Buscar

@En1buena

Lo demás es puro cuento

Etiqueta

VAR

CONMEBOL HA DESTROZADO LA COPA AMÉRICA

Se va una nueva edición de la Copa América donde Conmebol ha agregado nuevos elementos para que el evento más importante de selecciones, luego de un mundial, siga sufriendo un constante desprestigio. Repasemos.

Se trató de un evento exclusivo de la Confederación SUDAMERICANA de Fútbol, de nadie más. Producto del dinero y la corrupción (probada tras el FIFAGATE) llegó México, que se aburrió de jugar con juveniles usando el campeonato como banco de pruebas, hasta que se fue.

Un día se les ocurrió invitar a Japón (1999). Después fuimos todos a Estados Unidos (2016) nada menos que a celebrar los 100 años del torneo. Llegamos a esta edición con Catar -y otra vez Japón- y en 2020 no solo volveremos a invitar al organizador del próximo mundial (tras probados hechos de corrupción) sino a Australia! Eso, en un experimento de doble sede que solo se explica por la plata que pone la televisión.

Sí, plata, lo único que le importa a la Conmebol.

Antes digitado, ahora con sorteo, pero desde 1993 siempre existió el “CALENDARIO FÁCIL PARA EL LOCAL”. Ha sido una constante que:

a) salvo una catástrofe, el local evite a Argentina y Brasil no sólo en 1ra ronda sino en cuartos de final;

b) tener a Bolivia o Venezuela como “el fácil” del Grupo;

c) ello sumado a tener más descanso en todos los partidos hasta una hipotética final.

Impresentable SISTEMA DE CLASIFICACIÓN. ¿Hasta cuándo seguirán clasificando los dos mejores terceros?

¿POR QUÉ EN LOS CUARTOS DE FINAL NO HAY ALARGUE? Le demostramos al mundo que nuestros deportistas son físicamente inferiores a los de otras partes del mundo. En la Copa América los Cuartos de final se juegan sin alargue pero, vaya a saber por qué, este se contempla para el partido por el tercer puesto (¿?). Inconcebible!

AMARILLAS QUE TE DEJAN FUERA DE LA FINAL: Cómo puede ser que en un campeonato de SEIS partidos (no siete como en los mundiales) alguien pueda perderse la final por dos amarillas previas. Hace años que la FIFA corrió el sistema de penalidades de modo de que, en una final continental, no sólo el jugador la pueda disputar sino el equipo al que pertenece pueda jugar con su mejor potencial. En América no!

CANCHAS EN ESTADO DEPLORABLE: La Copa se ha jugado en estadios que no son dignos de un evento de primer nivel. La excusa del brasileirao jugado hasta la semana previa al torneo es, cuanto menos, graciosa.

PARTIDOS DEMORADOS POR EMBOTELLAMIENTOS: Increíble leerlo y triste que haya pasado. El Chile – Colombia de Cuartos se vio demorado porque el ómnibus chileno no llegó en hora al estadio. No por culpa de la delegación, lo que hubiera significado una dura sanción económica, sino por culpa del Comité Organizador que no previó posibles cortes en el trayecto del bus (estamos en 2019!).

PÉSIMA TELEVISACIÓN: Cambios que no fueron anunciados al momento de producirse, incidencias del VAR que no fueron indicadas -había que adivinar qué era lo que se estaba chequeando- descuentos que muchas veces no aparecieron, algunas veces aparecieron arriba de un tamaño, otras a un costado con otro tamaño -siempre minúsculo- y lo peor, HORRORES ORTOGRÁFICOS que nos llevaron a ver algunas veces a Catar con K y otras con Q y la frutilla de la torta, “deVido (¿?)al atraso del equipo chileno…” un partido comenzó con retraso.

MOLESTIAS EN LAS CONCENTRACIONES: Ver hinchas brasileños con pirotecnia para molestar el descanso de los jugadores argentinos nos hizo retroceder 40 años!

SOFTWARE DEL VAR MÁS LENTO QUE EN EUROPA Y MUNDIAL SUB.20: Aparentemente las demoras en cada consulta, mucho mayores a las que el VAR nos había acostumbrado,  se debieron a un tema de costos lo cual, con los millones de dólares que se mueven en estos eventos continentales, es inadmisible.

DESCRÉDITO PARA EL SISTEMA VAR: Más allá de cualquier discusión sobre esta herramienta la pregunta que cabe hacer es por qué en dos años funcionó muy bien en todos lados y en esta Copa América además de la lentitud, se vio empañado por algunos escándalos.

Más precisamente, cómo puede ser que en casos como los del golpe de Arthur a Otamendi o el puntapié de Jara a un espectador, no se haya decretado, a instancias del VAR, penal y roja, respectivamente.

Son muchas cosas por las cuales Conmebol ha desprotegido durante años este certamen. Así, hemos llegado a lo peor de su historia en 103 años. Es hora de cambiar!

Anuncios

NUEVAS MODIFICACIONES A LAS REGLAS DEL JUEGO

En marzo pasado se llevó a cabo la Asamblea General Anual (133) de la IFAB donde se aprobaron una serie de cambios a las 17 reglas del juego, los cuales entrarán en vigencia a partir del 1º de junio.

A continuación procuraré resumir dichos cambios marcando entre paréntesis cuál es la Regla afectada, con mayúscula a qué tema refiere y subrayado el punto clave de la modificación.

1. Pasará a formar parte del TERRENO DE JUEGO (1) el área de revisión y la sala de VAR. Quien entre a la primera será amonestado y quien acceda a la segunda será expulsado.

Excelente medida para evitar presiones indebidas al árbitro en momentos en que debe adoptar una decisión. Ojalá se aplicara algo similar ante reproches, ademanes y/o cuestionamientos de cualquier decisión arbitral. Si en el Rugby se pudo, en el fútbol también.

2. LOS JUGADORES (3) sustituidos ya no tendrán por qué salir por la mitad de la cancha. A partir de junio lo harán por el punto más cercano de la línea de demarcación o por donde el árbitro le indique.

Con esto se procura eliminar las largas y tediosas caminatas en procura de hacer tiempo.

3. El ÁRBITRO (5) no podrá cambiar la decisión sobre la forma de reanudar el juego si dio por terminado el primer o segundo tiempo (incluido el alargue) y abandonado el terreno de juego o suspendido el partido.

Ahora, si al término de uno de los períodos abandona el campo para ir al VAR a revisar una jugada, será posible modificar la decisión relativa a un incidente anterior a la finalización.

Agrega, además, que una vez reanudado el juego sólo podrá imponerse una acción disciplinaria en el caso que otro miembro del equipo arbitral haya advertido una infracción anterior e intentado comunicarla, antes de la reanudación.

Es perfecto el manejo de los tiempos que prevé la regla. Se busca que los jueces no se apresuren en la reanudación del juego y dar certeza al resultado de los partidos. Por eso distingue entre abandonar el terreno junto al resto de los actores, a que lo hagan los jugadores y él se quede en la sala de VAR revisando una jugada. Así, por ejemplo, de entenderlo necesario, podrá llamar a los jugadores para que regresen al terreno, ejecutar un penal, y luego dar por concluido ese tiempo.

4. Al momento de hablar del Árbitro asistente de video (VAR) la Regla 5 ha incorporado una frase muy importante. Si bien las situaciones donde está prevista su intervención siguen siendo las mismas (gol, penal, tarjeta roja -no segunda amonestación- y confusión de identidad) ahora expresamente se dice que el VAR puede asistir únicamente en caso de que se produzca un error claro, obvio y manifiesto o un incidente grave inadvertido, cosa que ya decía.

5. También agrega el hecho de que el árbitro pueda mostrar tarjetas a los miembros del cuerpo técnico dejando previsto que si no fuera posible identificar al infractor, se sancionará al entrenador de mayor rango presente en el área técnica.

Con esto, una vez más, se pone de manifiesto la trascendencia que se le da al entrenador. Va de la mano con los reglamentos de las distintas competencias que, por ejemplo, sancionan al técnico del equipo que sale tarde al campo de juego.

6. Siempre dentro de la Regla 5, a partir de junio se prevé que, si se concediera un tiro penal y el lanzador se hubiera lesionado, este podrá ser examinado o atendido y, a continuación, permanecer en el campo para ejecutar el tiro.

Ello afecta dos normas añejas del Reglamento: a) el jugador que es atendido por el cuerpo médico necesariamente debe salir del campo; circunstancia que fue modificada a partir del 01.06.16 permitiéndose, desde entonces, la permanencia del jugador si su infractor resultó amonestado; b) quien sale del terreno de juego no puede participar de la jugada inmediatamente siguiente; el árbitro autorizará su ingreso una vez comenzada ésa nueva jugada, cuando lo entienda pertinente.

7. Dentro de LA DURACIÓN DEL PARTIDO (7) se contempla, diferencia y da precisión, a las pausas de rehidratación (no superiores al minuto) y de refresco, para bajar la temperatura corporal si se dieran determinadas condiciones meteorológicas (entre 90 segundos y tres minutos).

8. En cuanto al INICIO Y REANUDACIÓN DEL JUEGO (8) muchos, al día de hoy, están convencidos que el que gana el sorteo inicial puede elegir cancha o saque, lo cual es un error. El Reglamento actual establece que el capitán que gana el sorteo elige cancha, por lo tanto, el que pierde siempre da inicio al partido.

Eso hasta el 1º de junio, cuando el que gane el sorteo pueda, si lo desea, optar por realizar el saque inicial.

Vale recordar que en la previa a una definición por penales esto no corre, habida cuenta de que allí se establece la realización de dos sorteos, primero el arco y luego el orden de ejecución.

9. También la Regla 8 regula el procedimiento del balón a tierra:

– El árbitro concederá balón a tierra al guardameta del equipo defensor en su área penal si al detener el juego: a) el balón estaba en el área o, b) el último toque se produjo en el área.

– En el resto de los casos se concederá a favor de un jugador del equipo que haya tocado el balón por última vez; en el lugar donde se produjo el toque.

Ante este procedimiento, el resto de jugadores de ambos equipos deberá ubicarse a 4 metros, hasta que el balón esté en juego.

Con esta modificación (esperemos) se acaban las discusiones y los falsos gestos de fair play. El árbitro detendrá el juego cuando lo crea conveniente y el equipo que tenía la posesión será el que reanudará, a través de un bote a tierra, libremente y para donde quiera.

10. La Regla 9 refiere al BALÓN EN JUEGO. Hasta junio, el toque en el árbitro no es tenido en cuenta, sea cual sea la consecuencia que genere. Desde entonces, se ha previsto que “el balón no estará en juego” cuando exista interferencia en el árbitro, permanezca en el terreno y se den estas circunstancias: a) la pelota entre en la portería, b) cambia de equipo la posesión del balón, c) da comienzo a un ataque prometedor.

11. En la Regla 12, que regula las faltas y conducta incorrecta, se ha realizado una estricta interpretación de la norma relativa a la INFRACCIÓN POR MANO.

Se dice que cometerá infracción el jugador que:

a) toca el balón con la mano o brazos de manera voluntaria.

b) o involuntaria pero, le permite recuperar la posesión para luego marcar gol en la portería adversaria o generar una ocasión de gol.

(Es decir, que si de manera involuntaria golpea el balón, recupera la posesión pero no convierte inmediatamente ni genera una ocasión de gol -por ejemplo centro o remate previo, foul cercano o penal- NO debe sancionarse nada porque no se habría configurada una infracción).

Además establece una regla general que permite eliminar muchas discusiones por distintas interpretaciones. A partir de ahora si se da una de estas circunstancias deberá sancionarse mano, SIEMPRE:

a) cuando la mano o brazo se posicionan de manera antinatural y consiguen que el cuerpo ocupe más espacio;

b) la mano o el brazo se sitúan por encima de la altura del hombro, a menos que se juegue primeramente el balón, y luego toque este en la mano o el brazo.

Estas infracciones (ocupar más espacio o tener la mano o brazo por encima del hombro) se considerarán como tales INCLUSO en el caso de que el balón toque en la mano o el brazo tras haber rebotado en la cabeza, el cuerpo o el pie de dicho jugador o de otro que estuviera situado cerca del primero.

Excepto en las infracciones mencionadas (insisto con la aclaración: ocupar más espacio o tener la mano o brazo por encima del hombro), por regla general NO SE CONSIDERARÁ INFRACCIÓN si el balón toca la mano o el brazo:

– si proviene directamente de la cabeza o el cuerpo (incluido el pie) del propio jugador u otro;

– si la mano o el brazo están cerca del cuerpo y no se encuentran en una posición antinatural con la que se consiga ocupar más espacio.

12. Otro cambio a la Regla 12 y que podría llegar a dar lugar a la controversia es que, a partir de junio, si el guardameta tocara el balón con la mano en su área penal sin estar autorizado (sería a través de un pase intencional de un compañero) se señalará un tiro libre indirecto, pero no habrá sanción disciplinaria.

Hasta allí lo distinto es que se prevé a texto expreso que la infracción no conlleva una amonestación.

Lo nuevo es el hecho de que si el guardameta falla a la hora de jugar el balón con el pie (o intentarlo) para iniciar una jugada, después de haber recibido la pelota procedente de un saque de banda o de un pase intencionado de un compañero, PODRÁ recoger el balón con la mano.

13. También en la Regla 12 se agregó que, antes de mostrar una tarjeta, el árbitro PODRÁ esperar hasta la siguiente detención del juego si el equipo no infractor decide realizar un tiro libre rápido y, de este modo, generar una ocasión de gol.

Significa que es una potestad del árbitro y no un derecho del equipo atacante. Hasta hoy se contempla esta situación únicamente bajo la “ley de ventaja”; es decir, cuando alguien es merecedor de una tarjeta el árbitro debe esperar a sacarla al momento en que el juego se corta o bien, cuando el jugador, merecedor de expulsión, entra en juego o toca el balón.

Pero cuando no hay ventaja y el juego se para por la infracción cometida, hoy no está previsto que el juez permita jugar rápido sino que debe iniciar el procedimiento disciplinario. Esto último es lo que la regla, acertadamente, viene a enmendar.

14. (Regla 12) Se mostrará tarjeta amarilla en el caso de celebrar de manera antirreglamentaria la consecución de un gol, incluso, aunque termine anulándose. Me parece brillante y quien me sigue lo habrá leído varias veces. Muchos defendían la equivocada instrucción que se les dio a los árbitros tras la implementación del VAR. Hasta junio, quien hace un gol y se saca la camiseta no es amonestado si la jugada es revisada y el gol anulado. Una incongruencia absoluta con todo lo que prevé el Reglamento.

¿Qué diferencia hay entre sacarse la camiseta en un gol lícito, anulado o en cualquier otro momento del juego? Si se puede sancionar a un jugador desde que ingresa a la cancha, así sea en el calentamiento previo, ¿cómo no va a sancionarse a alguien que en pleno partido infringe el reglamento? ¿Y si el festejo es trepando vallas, con ademanes o provocaciones a un rival o su parcialidad? ¿Si es rompiendo el banderín del corner? Todo, absolutamente todo esto, está contemplado como una infracción sancionable con amonestación o expulsión. Nada decía el Reglamento si era con VAR o sin VAR. Por eso, esta enmienda viene a salvar un error que nunca debió existir.

15. (Regla 12) A partir de junio las ofensas verbales se penalizarán con un tiro libre indirecto. Y agrego, sin perjuicio de la amonestación que pudiera corresponder. Hasta hoy, el árbitro amonestaba pero el juego continuaba en la incidencia donde se había detenido.

16. En un TIRO LIBRE (13), cuando tres o más jugadores del equipo defensor formen una «barrera», los jugadores del equipo atacante deberán guardar una distancia mínima de 1 metro respecto a la «barrera». Si se adelantaran, se señalará un tiro libre indirecto.

Se termina el famoso “arrugue” y castiga con la pérdida de la posesión siempre que en la barrera haya un mínimo de tres jugadores, sino no aplica. Me parece algo positivo que debería ir acompañado de un estricto control de la distancia (9.15) a la que debe estar la «barrera».

17. Respecto a la ejecución de un PENAL (14) se ha establecido que “el guardameta no podrá tocar los postes ni agitar las redes” lo cual es de perogrullo.

Además, a partir de junio, deberá tener al menos PARTE DE UN PIE en contacto directo con la línea de meta -o sobre esta- en el momento en que el lanzador golpee el balón; tampoco podrá situarse por delante ni por detrás de la línea, evitándose así que pueda tomar impulso.

Se procura cumplir a rajatabla la norma original, la cual nunca permitió el adelantamiento del golero. De hecho, hasta 1996, debía permanecer sobre la línea de meta con sus dos pies hasta que la pelota saliera impulsada; claro, nunca se cumplía.

A partir de allí, y en la actualidad, le fue permitido moverse sobre la línea, pero nunca adelantarse lo cual, tampoco se cumple.

Entonces, entiendo que esta Regla lejos de procurar hacer cumplir el espíritu de la original, lo está vulnerando.

Hoy el texto de la norma dice que “el guardameta deberá permanecer sobre su propia línea de meta, entre los postes de la portería y frente al ejecutor del tiro hasta que el balón haya sido pateado”. Pues bien, la nueva norma, tal como está redactada, contempla un adelantamiento parcial (ya que alcanza con tener parte de un pie apoyado sobre la línea al momento del remate) permitiendo achicar el ángulo de remate y así sacar una ventaja deportiva.

¿CUÁL ES LA CONSECUENCIA DE LA INFRACCIÓN? La modificación prevé que, una vez dada la orden de ejecutar, si el penal no llegó a lanzarse, el árbitro pueda adoptar las medidas disciplinarias correspondientes (tarjeta amarilla o roja), antes de volver a dar la señal de ejecución.

A partir de allí, integramos con el resto de la norma que refiere al procedimiento de ejecución.

– Si antes que el balón esté en juego el golero infringe la Regla y, a posteriori: a) el balón entra, será gol -sin sanción disciplinaria-; b) si no entra, se repite el tiro previa amonestación al guardameta.

– Si ambos infringen la Regla (ejemplo: adelantamiento y amague) y, a posteriori: a) es gol, se anula -si correspondiere será tiro libre indirecto- y amonestación para el ejecutor; b) si no es gol, se repite y amonesta a ambos.

Hilando fino, podría darse el siguiente caso de laboratorio. Definición por penales, golero rival amonestado, equipo rival comienza pateando y falla, el entrenador del otro equipo ordena a su jugador engañar al golero (dentro de lo permitido) de modo de, no patear, que el guardameta se adelante, sea amonestado, expulsado, ingrese un jugador de campo al arco y pueda luego ejecutarse el primer remate. Rebuscado? Sí. Posible?, también.

18. Todos los adversarios deben permanecer a una distancia mínima de 2 metros del lugar donde se vaya a ejecutar el SAQUE DE BANDA (15), incluso si el jugador que va a sacar se encuentra detrás de la línea.

Esto que muchos desconocen ya está previsto en las Reglas desde 2017/2018. Lo mismo que la correcta ejecución del saque. Muchas veces vemos jugadores saltando o levantando un pie al momento de mandar el balón al campo cuando la Regla le exige tener apoyados, al menos, una parte de cada uno de ellos.

19. Para terminar encontramos quizás la modificación más sencilla y trascendente para el juego dado que de todo lo que vimos, esta es la incidencia que más se repite en un partido, el SAQUE DE ARCO (16).

A partir de junio el balón estará en juego una vez que haya sido tocado y se mueva con claridad, sin que sea necesario que salga del área penal.

Con ello, no sólo se le podrá dar más ritmo al juego sino terminar con la absurda norma que hacía repetir el saque si la pelota, una vez impactada desde los 5.50 mts., era tocada -por cualquier jugador- antes de salir del área. Ello porque, hasta hoy, se considera que “el balón está en juego en el momento en que sale del área penal”.

Hasta aquí la letra fría de las nuevas Reglas que se vienen. Habrá que esperar los resultados para luego emitir una opinión general y fundada. En lo personal considero que, salvo algún matiz aquí expresado, todas las variantes son muy acertadas y para bien del juego; de momento la del penal es la que más dudas me genera.

Es importante recordar que en la IFAB no modifican las reglas por deporte. Sus integrantes no son gente improvisada. Todo lo hacen a conciencia y luego de pormenorizados estudios e informes de expertos de todas las áreas que hacen al juego. Habrá que esperar y acostumbrarse a lo que se viene. Nada hará perder la esencia del fútbol, por el contrario, lo potenciará, hará más rápido y justo.

¿POR QUÉ NO ES OFFSIDE DE MBAPPE?

La posición adelantada es uno de los aspectos del juego que más modificaciones ha tenido en las reglas del juego con el correr de los años.

Se pasó de sancionar cualquier adelanto, así un jugador no tuviera la más mínima participación en la incidencia, a poder sacar provecho de la posición siempre que se verifiquen determinadas circunstancias, fundamentalmente, que la pelota llegue al jugador adelantado proveniente de UN ACTO DELIBERADO del jugador que defiende.

Esto eliminó la posibilidad de sacar ventaja tras un roce o rebote en el defensor, ya que para obtener esa ventaja se necesita que haya intención de jugar el balón atrás.

Y si bien en tiempos de VAR estas normas son de fácil aplicación, todos los fines de semana se plantean casos que despiertan la duda o curiosidad del espectador que muchas veces es inducido al error por parte del relator o comentarista de turno.

Este fin de semana se concedió un gol al PSG (de Neymar, el 1-0 del empate a 2 ante Bourdeaux) que despertó muchas dudas. Se trata de una jugada de laboratorio o pregunta de examen para un árbitro que está por recibirse.

¿Cómo puede ser que no se haya cobrado offside si Mbappe está adelantado (foto de portada) y procuró además impactar la pelota tirando un taconazo hacia atrás?

Conviene repasar la incidencia en este link (00.53″) y luego ver la respuesta.

La Regla 11 establece que el offside será sancionado ÚNICAMENTE si el jugador adelantado llega a participar DE FORMA ACTIVA de una de las siguientes maneras.

1) interviniendo en el juego, al jugar o tocar el balón (no lo toca)

2) interfiriendo en el adversario (no sucedió, ya que su actuar no dificulta el del defensor)

3) impidiendo que el rival juegue, obstruyendo claramente su campo visual (no sucedió)

4) al disputarle el balón al rival (tampoco sucedió)

5) al realizar una acción que afecte claramente la capacidad de un adversario de jugar el balón (tampoco pasó).

Y aquí la clave. El reglamento expresamente establece el hecho de (6) INTENTAR JUGAR CLARAMENTE UN BALÓN QUE ESTÉ CERCA DE ÉL Y QUE ESTA ACCIÓN TENGA UN IMPACTO EN EL ADVERSARIO.

En este caso, si bien Mbappé intentó jugar el balón (al tirar el taco), la acción no tuvo impacto alguno en el adversario: no distrajo, interfirió, ni impidió jugar el balón a sus rivales; la pelota de Neymar llevaba ya destino de gol y por eso este fue bien convalidado.

ENMIENDA NECESARIA AL SISTEMA VAR. Injusticias que podrían evitarse

Sabido es que la FIFA aprobó la aplicación del VAR para el mundial de Rusia. Contra ello se han alzado voces críticas basadas principalmente en el desconocimiento absoluto de las normas que lo regulan. Quien guste puede acceder a este artículo donde se explica en detalle su funcionamiento no bien fue implantado.

A la prueba está que en todos los lugares donde se aplicó con continuidad las injusticias provocadas por errores arbitrales bajaron considerablemente.

Por el contrario, lugares como España -única de las grandes ligas que no implantó el sistema- siguen fomentando la suspicacia en pos de favorecer a los grandes, como ha acontecido desde siempre, en todo el mundo, desde que el fútbol es profesional.

El tema es que cuando se enfrentan entre ellos se ven situaciones absurdas que terminan generando polémica y un clima tenso, que llevado al nivel del hincha, no hace más que generar violencia.

Sin ir más lejos en el último clásico (06.05.2018) se cometieron errores que con el VAR jamás habrían acontecido: Bale debió ser expulsado; con ello no habría convertido un gol; tampoco se habría convalidado el gol de Messi por claro foul de Suárez en el arranque de la jugada; así como debió haberse sancionado penal por una clara infracción contra Marcelo.

Por eso es cómico leer críticas al VAR provenientes de la madre patria. Tanto como del otro lado del Río de la Plata; seguramente la mayoría de los argentinos que hoy andan por las redes criticando el VAR no vivió el mundial del 90’ motivo por el cual el inexistente penal de Sensini a Vöeller que le dio el título a Alemania no les afectó tanto. Con el VAR ésa jugada se habría revisado y en una de esas el título se iba para Argentina.

Del mismo modo que no habría existido el gol fantasma del 66’ con lo cual, puede que Inglaterra no hubiera sido campeón del mundo. Tampoco habría quedado en la historia la mano de Dios.

Quizás el árbitro de la final de 2014 volvía a ver la acción donde Neuer casi decapita a Higuaín y, en  una de esas, su interpretación cambiaba y el destino de la final también.

Si pensamos en la celeste, el gol de Fonseca en Italia 90’ no se hubiera convalidado (con la ley del offside del momento) y hubiéramos quedado eliminados en fase de grupos.

Seguramente la jugada del negro Cubilla contra la URSS en 1970 se hubiera revisado y el gol de Espárrago, lícito, se hubiera convalidado unos minutos después.

Y así, como la jugada de Lampard en 2010 contra Alemania, varias injusticias no hubieran existido.

Cuesta mucho ir a un mundial para volver por un error arbitral!!!

AJUSTES NECESARIOS AL SISTEMA

En este año de aplicación he observado un par de incidencias que entiendo pueden afectar el resultado de un partido y hoy no son revisables por el VAR.

Para evitar estas injusticias entiendo necesaria la siguiente enmienda a la reglamentación del VAR: un tiro libre o acción de juego mal cobrada -o no cobrada- que derive en una situación de gol, también será una jugada revisable por el sistema VAR; en consecuencia, ese gol debe anularse.

A través de esa frase contemplo las incidencias a las cuales me referiré a continuación.

SIMULACIÓN: Si un jugador simula una infracción y el árbitro no lo advierte seguramente cobre foul a favor del atacante; allí:

a) Si el árbitro expulsa al defensor, esa jugada sí es revisable.

b) Si el árbitro amonesta, esa jugada no es revisable, salvo que sea una segunda amarilla y devenga la expulsión.

c) Si se hace el tiro libre y la jugada se diluye, no pasa nada.

d) Pero qué pasa con la simulación si de esa infracción llega un gol o penal?

NADA, ya que lo que hoy se revisa es el gol o penal; todo lo que pase desde que el balón se puso en juego.

– NO se revisa la jugada previa que generó la infracción.

– Ello porque son dos jugadas diferentes y el reglamento es claro en el sentido de que lo que se revisa son las jugadas de GOL, PENAL o TARJETAS ROJA.

TIRO LIBRE MAL COBRADO: GOL TRAS CORNER QUE DIO LA CLASIFICACIÓN AL MARSELLA.

En primer lugar resulta inadmisible que, con los millones de dólares que hay en juego en las competiciones de la UEFA, aun no aplique en ellas la tecnología VAR.

Pero discusión al margen hay una jugada que importa analizar ya que, a través de una injusticia, le dio la clasificación a la final de la UEFA 2018 al Marsella. Se trata del corner, mal cobrado, a través del cual llegó el gol de la clasificación del equipo francés.

Vale decir que esa jugada, así hubiese estado previsto el VAR, no era revisable.

Por qué? Porque la ejecución del córner es una jugada independiente a la que lo generó. Se puede revisar toda la jugada del gol pero ninguna anterior a ella.

Entonces lo del principio, un tiro libre o acción de juego mal cobrada que derive en una acción de gol, también será una jugada revisable por el sistema VAR; en consecuencia, ese gol debe anularse.

LATERAL MAL COBRADO: Cuando escribí “acción de juego mal cobrada que deviene en una acción de gol…” me refería exclusivamente a esta hipótesis. Por lo demás, el razonamiento es igual que el que acabamos de ver.

Qué pasa si de un lateral mal cobrado llega un gol? Hoy nada ya que lo que se revisa es la jugada del gol y no la inmediatamente anterior que terminó en el lateral.

CONSULTAS DE LA GENTE

En todo este año a través de twitter se me ha consultado sobre algunas incidencias interesantes respecto a si el árbitro estuvo bien, o cómo debía aplicarse el VAR en tal o cual situación. Me interesa repasar estas dos.

Amonestación a Marek Hamsik: En un partido del Nápoli el eslovaco convirtió un gol y en su festejo fue amonestado. Lo pueden ver en este link. Revisada la jugada el gol fue anulado.

Se me consultó si el pedido del jugador de que le quitaran la amarilla tenía asidero o no. Y la respuesta es no!

El árbitro actuó de acuerdo al reglamento. Por qué?

Porque lo que se castiga es la conducta antideportiva; en este caso producto de un festejo exacerbado. El jugador infringió el reglamento y eso es independiente de la circunstancia que lo motivó.

Ejemplos sobran. Este prohíbe quitarse la remera; da lo mismo si me la saco porque tengo calor o por gritar un gol. Del mismo modo prohíbe el juego brusco o la agresión; da lo mismo si nace de un impulso o como respuesta a una agresión rival.

Entonces, una cosa es sacar una amarilla o roja vía VAR por un foul que terminó en un penal mal cobrado y otra por una acción antideportiva inmediatamente posterior a un gol que terminó siendo anulado.

“Gol anulado a Suárez” tras previo offside en el Barcelona – Real Madrid: Se me consultó sobre cómo debería proceder el VAR en un caso como ese; el árbitro principal solicita asistencia o el árbitro de cabina avisa del error?

Mi respuesta fue la siguiente:

1.1) Si el árbitro anula previo a convertir, por cualquier motivo, NO HAY VAR. Esto fue lo que sucedió en este caso; no hubo gol anulado a Suárez. El árbitro cobró offside, no otra cosa.

1.2) Si hay gol, el línea levanta la bandera y el árbitro anula, ahí sí aplica el VAR (el árbitro de cabina lo llama, advierte la situación y puede convalidarlo).

1.3) Si hay gol, el línea tenía levantada la bandera y al árbitro se le generan dudas; éste puede pedir el VAR, revisar la jugar y decidir en consecuencia.

Otra pregunta fue, si una jugada así termina en gol, aplica el VAR? Jamás!

De ninguna manera ya que el juego se detuvo previo al gol. El VAR no puede validar algo que aconteció con el juego detenido.

Lo que me animo a decir es que con la tecnología, para evitar jugadas como estas, el línea siempre dejará jugar sabiendo que, en caso de equivocarse, el VAR le enmendará la plana. De no ser así se seguirán cortando jugadas de ataque que podrían terminar en gol lo cual generaría injusticias que el sistema procura erradicar.

CHILE SE QUEJA POR DESIGNACIÓN DE ÁRBITROS PARA LA FINAL DE LA COPA CONFEDERACIONES

La FIFA ha designado para la final de la Copa de las Confederaciones, a celebrarse en domingo entre Alemania y Chile, a siete árbitros europeos; la cuarteta clásica más los tres que estarán controlando el VAR.

Si bien ya hay medios y simpatizantes chilenos quejándose por ello en lo personal considero que lejos de perjudicarlo le otorga mayores garantías.

A lo largo del certamen quedó demostrado que los árbitros de países ignotos en el mundo del fútbol, como Gambia, están años luz de poder tener una actuación digna, habida cuenta que muchos de ellos han pitado cosas contrarias a lo que marca el reglamento en claro desconocimiento de este.

Los árbitros europeos, sin embargo, están acostumbrados a dirigir partidos de jerarquía y el más alto nivel de exigencia no sólo en sus ligas sino en las competencias internacionales en las que actúan (Champions League, Europa League, etc).

Creer que Chile será perjudicado por tener árbitros del continente de su rival circunstancial es partir de un supuesto que hay que desterrar. Si partimos de la buena fe e idoneidad de quienes imparten justicia la nacionalidad de estos no debería importar.

Por otra parte, hay antecedentes en finales de Copas del mundo que echan por tierra cualquier suspicacia al respecto.

Romualdo Arpi Filho
Romualdo Arpi Filho

Uno de los rivales que le tiene más “rabia” a la selección Argentina es Brasil; sin embargo, en 1986 un árbitro de ese país arbitró la final de México 86’ cumpliendo una actuación ejemplar.

 

penal
Momento clave. Edgardo Codesal ve foul de Sensini sobre Rudi Vöeller

Cuatro años más tarde, otro árbitro sudamericano (uruguayo nacionalizado mexicano) volvió a arbitrarle la final, también contra Alemania. Allí, un fallo “polémico” condenó al seleccionado albiceleste.

 

De haber existido cierta contemplación de parte del referee, hacia el continente de su nacionalidad, hubiera obviado la incidencia que derivó en el penal y la historia de aquella final, quizás, hoy sería otra.

Así que mejor preocuparse por lo que pasa dentro de la cancha que hoy por hoy, con tanta cámara, sistema VAR de por medio y millones de personas observado lo que ocurre en un campo de juego, cualquier fraude o acción sospechada de parte de un árbitro quedaría evidenciada y recibiría una condena mundial.

 

Dejen de decir que “están matando al fútbol”

En dos días de Copa de las Confederaciones se han escuchado más críticas a los últimos cambios que operaron sobre las reglas del juego que las que hubo en todo un año desde que se anunciaron y -varias de ellas- se pusieron en práctica.

Incluso pasaron 52 partidos de un mundial Sub.20 y ni por asomo se leyó tanta crítica hacia la nueva reglamentación, especialmente al sistema VAR.

Sin entrar a analizar cada uno de los cambios me quiero detener en la frase “están matando al fútbol”.

Frase asimilable a aquella que dice “todo tiempo pasado fue mejor” y que en realidad no es más que una excusa para quien la dice, que entiende que lo que él vio y vivió fue lo mejor.

En realidad ni siquiera sabe si fue lo mejor pero es más cómodo no entrar a averiguar cómo era antes y mucho menos pensar qué tan bueno puede ser después.

Porque en ambos casos se le plantea el mismo problema, tener que estudiar!

Estudiar por un lado la historia de este deporte, con la infinidad de normas que lo han regido desde sus comienzos, y por otro leer, analizar y comparar con el reglamento actual, la incidencia de los cambios que se han planteado.

Pero claro, la mayoría ni siquiera conoce el reglamento actual.

En lo que hace a los últimos cambios yo sugiero que antes de decir que se está matando al fútbol nos tomémonos un tiempo para evaluarlos.

Porque yo les pregunto, ¿en 1991 alguno de ustedes dijo que las nuevas normas mataban al fútbol? O como no había redes sociales se olvidaron. Ah, ni siquiera recuerdan las normas anteriores.

Me refiero a cuando para sancionar un offside se cambió la referencia y el atacante ya no tenía que estar por detrás del penúltimo defensor sino en la misma línea.

Y sigo, ¿dijeron algo cuando al asistente se le dio potestades para que en caso de duda sobre una posición adelantada pudiera dejar seguir?

Y cuando se prohibió el pase atrás al golero en 1992, ¿ahí no se estaba matando al fútbol? Ah, ¿no sabían que el golero la podía agarrar con la mano? Sí, podía. Y hasta 1996 podía agarrarla cuando se la pasaban desde un saque lateral.

Y el fútbol no se murió.

Sólo que como todos los deportes ha sufrido modificaciones a lo largo de su historia. Las que no dan resultado se quitan y vuelve atrás.

Y a no engañarse. Lo que muchos llamar folclore no es parte del juego; es pan para hoy (cuando te beneficia) y hambre para mañana (cuando te perjudica).

Lo que importa es que las normas se respeten, sean claras e iguales para todos; en definitiva, que exista justicia deportiva. Cuando más nos podamos aproximar a ella mejor. Si los cambios -como el VAR- sirven para ello genial, sino habrá que dar marcha atrás y eliminarlo.

Pero el fútbol no muere. Nadie está matando al fútbol.

Está en uno adaptarse a los cambios en lugar de caer en la intransigencia y creer que lo que uno vivió fue lo mejor que le pasó al fútbol en sus 150 años de historia.

Cuando algo se sanciona NUNCA podrá existir culpa del VAR

Desde la implementación del nuevo sistema de asistencia por video al árbitro (VAR) se han escuchando diversas críticas, la mayoría infundadas, habida cuenta que parten de supuestos que no han sido siquiera previstos.

Existe un gran desconocimiento de todos los allegados al fútbol respecto a cómo funciona, cuándo y quién lo aplica; ello ha llevado a que ahora, en plena Copa de Confederaciones, escuchemos frases como “el VAR se equivocó”.

Y hay que ser bien contundente y diferenciar dos situaciones.

Puede pasar que el VAR omita denunciar alguna situación que la norma le exige lo cual, configuraría un error por parte de quienes están a su mando.

Pero jamás, por ninguna circunstancia, se podrá decir que ante la toma de alguna decisión durante el partido, el VAR pudo haberse equivocado.

Eso debido a que el árbitro principal continúa siendo la máxima autoridad del juego lo que implica que la última decisión SIEMPRE sea la suya.

Estará entonces en el buen árbitro: a) solicitar la intervención del VAR en caso de duda; b) no dejarse llevar y cobrar directamente en base a lo que le dicen desde el VAR -ya que este no hace más que advertir una situación de juego-; c) AUXILIARSE en lo que le dicen desde el VAR, pero SOLICITAR la imagen y DECIDIR en última instancia.

Así que aquellos que critican a los que imparten justicia en un encuentro sepan que antes de criticar al VAR pueden seguir haciendo como hasta hace dos meses, descargando toda su ira contra el árbitro principal.

EL VAR LLEGÓ PARA QUEDARSE. BIENVENIDO!

El Video Assistant Referee (asistencia por vídeo al árbitro), vigente desde el 01.06.16 pero con aplicación práctica constante a partir de este mundial Sub.20 de Corea del Sur, busca reducir el margen de error arbitral y con ello, velar por la justicia deportiva.

No es perfecto, sí perfectible, pero está claro que es mejor tenerlo que seguir con discusiones absurdas en una era donde todos los deportes han procurado valerse de la tecnología para su desarrollo.

Ni siquiera es un cambio a las reglas del juego. Es un auxilio para la justa aplicación de las mismas.

Tras la primera fecha del citado mundial llovieron críticas hacia el nuevo sistema. Hoy, avanzado más de medio torneo, muchos callan y reconocen que quizás no debieron apresurarse a la hora de valorarlo.

Sucede que muchas de esas críticas fueron hechas en base a un desconocimiento absoluto de las normas que rigen el VAR, en particular, y reglas del juego en general, las cuales deben actuar de manera armonizada.

Para criticar con propiedad lo primera que hay que hacer es saber de qué se está hablando.

Visto de qué se trata, cuándo se aplica y quién lo aplica, cabe preguntarle a los críticos si les parece justa la sanción de este penal a favor de Barcelona.

Cuando vean que algo así podría pasarle al club de sus amores vuelvan y sigan leyendo.

EN QUÉ SITUACIONES SE APLICA

GOLES: Ayudará a determinar si se ha producido alguna infracción que impida conceder el gol (fuera de juego, faltas) o validarlo, tras comprobar que un balón ha traspasado 100% la línea de meta.

PENALES: Ya sea para revisar algo que generó dudas en el árbitro como para advertir a este de una infracción dentro del área que le pasó inadvertida.

TARJETAS ROJAS: Busca evitar decisiones erróneas ante infracciones conducentes a la expulsión de un jugador.

CONFUSIÓN DE IDENTIDAD: A los efectos de amonestar o expulsar al jugador que efectivamente haya cometido la infracción.

QUIÉN LO APLICA

Puede juzgarse una jugada a través del VAR ya sea: de oficio (por los árbitros de cabina ante una de las hipótesis previstas no percibida por el referee) o a pedido del propio árbitro, ante una incidencia que si bien pudo ser percibida, le generó dudas.

La decisión última será del árbitro principal quien sigue siendo la máxima autoridad dentro del campo de juego.

La idea es advertirle al árbitro la situación y este podrá, dar por buena la sugerencia del VAR o solicitar las imágenes para terminar resolviendo, según se percepción, en última instancia.

LOS PRIMEROS CASOS

EL primer día de competencia se dio la expulsión de un jugador argentino (Lautaro Martínez) por agresión a su rival. Algunos dijeron que fue algo exagerado; sobre esa calificación  nada tuvo que ver el VAR.

El VAR lo que hizo fue advertir sobre una conducta que prevé la regla 12 (“golpe en la cara sin disputarse el balón es roja a menos que la fuerza sea insignificante”) y que al árbitro pudo habérsele pasado por alto.

La imagen no dejó dudas. La disputa del balón estaba en el piso y el codazo en la cara no se puede decir que haya sido circunstancial ni con fuerza insignificante.

Penal a favor de Uruguay! Fue penal. Que haya 100 por partido y no se cobren no es problema del VAR sino del reglamento que los prevé y los árbitros que no los cobran.

El aluvión de críticas llegó ante este supuesto… “me pareció lento, qué pasaba si luego de esa jugada venía un gol de Italia en la recarga?”. Conociéndose el reglamento la duda no se plantearía.

El árbitro puede rever sus decisiones, siempre, hasta tanto el juego no se reinicie. Eso significa que si Italia convertía, hasta tanto Uruguay no moviera del medio, el gol podía ser anulado, volver a la jugada y ejecutarse el penal a favor de Uruguay.

Además, si lo que se busca es evitar injusticias, de otorgársele el gol a Italia habiéndose advertido previamente un penal en su contra, se estaría cometiendo una doble injusticia.

También hubo hasta el momento un par de incidencias donde pudimos haber “padecido” la aplicación del VAR.

Plancha de Schiapacasse contra Italia. Habiendo impactado contra el rival entiendo al menos debió advertírsele al árbitro para que este pudiera resolver.

Jugada de Bentancur que con tarjeta amarilla choca en el aire contra un jugador de Arabia Saudita. El árbitro rápidamente sacó la tarjeta y, creo yo, iba a amonestar a ambos jugadores; a Bentancur que por su vehemencia puso en riesgo el físico del adversario y al árabe por su inexplicable reacción tras la infracción.

Amonestó al asiático y se lo vio luego dialogando por el intercomunicador para finalmente no amonestar al uruguayo. ¿Por qué? Porque la jugada devenía en expulsión siendo una de las acciones revisables por el VAR.

De haberse tratado de una infracciones común o pasible de -primera- amarilla no correspondía la aplicación del VAR

LAS FRASES HECHAS

Llovieron comentarios en las redes respecto a que el VAR “le quita esencia al juego”, “la discusión es parte del fútbol” y este es un “deporte de contacto”.

mARADONA
Qué habría sido de la mano de Dios con el VAR

Las normas en cualquier deporte no son para quejarse sino para respetarse. Solo en el fútbol se permite desacreditar, agraviar y hasta empujar a quien imparte justicia.

A través de este sistema lo que se busca es evitar las injusticias, terminar con los agarrones y “avivadas”; menos circo, más fútbol!

El espíritu del juego no consiste en sacar ventajas extra deportivas.

Quien dice que el fútbol es un deporte de contacto debe saber que, según el reglamento, los mismos pueden estar permitidos o prohibidos y, en este caso, están penados.

El fútbol es una disciplina deportiva que tiene reglas claras que castigan determinados comportamientos (y contactos). El VAR no hace más que advertir sobre algunos de ellos.

Cambiar el razonamiento de gente que piensa así llevará tiempo. Han sido 50 años (en escalada) de ir protestando todo. A la larga será beneficioso no sólo para lo que suceda dentro de la cancha sino también afuera.

Eso de que “si no te gusta el roce y la discusión podés ver tenis” es otra frase basada en el desconocimiento. Ni en el tenis, ni en ningún deporte, se deja pasar por alto la discusión, falta de respeto o descrédito hacia el rival o la autoridad

Ojalá llegue día en que lleguemos a aplicar un código disciplinario similar al del rugby donde las decisiones de los árbitros son sagradas. Esos “cuerpitos” no se animan a hacer el más mínimo gesto a quien ha tomado una decisión porque, de arranque, tienen una sanción de 10mts, cuando no los mandan a “reflexionar” 10 minutos afuera.

“SE PARA EL JUEGO” – “SE PIERDE TIEMPO” – “ES LENTA LA RESOLUCIÓN”

Otras falacias que van perdiendo sustento a lo largo del certamen.

La mayoría arrancó pensando que el VAR funcionaba al grito, a pedido de un jugador o cuerpo técnico y que de esa forma el juego viviría parado. Van 40 partidos, unos 3600 minutos y no se llegó a 10 intervenciones del VAR.

Se hizo un escándalo porque en el partido de Uruguay – Italia se demoró casi 40 segundos en advertir sobre el penal!

Seguramente se avanzará sobre ello pero hay que tener en cuenta que son jugadas, en principio dudosas, donde hay que ver en tiempo real 2 o 3 repeticiones.

Es imposible que ello se genere en menos de 30 segundos. El apuro puede generar otra injusticia. Ninguna decisión ha demorado en advertirse más de un minuto!

Qué culpa tiene el VAR que en cualquier partido se jueguen 60 de los 90 minutos.

Por qué si cuando se cobra un penal se demoran 2 o 3 minutos para ejecutarlo, protesta mediante, a través del VAR parece lento hacerlo en menos tiempo.

Habrá que buscar la forma de jugar más, protestar y hacer menos tiempo, antes que buscar excusas en el VAR.

Es esqueante el tiempo que hace un golero que va ganando, un jugador que se tira fingiendo una lesión -justo cuando va ganando-, un Dt que hace cambios para hacer correr reloj o el jugador que se retira caminando.

“TIENE QUE LIMITARSE COMO OCURRE EN EL TENIS”

NO! el espíritu es evitar las injusticias y reducir el margen de error de los árbitros lo cual puede ocurrir 1, 2 o 10 veces por partido.

 “NO SE PUEDE IMPLEMENTAR EN TODOS LADOS”

Verso! El VAR se puede aplicar a distancia a través de sistema satelital.

Así, por ejemplo, en la AUF se podría montar un circuito para examinar los distintos partidos a través de las señales en vivo que emiten quienes tienen los derechos de televisión, tal como ocurre en la mayoría de los países del mundo.

Será cuestión de exigir, al momento de renovar esos derechos, más cámaras para tener más imágenes de las jugadas desde distintos ángulos.

Alcanzaría la designación de 2 árbitros de videos por partido y la compra de algunos equipos. Comparado con la fortuna que se gastó en cámaras de reconocimiento facial, que tampoco están en todas las canchas, no sería nada.

Tranquilos los mal pensados! El sistema tiene la propiedad intelectual de la FIFA y la decisión sobre las jugadas siempre es del árbitro; ninguna persona física ni jurídica –propietaria de derechos de TV- tendrá injerencia en el juego.

Y si Uruguay, cuasi amateur podría tenerlo, cualquiera podrá.

QUÉ LE FALTA AL VAR

En lo personal de momento entiendo que todos deberíamos escuchar, y así saber, qué es lo que se va a analizar.

Es decir, la primera comunicación que se realiza entre el referee y el árbitro de cabina ante la detención del juego. Esto no pasó en la incidencia de Bentancur con el jugador árabe, explicada más arriba. Eso evitaría todo tipo de suspicacias y cuestionamientos innecesarios.

Desde lo técnico el VAR requiere un par de ajustes. Una simulación o error arbitral que propicie una jugada (no revisable) de la cual llega un gol también debería revisarse.

Así, cuando se produce un gol producto de un tiro libre mal cobrado el mismo debería anularse.

Vean este ejemplo. Un córner no es una jugada revisable por el VAR. Pero un gol tras la ejecución del córner sí. Qué pasa si el córner fue mal cobrado? Nada! Lamentablemente allí se produce una justicia que este sistema procura evitar.

Por qué? Porque la ejecución del córner es una jugada distinta a la que lo motivó; entonces, si de esta nueva jugada llega un gol cuya convalidación genera alguna duda, la misma puede revisarse y el gol ser anulado.

En definitiva, un tiro libre mal cobrado del cual llega un gol debería ser una jugada revisable por el sistema VAR.

Entonces lo del principio.

Estamos ante una oportunidad única de cambiar muchos de los aspectos contaminantes del juego. El VAR es un extraordinario invento que llegó para quedarse en pos de la justicia en el juego.

Bienvenido!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑