol se permite desacreditar, agraviar y hasta empujar a quien imparte justicia.

A través de este sistema lo que se busca es evitar las injusticias, terminar con los agarrones y “avivadas”; menos circo, más fútbol!

El espíritu del juego no consiste en sacar ventajas extra deportivas.

Quien dice que el fútbol es un deporte de contacto debe saber que, según el reglamento, los mismos pueden estar permitidos o prohibidos y, en este caso, están penados.

El fútbol es una disciplina deportiva que tiene reglas claras que castigan determinados comportamientos (y contactos). El VAR no hace más que advertir sobre algunos de ellos.

Cambiar el razonamiento de gente que piensa así llevará tiempo. Han sido 50 años (en escalada) de ir protestando todo. A la larga será beneficioso no sólo para lo que suceda dentro de la cancha sino también afuera.

Eso de que “si no te gusta el roce y la discusión podés ver tenis” es otra frase basada en el desconocimiento. Ni en el tenis, ni en ningún deporte, se deja pasar por alto la discusión, falta de respeto o descrédito hacia el rival o la autoridad

Ojalá llegue día en que lleguemos a aplicar un código disciplinario similar al del rugby donde las decisiones de los árbitros son sagradas. Esos “cuerpitos” no se animan a hacer el más mínimo gesto a quien ha tomado una decisión porque, de arranque, tienen una sanción de 10mts, cuando no los mandan a “reflexionar” 10 minutos afuera.

“SE PARA EL JUEGO” – “SE PIERDE TIEMPO” – “ES LENTA LA RESOLUCIÓN”

Otras falacias que van perdiendo sustento a lo largo del certamen.

La mayoría arrancó pensando que el VAR funcionaba al grito, a pedido de un jugador o cuerpo técnico y que de esa forma el juego viviría parado. Van 40 partidos, unos 3600 minutos y no se llegó a 10 intervenciones del VAR.

Se hizo un escándalo porque en el partido de Uruguay – Italia se demoró casi 40 segundos en advertir sobre el penal!

Seguramente se avanzará sobre ello pero hay que tener en cuenta que son jugadas, en principio dudosas, donde hay que ver en tiempo real 2 o 3 repeticiones.

Es imposible que ello se genere en menos de 30 segundos. El apuro puede generar otra injusticia. Ninguna decisión ha demorado en advertirse más de un minuto!

Qué culpa tiene el VAR que en cualquier partido se jueguen 60 de los 90 minutos.

Por qué si cuando se cobra un penal se demoran 2 o 3 minutos para ejecutarlo, protesta mediante, a través del VAR parece lento hacerlo en menos tiempo.

Habrá que buscar la forma de jugar más, protestar y hacer menos tiempo, antes que buscar excusas en el VAR.

Es esqueante el tiempo que hace un golero que va ganando, un jugador que se tira fingiendo una lesión -justo cuando va ganando-, un Dt que hace cambios para hacer correr reloj o el jugador que se retira caminando.

“TIENE QUE LIMITARSE COMO OCURRE EN EL TENIS”

NO! el espíritu es evitar las injusticias y reducir el margen de error de los árbitros lo cual puede ocurrir 1, 2 o 10 veces por partido.

 “NO SE PUEDE IMPLEMENTAR EN TODOS LADOS”

Verso! El VAR se puede aplicar a distancia a través de sistema satelital.

Así, por ejemplo, en la AUF se podría montar un circuito para examinar los distintos partidos a través de las señales en vivo que emiten quienes tienen los derechos de televisión, tal como ocurre en la mayoría de los países del mundo.

Será cuestión de exigir, al momento de renovar esos derechos, más cámaras para tener más imágenes de las jugadas desde distintos ángulos.

Alcanzaría la designación de 2 árbitros de videos por partido y la compra de algunos equipos. Comparado con la fortuna que se gastó en cámaras de reconocimiento facial, que tampoco están en todas las canchas, no sería nada.

Tranquilos los mal pensados! El sistema tiene la propiedad intelectual de la FIFA y la decisión sobre las jugadas siempre es del árbitro; ninguna persona física ni jurídica –propietaria de derechos de TV- tendrá injerencia en el juego.

Y si Uruguay, cuasi amateur podría tenerlo, cualquiera podrá.

QUÉ LE FALTA AL VAR

En lo personal de momento entiendo que todos deberíamos escuchar, y así saber, qué es lo que se va a analizar.

Es decir, la primera comunicación que se realiza entre el referee y el árbitro de cabina ante la detención del juego. Esto no pasó en la incidencia de Bentancur con el jugador árabe, explicada más arriba. Eso evitaría todo tipo de suspicacias y cuestionamientos innecesarios.

Desde lo técnico el VAR requiere un par de ajustes. Una simulación o error arbitral que propicie una jugada (no revisable) de la cual llega un gol también debería revisarse.

Así, cuando se produce un gol producto de un tiro libre mal cobrado el mismo debería anularse.

Vean este ejemplo. Un córner no es una jugada revisable por el VAR. Pero un gol tras la ejecución del córner sí. Qué pasa si el córner fue mal cobrado? Nada! Lamentablemente allí se produce una justicia que este sistema procura evitar.

Por qué? Porque la ejecución del córner es una jugada distinta a la que lo motivó; entonces, si de esta nueva jugada llega un gol cuya convalidación genera alguna duda, la misma puede revisarse y el gol ser anulado.

En definitiva, un tiro libre mal cobrado del cual llega un gol debería ser una jugada revisable por el sistema VAR.

Entonces lo del principio.

Estamos ante una oportunidad única de cambiar muchos de los aspectos contaminantes del juego. El VAR es un extraordinario invento que llegó para quedarse en pos de la justicia en el juego.

Bienvenido!

MODIFICACIONES A LAS REGLAS DEL JUEGO

En el día de hoy entraron en vigencia las modificaciones a las Reglas de Juego establecidas por la International Football Association Board (IFAB) en su asamblea general anual celebrada el 5 de marzo de 2016.

Algunas resultan interesantes, otras recogen aspectos que ya estaban rigiendo y, finalmente, están las que darán lugar a la polémica ya que lejos de brindar certezas dejan lugar para las dudas y suspicacias.

Empecemos por repasar LAS MODIFICACIONES MENOS RELEVANTES; no se aburran que las últimas dan lugar para la opinión y polémica.

El terreno de juego:  a) Se permite estampar logos en los banderines de las esquinas del campo. Habrá que ver si son simples logos con escudos o bandera de los equipos o países que ofician de local en ése terreno –como por ejemplo ya ocurrió en el mundial de 1966- o si la norma dará lugar a una operación de marketing y comiencen aparece logos de empresas.

 b) Se habilita que las canchas puedan tener una superficie mezclada entre césped natural y artificial. En Uruguay todos agradecidos, menos el Ingeniero Agrónomo que tiene arruinados la mayoría de los campos del país.

La indumentaria de los jugadores: a) Las prendas que se utilicen debajo del short, como las mallas térmicas, deben tener el mismo color que el pantalón corto; esto ya se venía aplicando. 

b) El jugador que abandone el campo para cambiarse el calzado deberá esperar la autorización del árbitro para reingresar. Esto ya acontecía solo que ahora la autorización puede ser dada por el cuarto árbitro y sin que el juego esté detenido.

Duración del partido: El tiempo que se estipula para el período de hidratación será ahora agregado oficialmente al final del partido. Si bien esto ya regía la palabra “oficialmente” obliga al árbitro a respetar sí o sí, el tiempo exacto de paralización del juego.

El inicio y la reanudación del juego: a) La pelota no tendrá que moverse hacia adelante en el inicio del partido. Es un nuevo cambio a una disposición que hasta 1997 exigía que por lo menos dos jugadores tocaran el balón y que tras el primero, la pelota hiciera un giro completo sobre sí misma.

b) Se prohíbe a los árbitros “fabricar” las jugadas de balón a tierra; significa que no podrán sugerir quién debe hacerse del balón tras una detención, cosa que acontece hoy con el mal empleado “fair play”.

Tiro penal: a) Los jugadores que amaguen a patear una vez iniciada la carrera hacia la pelota serán amonestados.

La redacción es muy vaga y nada dice respecto a otro punto fue cambiando a lo largo de la historia, ¿está permitido frenarse en la carrera previo al remate?

Jorge Larrionda, integrante de la Comisión de Arbitrajes de FIFA, sobre este punto ha dicho que se permite al jugador detenerse en su carrera, todas las veces que lo entienda oportuno, hasta el momento previo a la ejecución; es decir, cuando se afirma para rematar -entiéndase que ya tiene un pie en  el aire- ya no puede volverse atrás, amagar y luego ejecutar.

Si lo hace, el jugador es amonestado y se cobra tiro libre indirecto para el equipo rival.

b) Los porteros que se adelanten de la línea de gol antes del cobro también serán amonestados. Es una buena y peligrosa medida ya que una definición de cinco (5) un equipo podría quedarse sin golero por la aplicación irrestricta de esta medida.

c) El equipo que tenga más jugadores que otro en una definición deberá reducir sus lanzadores hasta igualarlo. Esto ya se venía aplicando y tiene una lógica, algo rebuscada pero lógica al fin. Se procura que camino a una definición un equipo no provoque expulsiones de algunos de su jugadores, no más de cuatro -claro está- cosa de que si se extiende la definición de 5, sus mejores pateadores puedan repetir antes que el rival.

d) Los equipos ya no tendrán por qué informar el orden de ejecución de los cinco penales en una definición.

El saque de banda: Los jugadores que impidan el cobro de un saque de banda serán amonestados si están a menos de dos metros de distanciaEs un cambio que favorecerá el juego rápido y traerá más incidencias de peligro en ataque ya que se suele usar como recurso el saque de banda lanzado al área a manera de corner.

También se hace mención a la ley del offside: Se establece que “no serán considerados los brazos y las manos”. No entiendo por qué se estableció tal medida con una disposición que ya estaba prevista; de hecho, el reglamento indicaba que a los efectos de esta ley “los brazos no se consideran parte del cuerpo”.

MODIFICACIONES INTERESANTES

Cuarto cambio en los alargues. Se prevé la posibilidad de realizar un cuarto cambio en caso que un partido, correspondiente a un campeonato con fases eliminatorias, llegue a una prórroga.

No se aplicaría esta norma en casos como los de la vieja Copa Intercontinental dado que era un partido único al que se accedía sin fase previa (la Copa Europa y Libertadores no eran parte de la Copa Intercontinental). Hoy sería el caso de la Recopa Sudamericana o Suruga Bank.

Los jugadores o personas que interfieran en el juego: a) Si un suplente, entrenador o miembro de un equipo, entra al terreno e interrumpe el juego, se castigará con falta o penal según el lugar de la interrupción.

Resulta un castigo interesante para evitar “avivadas” que hemos visto especialmente por tierras sudamericanas. Antes el castigo para casos como los planteados era un tiro libre indirecto o bote a tierra.

b) Si alguien ajeno a los 22 jugadores -persona o agente externo- evita un gol, deteniendo el balón que iba hacia la portería, el árbitro puede otorgar la conversión.

Es una lógica medida para evitar casos que han pasado incluso en nuestro país done algún alcanza pelotas llegó a impedir un gol y el juez sólo podía cobrar bote a tierra.

Podrá caber la duda de cómo sabe el árbitro si el balón iba dirigido al arco o no; pues bien, con la otra modificación que veremos más adelante -la utilización del video- la duda desaparece.

El árbitro: a) Los jueces tendrán la autoridad de tomar una acción desde el momento que entran a inspeccionar el campo antes del partido. Hasta hoy la tenían desde el comienzo del juego. Significa que un jugador puede ser expulsado por un insulto u ofensa durante el precalentamiento lo cual dará lugar a cualquier tipo de suspicacias.

b) El árbitro sólo podrá mostrar tarjetas amarilla una vez que comience el partido.

c) Los jugadores que resultan lesionados por un rival no estarán obligados a salir del campo para ser tratados.

La norma no dice más nada con lo cual cabe preguntarse si el partido queda detenido hasta que el jugador se recupera o si bien, como ocurre en el rugby, se permite al cuerpo médico atenderlo mientras el juego continúa sabiendo que si alguno de ellos interfiere voluntariamente en el juego, le caben las consecuencias que vimos en el punto anterior.

LAS MODIFICACIONES MÁS RELEVANTES Y CONTROVERSIALES

Faltas e incorrecciones: Se modificó la ley del “triple castigo” por el cual se establecía penal, expulsión y posterior sanción automática para el jugador infractor que impedía una oportunidad clara – manifiesta de gol

a) Ahora, cuando un jugador impida un gol u oportunidad manifiesta mediante una infracción deliberada por mano será expulsado tal como sucede actualmente.

El ejemplo más claro fue la mano de Luis Suárez contra Ghana en 2010 sancionada con penal y expulsión; antes simplemente se cobraba penal, alcanza recordar la “palomita” de Mario Kempes en 1978 contra Polonia.

b) El árbitro tendrá a partir de ahora la potestad de determinar si el defensor buscó jugar limpiamente el balón; en estos casos, pese a impedir una oportunidad manifiesta de gol, será sancionado con tarjeta amarilla.

Hasta hoy, sólo se tenía en cuenta la acción final –impedir la oportunidad manifiesta de gol- y ella traía consigo una única consecuencia.

c) Ahora sólo se sancionará con tarjeta roja casos donde:

– el infractor no intente jugar el balón o ni siquiera haya tenido la posibilidad de jugarlo;

– se sujete o empuje al rival;

– la falta fuera merecedora de tarjeta roja en cualquier lugar del terreno (juego brusco, temerario, etc).

d) Una ofensa contra los árbitros del partido será castigada con un tiro libre directo por lo que si ocurre dentro del área será penal.

Entiendo que aquí radica el principal problema que traerá esta serie de modificaciones. Hasta que no ocurra como en el rugby, que el juez tiene un micrófono que capta todos los diálogos y son percibidos a su vez por el público -presente en el estadio o a través de la televisión- eso será motivo de CORRUPCIÓN, así, clarito!

Quién podrá decir si hubo o no insulto? Se darán casos donde los propios atacantes lanzarán insultos al aire tratando de inducir en error al árbitro con tal de que sancionen un penal. Sinceramente, me parece una locura.

Asistencia del Video. Finalmente se estableció lo que muchos esperaban desde hace años, el uso de la tecnología en el fútbol. A partir de hoy los árbitros podrán auxiliarse de imágenes para REVISAR SITUACIONES RELACIONADAS CON: goles, tarjetas rojas, cobro de penales e identificar jugadores que cometan una acción que merezca sanción.

Me parece una resolución exagerada que atenta contra la dinámica del juego y que no brinda certezas absolutas.

Una cosa es recurrir al video por un hecho objetivo, como establecer si la pelota traspasó o no la línea de gol, donde ni siquiera hay que parar el partido -como ocurrió en Brasil 2014- y otra parar el juego, vaya a saber cuántas veces, para determinar si una jugada es tarjeta roja o no; siendo en última instancia un elemento netamente subjetivo.

Podría justificarse la utilización del video para saber si una infracción fue dentro (penal) o fuera del área pero no más que eso.

En lo personal entiendo que el fútbol, en lo que hace al reglamento, debería volver a sus raíces y, sin miedo, incorporar más normas del rugby. En parte algunas de estas modificaciones recogen el espíritu de aquellas.

Por ejemplo, si se va a tener en cuenta el insulto al árbitro, cosa condenable por cierto, que se condene toda conducta antideportiva de manera firme no permitiendo a ningún jugador, salvo al capitán del equipo, dirigirle la palabra al juez castigándosele a quien lo haga con tarjeta amarilla.

Que se sancione con un tiro libre indirecto -10 metros más adelante del lugar- cuando se produce un reclamo –verbal o ademán- así como cuando se interrumpe el juego evitando que un rival saque rápido.

De esta forma en dos años se reduciría enormemente el juego para la tribuna, desleal, asqueante al que cada vez más el fútbol de hoy nos está acostumbrando.

Hay que erradicar todo tumulto generado por una decisión arbitral, más si se le va a permitir revisar jugadas decisivas.

Hay muchas normas del rugby que perfectamente pueden aplicarse ya mismo al fútbol sin necesidad de caer en experimentos que pueden dar lugar a mayores problemas.

En el rugby lo que sanciona el árbitro es sagrado.

En el fútbol, si se llega a cobrar un penal por un insulto al juez, puede producirse una tragedia.

Como siempre ocurre cuando hay cambian estos traen consigo cosas positivas y negativas; habrá que esperar un año para saber cuál fue el balance y la influencia de estas modificaciones y si se ratificarán o no estos cambios que ya están en vigencia.

URGE CAMBIAR LA LEY DEL OFFSIDE

La jugada del empate de Ecuador contra Paraguay (2-2) en el partido disputado en Quito por la 5ta fecha de las clasificatorias para Rusia 2018 despertó la indignación de varios guaraníes que descargaron su ira contra la cuarteta arbitral uruguaya.

Si observamos con detenimiento y congelamos la imagen, cosa que no puede hacer ningún juez asistente, observamos que efectivamente existió posición adelantada cuando parte el pase hacia Ángel Mena, autor del tanto.

La jugada me sirve para reafirmar la idea de que LA LEY DEL OFFSIDE DEBE SER REFORMULADA en pos de minimizar los errores, que llevan muchas veces a sentenciar resultados.

Partimos de la base que EL FÚTBOL ES UN DEPORTE IMPERFECTO DONDE TODOS LOS QUE LO COMPONEN ESTÁN EXPUESTOS A COMETER ERRORES; LA IDEA, CLARO ESTÁ, ES REDUCIRLOS AL MÁXIMO.

La ley del offside faculta al asistente para que “en caso de duda, deje seguir”; sin embargo, el público -en general-, periodismo y televisaciones -en particular-, se encargan de hacer creer lo contrario, exponiendo a los asistentes a través de ilustraciones con métodos tecnológicos de los cuales aquellos no se pueden valer.

Así, sería más fácil que en caso de duda SIEMPRE SE COBRE OFFSIDE; se protegería al asistente y seguramente al espectáculo.

FullSizeRenderCabe señalar que en este caso el asistente se encontraba bien parado y estaba donde la jugada lo requería, es decir, observando la última parte del cuerpo del penúltimo defensor (el pie izquierdo del defensor guaraní es lo que habilitaba en la incidencia al atacante ecuatoriano).

Pero claro, de poco sirve estar bien ubicado con la normativa actual que transfiere al asistente una responsabilidad, entiéndase exigencia, casi impropia de todo ser humano. Hoy se lo evalúa a la par de una máquina.

Sucede que a partir de 1990 la ley el offside se modificó parcialmente pasando a considerar que un atacante en línea con el penúltimo oponente no se encontraría en situación de fuera de juego, como sucedía hasta entonces.

A ello se le sumó el hecho de que, en caso de duda, se debe dejar seguir.

Se buscó así favorecer el espectáculo pero con el correr de los años son cientos los errores que cometen los asistentes por fines de semana muchos de los cuales, son perfectamente evitables haciendo pequeños ajustes a una regla que ante cada cambio ha complicado la labor del árbitro asistente.

En 2003 la FIFA eliminó el offside pasivo. Nuevamente buscó favorecer los ataques durante los partidos y determinó que un jugador en una posición fuera de juego no sería objeto de castigo siempre que con su accionar no tuviera incidencia en la jugada.

No digo que haya que volver al offside pasivo que hubiera implicado, en este caso, anular la acción dada la posición del atacante ecuatoriano más adelantado, que jamás participa ni tampoco influye en la jugada.

Considero que haber eliminado el offside pasivo fue un acierto pero haber pasado a considerar como referencia “la misma línea” NO!

En “la misma línea” es imposible que el ojo humano detecte diferencias mínimas de centímetros, más cuando hablamos de jugadas rápidas y la propia ley establece, además, que los brazos del atacante no se consideran parte del cuerpo.

FullSizeRenderAdemás, el hecho de estar “en la misma línea”, como ocurrió en este caso, hace que el delantero pueda obstruir la visión del asistente y no permitir ver la posición defensor.

Más precisamente, el asistente no podrá observar con claridad CUÁL ES LA ÚLTIMA PARTE DEL CUERPO DEL DEFENSOR QUE ESTÁ POR LO MENOS EN LA MISMA LÍNEA QUE LA PARTE MÁS ADELANTADA DEL ATACANTE ECUATORIANO, SIN TENER EN CUENTA LOS BRAZOS.

Parece difícil entenderlo no?, pues más difícil es cobrarlo!

Por el contrario, si se volviera a la regla anterior a 1990, donde el atacante debía estar por DETRÁS DEL DEFENSOR para considerarse habilitado, la visión del línea estaría limpia.

Pero hay más. A estas dificultades que les han impuesto a los asistentes se le suman otras dos en los últimos años.

  1. El hecho de tener que levantar el banderín recién cuando el atacante adelantado intervenga en la jugada, haciendo que el aficionado común, desconociendo la instrucción, termine cuestionando el accionar con un “por qué se demoró tanto!!!”.
  2. El pase de un rival a un delantero que está adelantado, siempre que sea involuntario   -por ejemplo motivado en un despeje- ya no habilita al atacante; debe marcarse offside.

Ambos agregados implican un razonamiento y evaluación del juego en fracciones de segundo que ponen al asistente en una situación por demás desventajosa.

Es hora de buscar alternativas válidas que protejan al asistente y den mayores garantías al espectáculo.

Mientras todo siga igual se seguirán cometiendo errores e injusticias como la del partido señalado; y lo peor, es que el asistente siempre podrá defenderse con un “tuve la duda y dejé seguir tal como el reglamento me ampara”.

EL USO DE LA TECNOLOGÍA EN EL FÚTBOL

Resulta interesante saber que el nuevo Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, está a favor del uso de la tecnología en el fútbol. Llegada esta, cuántos problemas se evitarían!

El cambio más importante que terminaría con cientos de discusiones al año en distintas ligas del mundo es el hecho de dejar implementado, para siempre y con carácter general, el uso de un sistema que permita determinar cuándo se convierte un gol, es decir, cuándo la totalidad de la pelota ha traspasado la línea de meta.

El fútbol de hoy se define por detalles y un gol, que es lo más importante de un partido, no puede quedar librado a la visión de una persona.

PARA OTORGAR UN GOL SE NECESITA TENER CERTEZA Y ES LA TECNOLOGÍA, A DIFERENCIA DEL OJO HUMANO, LA ÚNICA QUE LA PUEDE DAR.

Por otra parte, es más barato invertir en un software, con el dispositivo que marca si la pelota pasó o no la línea de gol, que pagar a otros dos árbitros para que estén parados, cuasi inertes, detrás de cada arco.

Dicho sea de paso, dos, tres o seis árbitros seguirán cobrando de acuerdo a SU VISIÓN la cual NO ES SINÓNIMO DE CERTEZA.

Mientras la decisión de otorgar un gol siga dependiendo de la visión de un ser humano el error es una posibilidad que estará en cada encuentro.

Hay gente reacia a los cambios. En este caso, muchos técnicos se quedarían con un argumento menos para justificar luego su mal juego así como muchos periodistas no tendría de que hablar.

Algunos no son partidarios del uso de la tecnología porque entienden que esta le quita dinámica a un deporte que no admite detenciones salvo en casos excepcionales decididos exclusivamente por el árbitro.

Sin embargo, en lo que hace al otorgamiento de un gol, ha quedado demostrado que el uso del “chip” es una herramienta perfecta que en nada modifica el espíritu o esencia del juego.

Su aplicación no implica detener el partido como ocurre en el rugby o basquetbol.

gol benzemaDe llegar la tecnología al fútbol, como ya sucedió en la Copa de las Confederaciones 2013 y Brasil 2014, seguro se hablaría más del juego y algo menos de los arbitrajes.

Su eficacia quedó demostrada en el partido jugado entre Francia y Honduras cuando el árbitro concedió un gol a los galos tras un remate de Benzema.Ojo-Francia-Honduras-Imagen-TV_CLAIMA20140615_0172_27

Allí, un sensor avisó al juez que la pelota había ingresado por lo que rápidamente cobró el gol sin necesidad de consultar al asistente y evitándose todo tipo de discusiones.

Es verdad que no en todos los países se puede implementar este sistema por un tema de costos pero por lo menos se debe habilitar para que las Ligas que lo pueda solventar lo implementen si lo creen conveniente.

Por otro lado, debería ser obligatorio su uso para competencias internacionales.

Por ejemplo a nivel sudamericano a cada club se le exige presentar un escenario para oficiar de local, pues bien, dicho escenario debería tener incorporado el software que permita determinar si la pelota cruza o no la línea de gol.

Con lo que perciben hoy por jugar eventos internacionales seguramente esa inversión todos los equipos la puedan cubrir en su primera presentación.

También se pondrá en consideración el uso de la tecnología a la hora de sacar -o no- una tarjeta roja. En eso no estoy de acuerdo por dos motivos:

  • En primer lugar implica detener el partido.
  • Segundo, y más importante, CON O SIN USO DE LA TECNOLOGÍA, LA DECISIÓN DE EXPULSAR A UN JUGADOR SEGUIRÁ SIENDO DE CARÁCTER SUBJETIVO

Siempre van a existir matices a la hora de juzgar por lo tanto no se soluciona nada con parar el juego para decidir una expulsión.

Más cuando el reglamento contempla la posibilidad de expulsión incluso en casos donde no exista contacto con el rival; alcanza haber “tenido intención” de golpear o agredir. Incluso, cuando ha existido un “uso desmedido de la fuerza que pueda poner en riesgo el físico del rival”.

Y esa intención y uso desmedido no están definidos en ningún reglamento; nacen del sentido común de cada árbitro. Lo que es roja para un árbitro puede no serlo para otro.

De concretarse esta idea, además de pararse el partido habrán discusiones previas, durante y posteriores a la consulta en el video generándose, como suele suceder, un clima de presión hacia el árbitro y tenso, cuando no violento, entre los jugadores.

Si se van a copiar cosas del rugby en pos de un mejor espectáculo, que se comience por el tema disciplinario. Allí el árbitro es sagrado. En el acierto o en el error sus decisiones se respetan.

En el rugby no se admiten cuestionamientos, ademanes o gestos tribuneros que pongan al árbitro bajo presión de todo un estadio.

Ante el más mínimo gesto de desaprobación está prevista una sanción que va desde hacer retroceder al equipo 10 mts al ser pasible de tarjeta amarilla ser excluido 10 minutos.

Entonces, esperemos una rápida implementación de la tecnología sobre el único aspecto objetivo en la que esta puede ayudar, el otorgar o no un gol.

PENAL Y GOL ES GOL

Desde niño me acostumbré a escuchar la frase “penal y gol es gol”. Pasó el tiempo y en cada transmisión de un partido me terminaron haciendo creer que “en el penal NO había ley de ventaja”.

Eso hasta que pude leer y aprender el Reglamento FIFA sobre las leyes del juego. Su simple lectura no deja dudas; efectivamente, penal y gol es gol.

Pongamos un ejemplo. Qué hubiera pasado si “la mano de Suárez” contra Ghana en lugar de convertirse en un despeje hubiera: evitado el gol, en primera instancia, pero inmediatamente después alguien la impulsaba y convertía el gol.

Para la mayoría el gol no hubiera valido ya que, según dicen, “en el penal no hay ley de ventaja” con lo cual, sí o sí debía cobrarse la infracción y disponer la expulsión de Suárez.

Sin embargo, ante un caso así, el árbitro, como en cualquier otra acción de juego, debe esperar la resolución de la jugada:

– si termina en gol el mismo debe convalidarse y no expulsar al defensor.

– si no es gol se retrotrae la decisión, cobra penal y expulsa del defensor.

La norma: Debemos tomar en cuenta la Regla V a través de la cual el árbitro, ante una infracción, tiene la potestad de aplicar la ventaja o interrumpir el juego, según las circunstancias.

No existe ninguna otra disposición dentro del reglamento, incluso a la hora de tratar el penal, que contradiga o establezca alguna excepción a esta norma de “la ley de ventaja”.

Veamos ahora cuáles serían ésas circunstancias:

1. Si la infracción implica una expulsión (como en el ejemplo), el árbitro deberá interrumpir el juego y expulsar al jugador, a menos que se presente una ocasión subsiguiente de marcar un gol,

Además hay otro aspecto que se debe tener en cuenta a la hora de aplicar o no la ventaja y por el cual, ante un caso como el reseñado, el árbitro debe convalidar el gol.

2. La posición en que se cometió la infracción –cuanto más cerca de la meta adversaria, más efectiva será la ventaja-, así como la oportunidad de un ataque inmediato y peligroso contra la meta adversaria.

En el ejemplo, si bien la situación implica una expulsión, estamos en un lugar cercano a la meta -donde más efectiva es la ventaja- y, además, existió una ocasión subsiguiente de gol.

La misma Regla prevé también que: La decisión de sancionar la infracción original deberá tomarse en los siguientes segundos después de que ocurra.

Por lo tanto el árbitro deberá esperar un instante, antes de pitar y cobrar la infracción, para advertir cuál puede ser el destino final del balón.

Si la jugada siguiente a la mano deviene en impulsar el balón al gol no cabe dudas que lo que corresponderá será cobrar el tanto y omitir la expulsión de quien tocó la pelota con la mano.

Porque como digo siempre, “para ganar hay que hacer goles y para eso hay que patear al arco”. Una expulsión no es un beneficio cierto para el equipo que queda con superioridad numérica. Los partidos se ganan con goles, no con más jugadores contrarios expulsados.

Ahora una pregunta, ¿cuándo puede el juez volver atrás y cobrar penal si permitió seguir la jugada?

Como la ley de ventaja en el fútbol no tiene nada que ver con la del rugby conviene aclarar lo siguiente.

En ésos “siguientes segundos” que la norma otorga al árbitro antes de cobrar la infracción (penal) el equipo atacante debe tener un control cierto del balón.

Si el atacante tras la infracción llega exigido y apenas puede impulsar la pelota sin siquiera darle dirección, es un caso claro de que quien sacó la ventaja fue el infractor y por lo tanto se debe volver atrás y cobrar penal.

Por el contrario, si tras el penal el atacante continúa en posesión del balón -con control de sus movimientos- y dispara afuera, o elude al golero, dispara y falla, se entiende que la ventaja ya la tuvo y por lo tanto NO se debería retrotraer la jugada y cobrar penal.

En definitiva, queda claro que PENAL Y GOL ES GOL. En los penales SÍ HAY LEY DE VENTAJA y estará en el buen árbitro saber administrar los tiempos de la jugada y discernir qué es lo más conveniente para el equipo que ataca.

LEY DEL OFFSIDE (según pasan los años)

Recordaremos por siempre los goles de Suárez contra Inglaterra que nos valieron el triunfo en Brasil 2014.

El segundo nació tras un saque de Muslera que Gerrard procuró rechazar y no hizo más que habilitar a Suárez que estaba por delante del penúltimo defensor.

Es verdad que cuando nació la jugada -al patear Muslera- Suárez estaba habilitado, pero supongamos que no lo estaba y que llegamos al cabezaso de Gerrard tal como se ve en la foto -con Suárez adelantado-. Qué pasaría?

Gerrard habilitó a Suárez.jpg Imagen principalHOY ESA JUGADA SERÍA ANULADA!

Sucede que cambió la regla. Actualmente, un rechazo involuntario (sin intención) del defensor no habilita al atacante que se encuentra por delante del penúltimo defensor.

Al momento de aquél partido contra Inglaterra cualquier toque del balón de un defensor, sin importar la forma, habilitaba al rival.

Hoy debe haber un acto “deliberado” por parte del defensor para que el atacante, adelantado, pueda sacar “ventaja” de su posición. Ello se traduce en una toma de decisión o control del balón EFECTIVA!

Fonseca en offsideEl anterior cambio significativo a la regla del offside ocurrió en 1992.

Analicemos una jugada que tuvo a Uruguay como protagonista para ver cuál fue el cambio. En 1990 el gol de Fonseca contra Corea, en la hora, nos permitió ganar 1-0 y así pasar a octavos de final.

En ese momento la regla indicaba que EL ATACANTE DEBÍA ESTAR POR DETRÁS DEL PENÚLTIMO DEFENSOR.

Pues bien, cuando Domínguez levantó el centro en esa ultima jugada la posición de Fonseca no dejaba dudas, estaba en offside!

La regla actual indica que el atacante estará habilitado si se encuentra “en la misma línea” que el penúltimo defensor.

Aquella jugada, traída al tiempo actual, habilitaría a Fonseca ya que el pie del coreano lo dejaría en la misma línea.

Tengamos en cuenta que ni antes, ni ahora, se deben considerar los brazos a los efectos de analizar la posición del atacante.

POSICIÓN DEL JUEZ ASISTENTE DURANTE EL ENCUENTRO

Algunos dicen “el línea no puede cobrar (un gol) desde un lugar donde no pueda ver la línea final”. Eso es un error!, el línea debe cobrar desde el lugar donde la jugada le exija estar.

LíneaY ello es con el penúltimo defensor -sin importar su condición-.

SALVO EN UN CÓRNER O UN PENAL LOS LÍNEAS JAMÁS ESTÁN SOBRE LA LÍNEA DE GOL.

¿Por qué? Porque el reglamento le exige estar SIEMPRE con el penúltimo defensor, así sean dos jugadores de campo.

¿Y por qué en un córner o penal sí están sobre la línea final? Porque junto con el lateral y el saque de arco son las únicas jugadas donde no hay offside y, por lo tanto, no tienen que controlar la posición del atacante.

¿Qué pasa si el penúltimo defensor está en su cancha, pero cerca del círculo central, y en la media luna está el último defensor con uno o más atacantes?

SU REFERENCIA EN EL PARTIDO ES EL PENÚLTIMO DEFENSOR Y ANTE ESTE DEBERÁ ESTAR PARADO, ASÍ ESTÉ A UN PASO DE LA MITAD DE LA CANCHA Y ESTÉ TODO EL EQUIPO RIVAL POR DELANTE.

FOUL – PENAL

No todo contacto es foul y tampoco toda acción de juego, donde no hay contacto, no puede ser pasible de sanción. Ello es así tanto dentro como fuera del área.

La Regla 12 indica que el hecho de jugar de forma peligrosa no implica necesariamente el contacto físico entre los jugadores. Si un jugador pone en riesgo el físico del adversario, aunque no lo toque, genera una infracción al reglamento que debe ser penalizada.

La norma toma en cuenta y castiga una acción que pudiera llegar a causar daño en el rival o a uno mismo; por eso, el trancar con la cabeza, que a todos nos gusta como acto de rebeldía, es penado con un tiro libre indirecto para el rival.

Muchas veces el público en general –incluido gran parte del periodismo- hace una diferenciación que el reglamento no prevé, según el lugar de la cancha donde ocurre determinada acción de juego.

Por eso digo que:

Si ante el más mínimo contacto en el área se pretende cobrar penal –como muchos piden cuando ello sucede-, ante el más mínimo contacto en el centro del campo se debería cobrar foul. Y sabemos que ello no es así.

Y si ante el más mínimo CONTACTO CON LAS PIERNAS en el área se considera y cobra penal, la lógica indicaría que ante el más mínimo contacto con el resto del cuerpo también debería cobrarse. Ello tampoco ocurre, ni es así.

 

FucileTampoco el reglamento prevé que un jugador tenga que andar a los saltos para evitar el golpe de un rival. Por lo tanto, LA TAN ESCUCHADA FRASE “FUE A LA PELOTA” DEBE SER ERRADICADA.

Un ejemplo claro encontramos en la incidencia que derivó en la infracción cometida por Jorge Fucile ante Alexis Sánchez en los 4tos de final de la Copa América de Chile 2015.

Varios dijeron que por el hecho de “ir a la pelota e impactar primero en ella” ni siquiera debió cobrarse infracción, lo cual es un error.

Tampoco comparto que haya sido una jugada de roja directa, ya que no hubo intención deliberada de golpear.

Considero que en esa jugada el árbitro aplicó perfectamente el reglamento por cuanto prevé que es infracción el hecho de disputar un balón “de manera imprudente, temeraria o con el uso de una fuerza excesiva que puede poner en riesgo el físico del adversario”.

La propia regla 12 nos dice qué debemos entender por temeraria: “significa que el jugador realiza la acción sin tener en cuenta el riesgo o las consecuencias para su adversario”. Y agrega que cuando el futbolista “juega de forma temeraria es necesario amonestar”.

También define el uso de fuerza excesiva para casos en que “el jugador se ha excedido en la fuerza empleada y corre el riesgo de lesionar o lesiona a su adversario”. En ésos casos prevé que sea expulsado del terreno de juego.

En lo personal entendí pues justificada la decisión del árbitro en aquella incidencia. La acción de Fucile fue temeraria mas no hizo uso de una fuerza excesiva con riesgo para el físico del adversario; de ahí que haya correspondido tarjeta amarilla y no roja directa.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑